Secularizados, mística y obispos

SIN PRISAS Y GENEROSOS

13.08.18 | 11:24. Archivado en Enfermos y debilidad

Mi amigo Genaro siempre estaba inquieto. Me decía que afortunadamente habían pasado los tiempos en que nuestras madres consumían las horas haciendo punto, sentadas en un banco a la sombra de la casa. No comparto la opinión de mi amigo Genaro. Él, haciendo honor a sus "creencias" siempre estaba con prisa; quería llegar a todo, pero el mismo estrés lo paralizaba. No sabía disfrutar de la dicha del encuentro de la amistad. Mientras todos conversábamos tranquilos, regustando el momento presente, él hablaba de lo que tenía que hacer el próximo año.

La vida serena, sin prisas, el momento presente son fuentes de salud y de felicidad. Hoy muchas personas enfermas de estrés. Viven, sin culpa por su parte, prisioneros de los objetivos que el jefe les impone, y no consiguen sobreponerse a cierta angustia vital. Ni siquiera consiguen dar algo de su tiempo para confraternizar con los amigos de siempre. Hay demasiada vaciedad, aunque nos creemos llenos, y se vive en la periferia, en desasosiego y en una actividad frenética. Es preciso pensar que con nuestro trabajo algunos pueden ser un poco más felices.

>> Sigue...


CUANDO LA SOLEDAD SE AGUDIZA

08.08.18 | 11:33. Archivado en Enfermos y debilidad

En mi juventud me parecía que la soledad era agradable. Para cuantos sienten el amor de Dios - pensaba -, entrar "más adentro en la espesura" con San Juan de la Cruz, se les antojaría como algo muy romántico, muy bello. Pero después la realidad es distinta. Hace falta estar preparado para la "clausura". De hecho, en nuestra sociedad, se la teme. Y es que pocos gozan de una vocación de eremita.

Desde hace algunos años preocupa la soledad en un sector de mujeres y hombres de entre 45 y 55 años: la viudez, el divorcio, el no haber encontrado a alguien para compartir su vida, amarga profundamente su existencia. En ocasiones, sobre todo en el elemento femenino, se desemboca en la anorexia, y mantienen la misma conducta que las adolescentes. Piensan que dejando de comer será posible recuperar la figura ideal que lucieron en otro tiempo, y todo puede cambiar.

El psiquiatra Vicente Turón decía en una charla sobre anorexia y bulimia: "Por suerte, la sociedad disfruta hoy de mucha información sobre estas enfermedades. Algunas mujeres maduras padecen la misma conducta anoréxica que las chicas de dieciséis a veinte años. Pero hay que tener cuidado, porque no todas las afectadas logran superar la enfermedad. Incluso la mortalidad se acerca al veinte por ciento, y en más de un treinta la afección se convierte en trastorno crónico".

>> Sigue...


GESTOS AMOROSOS Y FRUSTRACIONES

03.08.18 | 11:25. Archivado en Enfermos y debilidad

Con el amor y el reconocimiento de los padres, hemos ido aprendiendo a renunciar a las satisfacciones directas encontradas en los primeros objetos amorosos. ¡Cuánto nos costó ir a la escuela, pero nuestros padres nos convencieron! Así empezamos a aceptar las pequeñas frustraciones y a esperar la hora de obtener gratificaciones más perfectas. Pero esta educación no siempre se consigue como algo recibido. Podemos también fomentarla en nosotros mismos en la edad adulta y ayudar a nuestros hijos o educandos a conseguirla. Por eso qué importante es haber recibido una educación integral.

Pero no escribimos para lamentarnos de nuestras carencias, sino para superarlas y ayudar a otros a que no caigan donde nosotros hemos tropezado. Es preciso aprender a aceptar las frustraciones con vistas a un bien mayor. A veces desde la infancia podemos llevar con nosotros una sensación constante de frustración, una especie de afasia para mostrar nuestros sentimientos o una indefinida timidez.

Coloquialmente entendemos por frustración la imposibilidad de poseer aquello que hemos deseado con ardor. Todas las personas hemos sufrido estos pequeños traumas; pero a muchos les han marcado en el fondo de su ser. Los intervalos de presencia y ausencia de la madre suponen en el bebé un pequeño y constante trauma. Para que todo sea beneficioso es preciso poder soportar estas reiteradas carencias. Y si desde pequeños disponemos de suficientes recursos, encontramos satisfacciones sustitutivas.

