Secularizados, mística y obispos

¿PUEDEN ORAR LOS ENFERMOS?

08.08.17 | 11:33. Archivado en Enfermos y debilidad

Todos los años nos insistían en Ejercicios Espirituales en el propósito de practicar la oración mental a diario. Y la verdad es que los compañeros ejercitantes hemos procurado cumplir esta santa decisión. Pero añadían nuestros antiguos ejercitadores: “San Ignacio de Loyola solía dispensar de la oración mental en tiempo de enfermedad, aunque nunca se debe omitir el examen de conciencia”.

He comprendido por experiencia propia lo difícil y casi imposible que resulta la oración tradicional cuando se está envuelto en fiebre o en dolores. ¡Contento con poder unirse con el Señor por medio de jaculatorias! En épocas de gran debilidad física, la mente no suele desenvolverse bien en estos temas.

Pero conocemos casos de personas muy santas para quienes ni siquiera el tiempo de enfermedad obstaculiza su relación íntima con Dios. San francisco de Asís sufrió en la última etapa de su vida tremendas dolencias. Una aguda conjuntivitis atormentaba sus ojos; su hígado estaba deshecho; su cuerpo podía considerarse como una piltrafa.

>> Sigue...


VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

03.08.17 | 11:31. Archivado en Enfermos y debilidad

Los muertos en atentado son las primeras víctimas y sin remedio. Pero junto a ellos quedan centenares y millares de personas traumatizadas, heridas, mutiladas y con enfermedades mentales a veces de difícil curación. ¡Si pudiéramos hacer algo por ellas! La generosidad de la gente hacia las víctimas cruentas o incruentas del terror es casi unánime. Todos deseamos ayudar de alguna manera. ¿Pero cómo conseguir la sanación psicológica?

Más de quinientos maquinistas mueven cada día los trenes de cercanías en Madrid. Antonio, un sevillano de 43 años, dejó de ser el 11 de marzo del 2004 una silueta en la ventanilla de la locomotora. Aquella mañana salió del anonimato. Él decía un año más tarde: “Los que nos hemos visto involucrados en aquello y estamos contándolo somos afortunados. Podíamos haber muerto”. En apariencia ha vencido casi aquel trauma, pero le ha costado mucho. “Fíjate – dice – la cantidad de trenes que pasan a lo largo de la mañana. Nos pilló a nosotros. Fue una ruleta”. Fueron 69 los muertos en aquel servicio conducido por Antonio, y muchos todavía están sufriendo las secuelas de aquella jornada. Antonio nos dice cómo pudo él curarse: “Me sometí a lo que los psicólogos llaman “implosión”: volver al lugar donde sucedió la tragedia para doblegar el miedo. Temía no poder estar en aquel lugar, pero había que regresar al trabajo. Gracias a los médicos y a mi familia pude hacerlo”.

>> Sigue...


MUCHOS CREADORES ENFERMOS

29.07.17 | 11:35. Archivado en Enfermos y debilidad

Ser rico, listo, guapo, buen deportista, triunfador. Parece el no va más de esta vida; la aspiración de todos los humanos. Pero a mí me da qué prensar y no sé si será tan buena suerte.

José Guimón es catedrático de psiquiatría. En una conferencia afirmaba : “Existe una relación entre la depresión y la manifestación artística. Es evidente que crear exige un cierto grado de frustración”.

Conocemos el caso de varios pintores famosos impresionistas que nunca hubieran llegado al cenit del arte sin ciertas taras de tipo psicológico e incluso fisiológico. Basta recordar a Lautrec y a Van Gogh. Parece ser que los genes que provocan la angustia dan lugar a una especie de vibración en el sistema nervioso que impulsa al artista a proyectarse en la obra.

>> Sigue...


HAY MINUSVÁLIDOS FELICES

24.07.17 | 15:25. Archivado en Enfermos y debilidad

Me gustó mucho la noticia de un consejo de ministros no muy lejano: habían decidido reservar el 5% de las plazas de funcionarios para discapacitados. Además, con una particularidad: si no se adjudicaban algunas de las plazas, se sumarían las que faltaban a la convocatoria siguiente. La sensibilidad de nuestra sociedad está apostando claramente a favor de estas personas que en épocas pasadas han sido marginadas.

Me da alegría cuando veo a un hombre o a una mujer que desde una silla de ruedas gobierna, dirige o toma decisiones de importancia y goza del respeto de toda la sociedad.
Van cambiando los tiempos – a mejor por supuesto – de aquellos años tristes en que veíamos a un grupo de niños tirar piedras contra un mendigo minusválido.

>> Sigue...


UN SONETO CASI OLVIDADO

19.07.17 | 11:29. Archivado en Enfermos y debilidad

En mis tiempos de estudiante Pemán era el líder de los literatos católicos. ¿Quién no recuerda “El Divino Impaciente”? Hoy este autor insigne ha quedado en la penumbra. Y, aun muchos de los que lo recuerdan con cariño, desconocen el soneto – para mí sublime en su profunda espiritualidad – titulado “Yo no quiero morir”.

