Secularizados, mística y obispos

Nos visitaban los frailes. Vocación incipiente

14.12.17 | 11:24. Archivado en Secularizados de ambos sexos

Como la noticia de mi vocación corrió en seguida, frecuentemente los frailes llamaban a mi casa para tratar de convencerme de que fuera a su convento. De Alemania habían venido para fundar en Estella los frailes del Verbo Divino. El Padre Gaspar me hablaba así: - “Fíjate cuántas almas hay en las misiones que necesitan de nosotros. Todavía no conocen a Dios”. – “Sí, pero a mí no me gusta marcharme lejos de mis padres”. – “Mira, la vida es breve. El premio, eterno. Unos pocas años trabajando en este mundo, y el que salva un alma, tiene asegurada la suya”.

Mi madre lloraba al ver que me habían apuntado. Fui el primero de España que se inscribió en la lista de aspirantes. El segundo, mi amigo Pedro Mari. Todas las tardes bajábamos al convento, antigua granja que compraron los padres. Pero al fin, no ingresé… era otro mi destino.

>> Sigue...


Desde la infancia hemos sentido nuestra vocación

09.12.17 | 15:40. Archivado en Secularizados de ambos sexos

No necesito preguntarme cuándo comenzó mi vocación. Lo veo claro: siempre mi tendencia ha sido el sacerdocio. Desde mi más tierna infancia me ha llamado la atención la iglesia, las cosas relacionadas con Dios. Desde muy pequeño acudía en Oyón a Misa y al Rosario. Parece que estoy viendo ahora la custodia con la sagrada Hostia consagrada. Mi imaginación veía los ojos de Jesús en la Sagrada Forma. Mi hermano, todo formal, me decía al oído: "Fíjate bien, Josemari. Mira la Custodia, fíjate en la Santa Hostia. Mírala sin pestañear, mírala... verás los ojos de Dios." Yo miraba, miraba… y lograba, "ver" los ojos de Dios. Percibía unos ojos suavemente oscuros bajo las sombras amigas de unas cejas. Todo era muy hermoso. Mientras tanto los péndulos gemelos de mis piernecillas incensaban serenamente a la Majestad de Dios. No hay duda, aquí está Jesús.

Don José, el que me bautizó, también estaba en Oyón. Predicaba muy bien. Yo no entendía nada, pero me gustaba verle hablar en una capilla del fondo del templo. En ella se guardaban los pasos de la procesión de Semana Santa. Estaba yo calladito junto a mi hermana Concha que era catequista. Ni siquiera movía los pies. En los silencios se oía hasta el vuelo de una mosca. El predicador se emocionaba hablando de la Pasión de Jesús. Me parece que lloraba. Tenía aquel cura mucha fe. Yo quería ser como él.

>> Sigue...


Así comienza el libro:

04.12.17 | 11:15. Archivado en Secularizados de ambos sexos

Así comienza el libro “Mantenemos viva nuestra vocación sacerdotal":

He cumplido ochenta y un años. Soy sacerdote, pero no pertenezco al clero. Nuestras jerarquías desde hace varios siglos consideran que el sacerdote de rito latino ha de ser célibe. Por eso a quienes optamos por casarnos, nos excluyen de la lista. Pero siempre seguiremos con el carácter sacerdotal. Así es nuestra fe.

Había pedido a Dios con fervor, con mucha confianza, en los últimos años de mi carrera sacerdotal el don de la perseverancia en mi compromiso de celibato. Lo seguí pidiendo con súplica incesante en mis años de sacerdocio ministerial. Mi oración la hacía en estos tiempos, imitando a Jesús en el Huerto: “pronus in terra”. Dios escribe derecho con líneas torcidas. De una manera, inesperada por mí entonces, ha trazado el rumbo en mi vida.

>> Sigue...


Luchar contra el desengaño

02.12.17 | 11:04. Archivado en Secularizados de ambos sexos

Recordamos nuestros comienzos, hace ya casi cuarenta años. Nos reuníamos decenas de sacerdotes secularizados y nos animábamos mutuamente. Quisimos involucrar a los obispos en nuestras reivindicaciones eclesiales para que se llegara a reintegrar en el ministerio a los secularizados que lo pidieran. Hubo obispos que entendieron a la perfección nuestro raciocinio, porque seguimos siendo sacerdotes. Otros se taparon los oídos.