>> Sigue...


EL RENCOR, UN PROBLEMA PATOLÓGICO

29.07.18 | 11:36. Archivado en Enfermos y debilidad

Un prestigioso padre predicador nos decía: "No seáis rencorosos. No os entretengáis pensando en los males que os han causado; perdonadlos e incluso procurad olvidar. Mientras el ofendido da vueltas al mal que ha recibido, el ofensor duerme a pierna suelta". Así suele ser. El diccionario define el rencor como un resentimiento arraigado y tenaz. Aun en el caso de que el sujeto que lo padece haya renunciado a la venganza, mientras le da vueltas al problema lo adhiere más y más en su ánimo, y se priva de una felicidad duradera.

El sentimiento de haber padecido una injusticia arraiga de tal manera en algunas mentes que apenas pueden prescindir de él. Se agarra al alma con fuerza de verdadera obsesión. Con relativa frecuencia coloca al sujeto en una situación casi alucinatoria. Y si está dominado por una soberbia narcisista, puede llegar a ser inmisericorde. El deseo de venganza contra el atacante a nuestro "yo" con frecuencia es de tal magnitud que constituye el "ideal negro" de una vida entera. Se ve la persona que lo padece como derrotada, como desnuda ante el mundo, y resulta ya imposible volver a la paz interior. Solo llegaría la calma tras una venganza imposible, porque debiera ser tan enorme que lograra borrar la derrota del pasado.

>> Sigue...


LA SEÑORA QUE ESCRIBÍA CARTAS A RAMÓN SAMPEDRO

14.07.18 | 15:11. Archivado en Enfermos y debilidad

Todos conocen el trágico suicidio de Ramón Sampedro, pero muchos ignoran el caso de la mujer que le escribía cartas para disuadirle de que cometiera aquel acto contra la ley de Dios. Se llama Olga Bejano y también es tetrapléjica como Ramón, aunque su estado es aún más duro.

Olga recibe las visitas sentada en una silla de ruedas, de espaldas a la ventana. Permanece siempre conectada a un respirador que llena de aire sus pulmones. Su enfermera le levanta el párpado del ojo derecho, para que pueda ver al visitante. Ha perdido la movilidad de todo el cuerpo. Para comunicarse Olga escribe de una manera muy curiosa, merced a un abecedario que solo su enfermera sabe descifrar; aprieta levemente con dos dedos de su mano derecha un rotulador especial, y traza unos signos ininteligibles para nosotros.

A los trece años operaron a Olga de apendicitis y desde entonces, a causa de problemas de la anestesia, comenzó su calvario. Ahora tiene cuarenta y cuatro. Y escribe de sí misma con esos signos especiales : “Estoy paralizada de la cabeza a los pies; apenas veo; no puedo hablar. Me alimento y respiro de manera artificial. Padezco una enfermedad degenerativa, producida al parecer por un componente del curare que se utilizaba en la anestesia de los años setenta”.

>> Sigue...


ELEGIR NUESTROS REMEDIOS

09.07.18 | 11:25. Archivado en Enfermos y debilidad

Espigando en revistas y periódicos, hemos hallado decenas de estrategias para crear la propia salud o para sanar nuestras enfermedades. Han pasado los tiempos de los viejos curanderos, personas llenas de sabiduría popular que han ayudado a nuestros mayores, cuando los médicos no acertaban. Y de una manera científica se nos ofrecen hoy medios alternativos sanitarios. Con frecuencia nos quedamos perplejos cuando algún amigo afirma haber mejorado de males que afligían su cuerpo o su espíritu.

La homeopatía está hoy ganando muchos adeptos. Es un sistema, por decirlo de alguna manera, contrario a la medicina tradicional. Para sanar de nuestras enfermedades existen dos caminos: administrar remedios contrarios a los síntomas, o medicinas en pequeñas dosis que provoquen esos mismos síntomas; así el organismo reacciona y lucha con medios parecidos a los provocadores del mal. Un poco semejante a las vacunas. Para ello es necesario un buen profesional de la salud, que nos pueda garantizar los conocimientos adecuados para tratarnos.

>> Sigue...