Yo no quiero morir: porque la muerte
Con mi vida acabará mis dolores;
Y no quiero, Señor, que mis amores
No tengan ya dolores que ofrecerte.
Yo no quiero morir: porque ese día
Terminará esta lucha que ahora peno,
Y yo aspiro a la gloria de ser bueno
Cuando puedo ser malo todavía.
Quiero la vida, sí, por emplearla
En lo único que puedo ennoblecerla,
¡Por ponerla, Señor, a tu servicio!
¡Por el goce interior de despreciarla!,
¡Por la gloria sublime de ofrecerla
Como Tú la ofreciste, en sacrificio!

>> Sigue...


EL EJEMPLO DE MUCHAS MONJAS

14.07.17 | 11:18. Archivado en Enfermos y debilidad

Podría escribirse libros por decenas contando anécdotas u admirables ejemplos heroicos de monjas. Leí hace poco en el “Nuevo año cristiano” la semblanza de una monja navarra que en el siglo se llamó Felisa Pérez de Iriarte. Había nacido en Eslava y vivió su niñez en Tafalla. Se hizo monja dominica en Daroca.

¿Qué pensaba ella de este mundo? Lo dejó reflejado en los apuntes de unos Ejercicios Espirituales: “Hay quien pasa toda su existencia hablando mal de la vida, y a esto no hay derecho, porque no es verdad. La vida es amarga, pero hay en ella gozos capaces de endulzar todas las amarguras, y esa dulzura es el Señor. La existencia humana es lucha, es trabajo y es dolor. Pero hay algo que convierte el trabajo en placer y la lucha en paz. Y algo que hace que el dolor no sea cruz, sino felicidad. Ese algo es Él, Dios, Cristo”. A Él Felisa consagró su vida.

Vivió esta mujer oculta en sus quehaceres, siempre responsable. Ocupó en el convento los cargos de portera, secretaria de la priora, tornera... y por fin superiora del monasterio de Olmedo.

>> Sigue...


MANUEL APARICI

09.07.17 | 11:24. Archivado en Enfermos y debilidad

Este hombre de Dios había escrito: "El que no ve en el sufrimiento del hombre el sufrimiento de Cristo, no ve a Cristo". A Manuel Aparici el corazón no le cabía en el cuerpo. Era un genio de la vida cristiana. Es uno de lo seglares y sacerdotes más distinguidos en la tarea apostólica del siglo XX. Quienes pasan de los sesenta y cinco años lo recordarán siempre como un volcán de celo cristiano.

Era muy inteligente, pero no tuvo paciencia para terminar la carrera de Derecho y se presentó a oposiciones del Cuerpo Técnico de Aduanas. A los diecinueve años destaca ya en este sector. Pero a él lo que de verdad le importa es el Reino de Dios.

Durante nueve años es presidente nacional de la juventud de Acción Católica española. Da tal empuje y vitalidad a esta obra apostólica que en aquella época pasan de veinte mil a cien mil el número de afiliados.

>> Sigue...


EL PADRE DAMIÁN

29.06.17 | 11:18. Archivado en Enfermos y debilidad

En los años cuarenta todavía la lepra era una enfermedad incurable. Recuerdo que en la catequesis nos explicaban el heroísmo de una maestra joven, comparable con el Padre Damián, porque marchó a la leprosería de Fontilles.

Y ¡cuánto han tardado en beatificar a aquel hombre de Dios! Fue estrella luminosa para nuestra juventud de la primera mitad del siglo XX; modelo de vida consagrada a los enfermos. A los cuarenta y nueve años entregaba su alma al Señor y pocas semanas antes pronunciaba estas palabras: "Sin la presencia continua del Divino Maestro en el altar de mis pobres capillas, jamás hubiera podido perseverar compartiendo mi destino con los leprosos. Por ser la santa Comunión el pan de todos los días del sacerdote, me siento feliz".

Es preciso insistir entre sanos y enfermos en la felicidad de la Eucaristía. A veces me da la impresión de que para muchos creyentes y practicantes se ha convertido en una rutina. Y la comunión del Señor Jesús vivo, el amigo, el Amor de los Amores, el Pan de los Fuertes, es la gran felicidad en medio de nuestras pruebas. ¡Señor, aumenta nuestra fe eucarística! ¡Para el padre Damián, misionero y leproso entre los leprosos, la gran felicidad!

>> Sigue...


LA LÓGICA DE LA FE

24.06.17 | 15:25. Archivado en Enfermos y debilidad

Me duele constatar los difícil que resulta vivir a tope nuestra fe. Y sin embargo tenía que ser pura lógica de cuantos nos llamamos creyentes. Porque Dios está siempre junto a nosotros para ayudarnos. Es una realidad.

Me ha estimulado mucho para animarme y animar a otros a vivir la fe con lógica, el ejemplo de María Teresa González – Quevedo; una chica que tan solo vivió veinte años.