Nadie pudo hacer nada. Mientras tanto la Iglesia ha ido perdiendo vacaciones, la fe ha menguado, la práctica religiosa ha caído en picado. Nuestra jerarquía ha lanzado campañas y proyectos. Nadie ha puesto el dedo en la llaga. Cien mil sacerdotes secularizados en todo el mundo "en excedencia". Mientras tanto, donde en los años cincuenta estábamos quince sacerdotes, ahora uno solo. Así es la proporción.
La palabra "desengaño" está en nuestro pensamiento. Y es cierto. Desengaño total de personas. Ahora viene un papa que parece mostrar esperanza. Pero todavía no hay nada. Cuando el desengaño asoma en nuestras almas la fe en Dios – que no en las personas – nos llena de ilusión u de esperanza.

José María Lorenzo Amelibia
Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


Mi testimonio

29.11.17 | 13:12. Archivado en Secularizados de ambos sexos

Había pedido a Dios con fervor, con mucha fe y confianza, en los últimos años de mi carrera sacerdotal el don de la perseverancia en mi compromiso de celibato. Lo seguí pidiendo con súplica incesante en mis años de sacerdocio. Mi oración la hacía en estos tiempos, imitando a Jesús en el Huerto: “pronus in terra”.

Caí en profunda depresión e hice todos los posibles para continuar en el ministerio. Pero no pude. Salí del clero, como veremos en la narración. Y Dios – que me parecía no escuchó mi petición - me la ha concedido de una manera distinta: mantener y vivir mi vocación sacerdotal hasta mi ancianidad, celo de evangelizar y un intenso fervor hacia lo divino. Él sabe por qué.

He cumplido ochenta y tres años. Soy sacerdote, pero no pertenezco al clero. Nuestras jerarquías desde hace varios siglos consideran que el sacerdote de rito latino ha de ser célibe. Por eso a quienes optamos por casarnos, nos excluyen del clero. Pero siempre seguiremos con el carácter sacerdotal.
He conocido a muchísimos compañeros que, al igual que yo, han procurado vivir el sacramento del Orden que recibieron en su interior, y dentro de la normativa actual.

>> Sigue...


“Mantenemos nuestra vocación sacerdotal”.

24.11.17 | 11:07. Archivado en Secularizados de ambos sexos

Son numerosos los sacerdotes casados, con quienes he tratado y mantienen con fervor su vocación sacerdotal. Cuanto voy escribiendo durante mi vida podría ser la vivencia de la mayor parte de ellos, con las variantes personales de cada uno.

Dios escribe derecho con líneas torcidas. De una manera inesperada por mí ha trazado el rumbo en mi vida. Hoy me parecen providenciales todos los pasos que he dado. Sería feliz si quien leyera esta narración hiciera un acto de amor sincero a Dios. Este es mi testimonio de fe y el destino de mi vida. Con fecha 15 de septiembre del 2015 publiqué por Internet el libro “Mantenemos nuestra vocación sacerdotal”. He enviado centenares de copias. Si no lo tienes puedes pedírmelo a mistica@jet.es

>> Sigue...


Recordando a Milingo

19.11.17 | 11:03. Archivado en Secularizados de ambos sexos

De entrada no podemos admitir ni admitimos dentro de la Iglesia una actitud como la de Milingo que se enfrenta a la autoridad del Papa. No se puede aceptar en católico. En cuanto a la excomunión, tal vez haya sido la única solución que se le ha ocurrido al Papa, porque al consagrar Milingo obispos se enfrenta a un cisma.

Pero este acto pienso debe hacer reflexionar a la jerarquía de la Iglesia. La forma ha sido ilícita y casi grotesca, dada la manera de actuar de Milingo. Pero el fondo de la cuestión es real. Nuestra Iglesia católica se está quedando sin sacerdotes. Dentro de diez años el problema va a ser tremendo. Esperamos que, por el bien de todos, entren en diálogo nuestros jerarcas con los sectores eclesiales que propugnan la abolición de la ley del celibato tal y como ahora rige. Tal vez sería la solución: Primero, ordenar de sacerdote a los diáconos seglares que lo deseen.

>> Sigue...


Algo del siglo trece

09.11.17 | 11:06. Archivado en Secularizados de ambos sexos

Honorio III (1216- 27) restringió esta concesión al reservar al Romano Pontífice la dispensa.
Honorio III quitó los privilegios a los que recibían el matrimonio después de las órdenes. a. 1225 e impuso la separación de la esposa junto con la privación de beneficios. La nulidad de estos matrimonios ya había sido declarada. La ley estaba lejos de haber obtenido los resultados esperados. En el fondo no se trataba de decadencia del clero, sino de imposibilidad de instaurar satisfactoriamente la práctica del celibato.
Abusos de poder

El matrimonio es indisoluble. Esto es dogmático. ¿Por qué prohiben su uso? Es verdad que no se anuló el matrimonio. En todo caso hemos de hablar de abuso de poder. Lo mismo hemos de decir respecto a la prohibición del ministerio. Se hizo parcialmente inválido lo decretado por Dios: "Lo que Dios ha unido, el hombre no lo separe."
En estos siglos algunos llegaron a prohibir asistir a la misa de los sacerdotes casados.