NIÑOS HIPERACTIVOS

04.07.18 | 11:03. Archivado en Enfermos y debilidad

"Mi hijo no atiende, muchas veces ni te contesta cuando le hablas, siempre está enredando, no para, vienen quejas continuas de él desde el colegio, incluso resulta agresivo". Es el lamento de muchos padres. Se trata de una verdadera enfermedad: "Trastorno por déficit de atención con hiperactividad" el TDAH. Es una dolencia que radica en el cerebro, en el área encargada de la atención y movimiento. Muchas personas la desconocen y atribuyen el comportamiento de estos muchachos a falta de educación o a maldad de ellos mismos. Nada más lejos de tal sospecha.

Estos muchachos son problemáticos para aprender, pero eso no quiere decir que sean cortos de inteligencia: los hay muy listos, incluso por encima de la media de la clase, pero fracasan con frecuencia en sus estudios primarios. Hoy está muy estudiada esta deficiencia que suele comenzar hacia los tres años de edad y acaba por superarse con una buena terapia educativa en la adolescencia. La sufren alrededor del seis por ciento de los niños y con más frecuencia los varones: por cada ocho niños, una sola niña.

Es preciso involucrarse en la educación de ellos no solo por parte de los profesores y personas especializadas. También por parte de los padres y abuelos. No rasgarse las vestiduras por su conducta negativa y desafiante, sino envolverlos en cariño, pero no ser condescendientes con su forma de obrar, sino firmes. Es preciso armarse de paciencia porque su actuación con mucha frecuencia es agresiva. Discuten, molestan, parecen incluso vengativos y rompen las cosas de su uso personal.

>> Sigue...


FUE A VIDA O MUERTE

29.06.18 | 11:14. Archivado en Enfermos y debilidad

La patología del corazón con frecuencia es ambigua y solapada. Así fue en mi caso. Los síntomas eran tan sutiles que yo los confundía con una ligera molestia de estómago. Ha pasado más un año desde que me sucedió. Me dijeron que reponerme de la grave operación y de sus secuelas y complicaciones costaría este tiempo, y no se equivocaron. Nunca pensaba en mi corazón, a pesar de que varios amigos míos habían sufrido el zarpazo de esta enfermedad, y mi padre se nos fue de repente por esta misma causa. No sospechaba siquiera por mi fatiga al subir las escaleras los últimos meses; me parecía rara, pero no la relacionaba con nuestro órgano más apreciado. Seguí subiendo al monte - eso sí, no a grandes alturas y con paso moderado - hasta la misma víspera del ramalazo. Cuando menos pensamos, nos puede llegar el fin de nuestra estancia aquí.

Fue la operación a vida o muerte, y más casi a esta última; y no me entretengo en explicar pormenores; pero aquí estoy ya casi repuesto y con muchas ganas de permanecer de continuo en el tajo. Ahora dispongo de más tiempo para dedicarme a mis aficiones de toda la vida. Me han venido unas ganas enormes de cultura espiritual; de saber mucho de las cosas de Dios. Temas más propios de la juventud del seminario o sacerdotal me interesan sobremanera: el Diccionario de Sagrada Escritura, el de Teología Fundamental, varios miles de páginas con los que disfruto infinito y nutren mi alma, como anticipo de lo maravillosa que ha de ser nuestra estancia con el Señor por siempre en sus moradas.

>> Sigue...


CUANDO NOS RONDA EL ALZHEIMER

24.06.18 | 11:34. Archivado en Enfermos y debilidad

El tema del Alzheimer nos trae a todos un poco de cabeza. Varios amigos míos resuelven a diario uno o dos crucigramas, convencidos de que se trata de un remedio maravilloso para prevenir esta enfermedad. Pienso que tienen razón. Todo cuanto sirva para ejercitar nuestro entendimiento y nuestra memoria es un buen antídoto.

Tuve la oportunidad de escuchar una de las charlas que con frecuencia imparte el geriatra veterano Iñaki Artaza. Trabaja desde la década de los ochenta en la curación de enfermedades de la edad avanzada. Afirmaba que las demencias afectan cada vez más a personas mayores, y que el Alzheimer ocupa el cincuenta por ciento. Es alto el porcentaje de los aquejados por estos males: alrededor del seis por ciento de los mayores de sesenta y cinco años, y el treinta por ciento de los que sobrepasan los ochenta. Se nota de una manera especial por el trastorno de la memoria y del lenguaje cuando son muy pronunciados.

He tenido la suerte, en los numerosos casos que voy conociendo, de constatar que casi todos eran personas muy serenas y con buen carácter. Todos ellos estaban acogidos por sus familiares con ternura y veneración.

>> Sigue...


