Secularizados, mística y obispos

VISITA A ENFERMOS EN TIEMPOS LEJANOS

09.02.18 | 11:05. Archivado en Enfermos y debilidad

Cuando era joven me gustaba hablar con sacerdotes mayores. Ellos me ayudaron a madurar en la fe. Recuerdo algo de una conversación, mientras en una tarde suave de verano acompañaba a mi párroco a visitar enfermos.

Me decía. “Qué complicado dar una explicación humana del fenómeno de la enfermedad. En el antiguo Oriente se la miraba como una plaga enviada por los dioses, irritados por las faltas de los hombres. La gente practicaba magias para calmar a las divinidades”. Y añadía: “Tú y yo gozamos ahora de salud y plenitud de fuerza. Pero enseguida vamos a visitar al primer paciente: apenas nos va a ver. Se encuentra escuálido, pero estoy seguro de que nosotros le daremos una alegría. Háblale con suavidad”.

>> Sigue...


Un regalo de Dios. Puntos de meditación 9-2-18

09.02.18 | 05:01. Archivado en Espirtualidad mística

1.- La fe es un regalo de Dios, un don sobrenatural. Agradezco este regalo y pido al Señor servirle con una fe llena de emoción; que llegue dar ejemplo a otros.

2.- Para poder creer es necesaria la gracia de Dios. Yo pido al Señor esa gracia de una manera constante.

3.- Dios ilumina nuestro entendimiento y atrae nuestra voluntad para ayudar a nuestra decisión a creer.

4.- La fe es una decisión personal y libre, pues ni los argumentos arrastran, ni tampoco la gracia de Dios. Ayúdame a decidirme, Señor.

5.- La fe es entrega del entendimiento de la voluntad. Me entrego, Señor.

>> Sigue...


PADRE

08.02.18 | 11:15. Archivado en Espirtualidad mística

El miedo encogía mi persona. Me hablaban de las penas del infierno, de la malicia del pecado, de la predestinación. En el fondo de mi indigencia me parecía triste la vida por el riesgo de perdición eterna.

Y todavía, Señor, no he aprendido a conjugar lusticia con la paternidad; tu poder con la acogedora Providencia. Pero me acojo a ti. Un hijo refugia su pequeñez en los brazos de su padre.

Por algo nos enseñaste: "Cuando oréis decid: Padre Nuestro que estás en los cielos." Me dejaré llevar no por el miedo al a jcastigo, sino por la seguridad del niño que se siente amado en la casa paterna. La gota de rocío tiembla sobre la flor lozana a la salida del sol. El calor del astro devolverá de nuevo su brillo, cuando llegue la próxima aurora.

Todas las mañanas vibra mi alma con el débil destello de la esperanza. Confío, Señor, en la temperatura de tu amor: ella me sublimará al comienzo de la jornada en un proceso íntimo y constante, no exento de dolor, pero lleno de confiada seguridad.

>> Sigue...


Lo pecador que soy. Puntos de meditación 8-2-18

08.02.18 | 04:56. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Me doy cuenta de lo pecador que soy cuando me encuentro con la divina revelación.

2.- Dame conciencia de ello y dame, Señor, el don de penitencia. Al orar me cuido de entra en el secreto de Dios; todo depende de este cara a cara con Dios.

3.- La fe exige el amor; la fe sin obras está muerta en sí misma. La fe cautiva el entendimiento y compromete toda la persona.

4.- Jesús enséñame a vivir una fe comprometida. Pido al Señor fuerza para ser consecuente con la fe.

5.- Yo creo, pero aumenta mi fe.

>> Sigue...


Memorias de un sacerdote secularizado

07.02.18 | 11:22. Archivado en Secularizados de ambos sexos

El curso de mis pruebas

Estreno la sotana que me regaló Margarita. Quiero conservarla limpia, sin mancha; me refiero a lo moral. Es un paso importante hacia el sacerdocio. Tal vez esta misma la vestiré siendo sacerdote. Y además me dejó para leer "La vida interior" de Tissot. No calaba yo entonces la profundidad de este libro, que más adelante había de meditar tantas veces. Pero me gustaba mucho.

Al final del año 1952 y comienzos del 53 sufro una crisis fuerte psicológica. Por una parte los estudios los llevo con soltura. Me relaciono bien con mis compañeros, pero no soporto que se me tome el pelo o se rían de mí, por ser de carácter espontáneo. Por otra parte llevo con empeño mi vida interior y el sacerdocio me cautiva. Mi esfuerzo es continuo y entro en estado de ansiedad. En medio de esas pruebas escribía: “Que el sacerdocio ocupe como hasta ahora toda mi ilusión.

>> Sigue...


Sol que no hiere ni deslumbra. Puntos de meditación 7-2-18

07.02.18 | 05:19. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Te contemplaré siempre con gozo: sol que no hiere ni deslumbra, pero me ilumina infinito.

2,. Desde los comienzos de mi edad de discreción, me has hecho consciente de tu amor; me has elegido con suavidad.

3.- Que siga siempre tu elección, tu gracia, tu búsqueda amorosa. Mirar la grandeza de Jesús Dios y Hombre; agradecerle; Él infundió y desarrolló la gracia en mi alma.

4.- Mirar la grandeza de Jesús Dios y Hombre; ir a Él; incorporarme a Él; vivir en Él. Acudo con fe a Jesús: lo abrazo; Él no es un ser frío que no se compadece.

