Secularizados, mística y obispos

VIVA LA VIDA

24.01.19 | 11:46. Archivado en Actualidad

Anda por ahí concediendo entrevistas a distintos medios de información una mujer que se gloría de haber ayudado a salir de esta vida a un número considerable de personas que se lo han pedido. Dicho de otra manera, ha colaborado con ellas en el suicidio. Y lo hace de una forma anónima para no caer en la delincuencia, ya que la eutanasia además de inmoral es ilegal.

Es verdad que en este terreno existen casos en los que la Iglesia considera no ser digno de la persona hacerla vivir de una manera artificial durante meses o años, manteniéndola unida a la existencia de una forma mecánica. Pero no nos referimos a ello. En algunos sectores comparan la vida de las personas con la de los animales. Del la mismo modo que a los perros (¡por humanidad!) se les "duerme" cuando soy viejos y no pueden caminar y crean problemas, desean hacer con las personas.

"Nuestra labor empieza - dice la "Dama de la Muerte" - cuando el enfermo nos llama y nos dice que quiere morir. Nos entrevistamos con él. Algunos se dan cuenta de que su deseo era circunstancial y les derivamos a otros servicios. Puede ser también que su deseo sea real. Entonces seguimos adelante con la información. Dejan de dar al paciente tratamientos paliativos, desconectan los cables, le quitan el dolor y de una manera más o menos indirecta pero real, le provocan la muerte. Y sin ningún sonrojo añade la "Dama" "Estamos en condiciones de afirmar que la muerte puede ser algo bonito".
Esgrimen un montón de razones "humanitarias" a favor de la eutanasia; quieren hacer ambiente, y para ello nos dan un código deontológico, muy estricto a su juicio, con muchas precauciones por parte de quienes se van a encargar de ayudar al suicidio; todo lo tienen bien planeado. Por otros cauces trabajan por que se llegue a legalizar la eutanasia, de la misma manera que se llegó a despenalizar el aborto.

Mas nosotros los cristianos nos damos cuenta de que desde el mismo enfoque de la cuestión falla todo el raciocinio. En ningún momento hay una mirada a la trascendencia. Se parte de la base de que el hombre es dueño de su vida, y cuando se cansa puede decidir suprimirla. En cualquier momento nosotros hemos de afirmar que el único dueño de la vida humana es Dios; nosotros somos administradores y no tenemos facultad para eliminarla. Ahí está el nudo de la cuestión. Por eso nuestra reflexión cristiana está, sí, a favor de mitigar o suprimir el dolor, como lo hizo Jesús en su vida pública. Y cuando nos resulta imposible, saber unirnos a Cristo que sufrió muerte de cruz, pero muy conscientes de que nuestra vida no termina en un fracaso, sino el la Resurrección, como la de nuestro Maestro.

José María Lorenzo Amelibia
Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por mercedes 24.01.19 | 15:43

    Creo que era Alejandro Magno el que dijo:"El hombre, nacer no pide, vivir no sabe y morir no quiere".
    iEl instinto de conservación es el más fuerte. Se entiende que en condiciones de vida muy dolorosas y precarias se tenga la tentación de querer desaparecer .Ceo que para eso están los cuidados paliativos del paciente , pero nadie es dueño de la propia vida .
    Con toda la compasión y comprensiónn a estas personas , nunca hay que adelantar el momento de la partida, no nos corresponde , no somos dueños ni de nuestra vida y menos de la de otros .

Sábado, 23 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728