ENFERMO Y EN VERANO

23.06.18 | 11:36. Archivado en Enfermos y debilidad, Espiritualidad - Mística

Todos los años de tu vida habías ansiado el mes de julio; el más bonito del año para ti: el descanso estival, después del trabajo arduo en la viña del Señor.

Este verano es distinto. Te has despedido de las montañas y de los ríos; de las piscinas y de las playas. Tu mirada contempla los campos maduros desde la ventana de la clínica, o lee algún libro para llenar las horas. Ahora, enfermo. Cuando bulle la vida a tu alrededor.

Y asoman a tu mente las preguntas llenas de angustia: ¿Qué puedo hacer ahora? ¿Para qué serviré en adelante? ¿Habré de resignarme como carga inútil?

Pero enseguida escuchas una respuesta en tu interior: ¡Cuántas veces lo habías sugerido a otros! Jesús en su pasión aguantó los tormentos y murió ahogado en el suplicio de la cruz. Y así nos redimió. Su oración en la agonía no se mantuvo adornada de consuelos; pero sí entregó al Padre su destino en esperanza.

>> Sigue...


UNA VOZ INTERIOR: CONFÍA

19.06.18 | 11:21. Archivado en Enfermos y debilidad

En un momento dado puedes oír una voz interior que te dice: “Confía”. Tal vez la hayas escuchado en más de una ocasión y te ha dado aliento. Tal vez llegues a oírla: no la desprecies; atiéndela como lo hizo María Luisa Lozano, una mujer joven, soltera y sin hijos. Es profesora de marketing y disfruta de otros títulos y ejerce numerosas actividades.
Cuando tenía treinta y seis años, llevaba más de quince sin religión ni creencias, y entonces redescubrió al Dios a quien hasta su juventud había amado. Había caído enferma como consecuencia de mucho estrés y conflicto interior; pero su mal no era tan sólo de tipo psicológico: su hígado no filtraba bien y permaneció en baja laboral durante varios meses. Dispuso entonces de mucho tiempo para pensar y se dio cuenta de que hacía años que no le gustaba el ritmo de vida que se había impuesto. Su tristeza era grande; cayó en depresión, pero en un momento de gracia de Dios se volvió a Él y le dijo: “Yo, Padre, dejo mi vida en tus manos, porque no la sé dirigir; y lo hecho hasta ahora no me satisface”.

No se trataba de una emoción pasajera: María Luisa oía un día y otro en su interior: “Confía, hija, confía”. Y escribía después: “Estas tres palabras contenían una fuerza y un amor que me dieron una gran paz, y el llanto paró y me fui sintiendo más calmada. Mi vida cambió por completo y necesitaba encontrarme de verdad con Jesucristo. Si alguien me pregunta, “¿Qué sientes?” Yo le diría: “Mucha paz, mucho amor y como si estuviera envuelta en una luz blanca””.
¡Qué bueno es Dios! Cuántas personas deben su conversión, su felicidad, el rumbo nuevo y venturoso de su vida a una enfermedad providencia! ¡Y... a simple vista nos parecía una desgracia!

>> Sigue...


EL PADRE DAMIÁN

14.06.18 | 11:24. Archivado en Enfermos y debilidad

En los años cuarenta todavía la lepra era una enfermedad incurable. Recuerdo que en la catequesis nos explicaban el heroísmo de una maestra joven, comparable con el Padre Damián, porque marchó a la leprosería de Fontilles.

Y ¡cuánto han tardado en beatificar a aquel hombre de Dios! Fue estrella luminosa para nuestra juventud de la primera mitad del siglo XX; modelo de vida consagrada a los enfermos. A los cuarenta y nueve años entregaba su alma al Señor y pocas semanas antes pronunciaba estas palabras: "Sin la presencia continua del Divino Maestro en el altar de mis pobres capillas, jamás hubiera podido perseverar compartiendo mi destino con los leprosos. Por ser la santa Comunión el pan de todos los días del sacerdote, me siento feliz".

Es preciso insistir entre sanos y enfermos en la felicidad de la Eucaristía. A veces me da la impresión de que para muchos creyentes y practicantes se ha convertido en una rutina. Y la comunión del Señor Jesús vivo, el amigo, el Amor de los Amores, el Pan de los Fuertes, es la gran felicidad en medio de nuestras pruebas. ¡Señor, aumenta nuestra fe eucarística! ¡Para el padre Damián, misionero y leproso entre los leprosos, la gran felicidad!

>> Sigue...


Viernes, 17 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031