5.- Mirar la grandeza de Jesús Dios y Hombre: le pido fuerza; le pido luz y consuelo; me quedo `junto a Él para más amarle.

>> Sigue...


Subir al monte santo. Puntos de meditación 6-2-18

06.02.18 | 04:28. Archivado en Espiritualidad - Mística

1.- Subir al monte santo: Jesús es la luz resplandeciente en el monte; contemplarlo en su transfiguración.

2.- Subir al monte santo: contemplar el Tabor; los tres resplandecen en Jesucristo. Ven la gloria del Redentor.

3.- Conocer a Dios exige vivir en comunión con Dios, vivir unido a Dios.

4.- Sólo el Hijo conoce al Padre y aquel a quien el Hijo se lo revele.

5.- Jesús nos da la vida porque nos da a Dios. (Muchas ideas de las meditaciones de estos meses están tomadas del libro del Papa Benedicto XVI “Jesús de Nazaret”)

>> Sigue...


¿Qué ocurre con la confesión?

05.02.18 | 11:35. Archivado en Crítica

El sábado pasado fui a confesarme. La verdad, no voy demasiado a menudo: cada tres meses, o sea en cuatro ocasiones al año; una de ellas por cuaresma, otra por adviento y dos más: junio y septiembre. Las pocas veces que acudo a este sacramento lo hago en un convento de frailes, donde siempre hay alguien para atenderte.

En ocasiones se me ha ocurrido marchar a alguna parroquia – vivo en una ciudad de tipo medio, de menos de medio millón de habitantes -. Pero ¡que si quieres!: ningún cura en el confesonario. En la puerta de la sacristía vi un letrero: “Si desea confesarse, entre y llame a un sacerdote”. Yo me decía: “¡Además de lo que cuesta psicológicamente la confesión tengo que entrar a la sacristía… me voy a los frailes!”

>> Sigue...


Tu bondad y tu misericordia. Puntos de meditación 5-2-18

05.02.18 | 04:57. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Deseo, Señor, que se grabe en mi alma este criterio: Sólo hallaré tu gozo pleno en la medida en que vaya prescindiendo de otras fuentes de vida materiales o espirituales no sobrenaturales.

2.- Señor, tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida.

3.- Guía, Pastor santo, tus ovejas espirituales; guía a tus hijos incontaminados. Subir al monte santo: liberación de la vida cotidiana.

4.- Subir al monte santo: respirar el aire puro de la creación.

5.- Subir al monte santo: contemplar la inmensidad de la creación y su belleza.

6.- Subir al monte santo: me da altura interior y me hace intuir al Creador.

>> Sigue...


ME DUELE LA RUTINA

04.02.18 | 11:14. Archivado en Espirtualidad mística

Sé de memoria que Cristo está de forma impasible en el sagrario; no pude sufrir; no es un prisionero, sino de amor. Pero me duele ver tantos sagrarios abandonados que sólo se abren los domingos.

Me duelen los días y noches largos de soledad de Cristo abandonado: como los cadáveres de los cementerios. ¿No será que son cada vez más los muertos en su fe?
Quisiera ahora visitar en espíritu tantos sagrarios abandonados.

>> Sigue...


Lo más profundo del corazón. Puntos de meditación 4-2-18

04.02.18 | 04:58. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Encerrarme en mí mismo, en lo más profundo del corazón para adorar, amar, contemplar al Dios que me llena de alegría habitando en mí.

2.- Dejo ahora todo y estoy en reposo sereno junto a Jesús. Tú me amas y yo te amo.

3.- En numerosas ocasiones me has hecho pasar, Señor, de una fe oscura a una fe luminosa y con mayor sentimiento. Te agradezco y ayúdame a potenciar estos momentos para una mayor entrega a tu Reino.

4.- Cuando va desapareciendo el pensamiento me digo: intensifico la "escucha", el oído, la contemplación, la vista... Eres Tú, Jesús, el mismo que caminaba por los senderos de Palestina.

5.- El que nació en Belén, murió en la cruz. El resucitado. Te busco, Señor, porque Tú eres el absoluto; el primero: eres mi Dios y yo soy tu criatura y tu hijo.

>> Sigue...


03.02.18 | 14:00. Archivado en Espirtualidad mística

CAMINOS CERRADOS
Seguro: en alguna época de tu vida - tal vez ahora mismo- has disfrutado de una gran afición a las montañas.
¡Gloria Dios en las alturas!
Con frecuencia has comenzado tu ascensión con paso tranquilo por caminos abiertos y luminosos; mas, poco a poco, los escaramujos y zarzas han vallado el sendero haciéndolo desaparecer en la espesura. "No importa, - exclamabas- desharemos lo andado. Unos caminos se cierran y otros se abren."

Has de asumir la vida propia con el espíritu deportivo del montañero de Dios. Años enteros, preparándote para una labor profesional, para una misión apostólica... y, poco a poco, la espesura impide avanzar. El enemigo diablo ha cerrado - piensas- la salidas hacia adelante.
No lo eches ahora todo a rodar.
¡Comienza de nuevo! Lanza una y otra vez las redes en el nombre del Señor. Jamás hará el abatimiento nido en tu corazón. Sigue buscando nuevos caminos: en lo humano y en lo trascendente.
El tiempo inactivo es signo de perdición. Y si Dios te visita con la enfermedad, - ¡recuérdalo!- es el momento de la vía amplia del apostolado.

>> Sigue...


Martes, 20 de febrero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Febrero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728