Era muy guapa y muy alegre y atraía el interés de los chicos impresionados por su belleza. Reían y cantaban con ella. Pero – afirmaba uno de aquellos chavales -: “Jamás se nos ocurrió atravesar la frontera de una sana amistad, porque veíamos en Teresita algo indefinible que invitaba al respeto y cierta veneración”.

Nuestra María Teresa quería ser monja para hacerse misionera. Y sobre todo deseaba desde niña pertenecer a Jesús. Ya se lo había prometido por escrito a los diez años: “He decidido ser santa”. Y a la Virgen María le decía: “Madre mía, que quien me mire te vea”.

>> Sigue...


EZEQUIEL MORENO

19.06.17 | 11:02. Archivado en Enfermos y debilidad

Ezequiel Moreno es un santo casi navarro y de primera magnitud. Fue agustino y obispo; nació el Alfaro en 1848, y su cuerpo descansa en Monteagudo donde murió a comienzos del siglo XX.

Fue misionero y formador de misioneros, amante de la catequesis, de los enfermos, hombre muy espiritual toda su vida, y restaurador de agustinos recoletos en Colombia. Fue obispo de Pasto los diez últimos años de su vida. Muy consciente de su responsabilidad de pastor llegaba hasta las regiones más inhóspitas de su extensa diócesis, casi un tercio de España. En las visitas a las parroquias le gustaba tomar parte en las catequesis sentado, con frecuencia en el mismo suelo. Otras veces las dirigía él mismo en la calle, apoyado en el tronco de un árbol. Visitaba de continuo hospitales y orfanatos, y también la cárcel. Todos los años hacía Ejercicios Espirituales junto a sus curas.

Ezequiel no fue mártir en el sentido estricto de la palabra, pero sufrió tanto como los mártires. No es nuestro propósito hacer apología del dolor; sí, mostrar personas de nuestra misma carne que han sabido afrontar la enfermedad con fortaleza y amor a Dios y a las almas. Todos luchamos contra el sufrimiento; también Jesús lo hizo; pero todos hemos de padecer en esta vida; y es preciso aprender esta difícil labor, de personas que nos han precedido y enseñado a caminar por estos senderos tortuosos.

>> Sigue...


PILAR IZQUIERDO, JOB DEL SIGLO XX

14.06.17 | 11:16. Archivado en Enfermos y debilidad

Pocas personas han sido probadas en esta vida como Pilar Izquierdo. Ella brillará siempre en la Historia de la Iglesia como Job del siglo XX. Con una diferencia: el santo de la paciencia recobró todo cuanto había perdido, en esta vida. María Pilar, en el Cielo. Mayor fue, pues, su mérito. Su lema era: “Amar y sufrir por la salvación de las almas”.

Desde muy niña se distinguió por el amor a la Eucaristía, a la Virgen María y a los pobres, siendo ella además siempre pobre. Aprendió en su juventud el oficio de alpargatera y a trabajar el cuero. Y también aprendió a sufrir toda clase de enfermedades. A sus 23 años aparecieron por su cabeza y después por todo su cuerpo una serie de tumores. Dolores de cabeza y postración general fueron la secuela de estos males. ¡Casi once años le duró este terrible viacrucis! Jesús en la Eucaristía era su fuerza y su refugio. Comprendió mejor que nadie el gran valor redentor del sufrimiento. Su vocación podía resumirse en estas palabras: “Amar y sufrir por la salvación de las almas”. Incluso llegó a desear más dolor para ser más eficaz algún día en el Reino de Dios.

>> Sigue...


NO NOS PREOCUPA LA SALUD

04.06.17 | 11:10. Archivado en Enfermos y debilidad

¿Quién estará más solo: un preso, un obispo o un enfermo? No es fácil responder. Yo no tengo la experiencia del preso ni del obispo; sí la del enfermo. Y cuando uno se enfrenta a la operación quirúrgica grave, y más aún a la muerte, por muy acompañado que se encuentre, la soledad es tremenda.

Me decía un amigo, cura muy santo que él nunca se encontraba solo; que siempre notaba junto a sí la presencia de Jesús, de Aquél que por la mañana se había reclinado en sus manos y había sido alimento de su alma. Pero yo creo que la soledad, sobre todo en momentos puntuales, arraiga en nuestro ser como tributo que paganos a la propia individualidad. ¡Momentos de separación de los seres queridos o de costumbres muy arraigadas...

Tenemos una gran suerte los creyentes de poder mirar a Jesús, nuestro Maestro. También Él hubo de dejar su casa, sus costumbres, a su madre querida. Y vivió en la mayor pobreza. Ni siquiera tenía una madriguera como las bestias de la tierra. Se encontró muy solo en numerosas ocasiones. Solo sobre todo en Getsemaní, cuando dormían muy tranquilos sus amigos; solo para enfrentarse con una sentencia de muerte; solo en la cruz, abandonado del Padre.

>> Sigue...


Jueves, 17 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031