José María Lorenzo Amelibia
Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


Pueblos sin misa…

04.11.17 | 11:12. Archivado en Secularizados de ambos sexos

En diversos lugares se está suscitando un clamor dentro de la Iglesia de España en torno a los pueblos en los que no se celebra Misa los domingos, sino una acción litúrgica con administración de la Comunión. Causa, la escasez de sacerdotes.

Jesús Fernández de las Heras da la solución con estas palabras: "Existen muchos sacerdotes dignos, y hasta celosos que han dejado el ministerio sacerdotal contrayendo matrimonio. De algunos he oído decir que ahora son más sacerdotes que antes. De seguro que buen número de ellos volvería al ministerio y a celebrar la Eucaristía si fueran dispensados [...] ¿Por qué no podría ordenarse en ciertas circunstancias a hombres solteros o casados que han dado prueba suficiente de aptitud para el sacerdocio?"

>> Sigue...


Polémica de la Encíclica sobre el celibato

10.10.17 | 11:10. Archivado en Secularizados de ambos sexos

En torno a la Sacerdotalis Caelibatus
Igualmente ocurre con la “intensa vida espiritual” (n. 75)
Intimidad con Cristo, sentido de Iglesia, conocimiento de la Palabra de Dios, eucaristía, liturgia, devoción “tierna e iluminada” a la Virgen... “fuentes de una auténtica vida espiritual, única que da solidísimo fundamento a la observancia de la sagrada virginidad”. Estas fuentes comunes y propias de todo cristiano para vivir su vocación humana, cristiana y eclesial, se las apropian al clero y sólo para “observar la sagrada virginidad”.

Clericalismo, desenfoque del celibato y del propio ministerio. El ministro de la Iglesia debe encontrar su espiritualidad espefícica en el amor pastoral (PO 14), cuya fuente es el Espíritu Santo. Él nos actuó en la “ordenación”, y sigue soldando lo más íntimo de nuestro ser cristiano con la raíz determinante de nuestro quehacer, el amor del Padre manifestado en Cristo Jesús. El Espíritu unifica y totaliza la vida ministerial con el regalo de su amor pastoral. El consuelo y el gozo en el cuidado pastoral es fruto del Espíritu.

>> Sigue...


“La controversia sobre el celibato” después del Vaticano II

05.10.17 | 12:01. Archivado en Secularizados de ambos sexos

(Comentarios a “Sacerdotalis Caelibatus”, de Pablo VI) de R. D. Rufo González
Una promesa innecesaria convertida en “oblación irrevocable”
Diez apartados (n. 73-82) dedica la encíclica a la pastoral del celibato en la “vida sacerdotal”:

Lo primero, dice, es tomar conciencia de que “la castidad no se adquiere de una vez para siempre, sino que es el resultado de una laboriosa conquista y de una afirmación cotidiana... El mundo actual da gran realce al valor positivo del amor en la relación entre los sexos, pero ha multiplicado también las dificultades y los riesgos en este campo... Es necesario... considerar... su condición de hombre expuesto al combate espiritual contra las seducciones de la carne en sí mismo y en el mundo... Hay que mantener más y mejor la irrevocable oblación, que compromete a una plena, leal y verdadera fidelidad” (n. 73).

>> Sigue...


Sentencia del Constitucional a un Secularizado

30.09.17 | 14:14. Archivado en Secularizados de ambos sexos

El Tribunal Constitucional (TC) rechazó ayer la demanda de amparo de un sacerdote murciano secularizado, que afirmaba haber sido despedido como profesor de Religión católica por hacer público su apoyo al Movimiento Pro celibato Opcional.

El demandante fue ordenado sacerdote en 1961 y en 1984 pidió la dispensa, que le fue concedida en 1997. En 1985 había contraído matrimonio civil, del cual nacieron cinco hijos. Desde octubre de 1991, a propuesta del obispo de Cartagena, fue contratado como profesor de Religión católica. La situación cambió cuando el secularizado «hizo exhibición pública de su condición de casado y padre», y apareció en un diario local demandando «un celibato opcional y una Iglesia democrática y no teocrática en la que los seglares participen en la elección de su párroco y de su obispo».

>> Sigue...


Domingo, 17 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031