Secularizados, mística y obispos

José Carlos, misionero comboniano

22.01.19 | 20:22. Archivado en Secularizados de ambos sexos


“Somos miles los sacerdotes que un día tomamos no la decisión de abandonar el ministerio, sino de casarnos, y que al querer regularizar nuestra situación para participar de la vida sacramental de la Iglesia no tuvimos más remedio que dejar de ejercer nuestro sacerdocio, algo que si hubiera sido cuestión de elección no habríamos hecho. Yo, personalmente, pedí la secularización (el año pasado) por amor a una mujer, no porque tuviera nada en contra de la Iglesia ni del ministerio sacerdotal, que ejercí durante 22 felicísimos años, la mayor parte de los cuales pasados en el África más pobre. Reconociendo que hay muchos y muy distintos casos, no se puede negar que muchos de nosotros, si se nos permitiera seguir sirviendo a la Iglesia como ministros ordenados, lo haríamos de todo corazón” (Religión Digital 01.09.09; 09:20:57)
Rufo González

>> Sigue...


MIS SAGRARIOS FAVORITOS

22.01.19 | 16:03. Archivado en Eucaristía

Es el mismo Jesús en un Sagrario o en otro, en cuaresma o en adviento, en nuestra juventud o cuando ya la madurez asoma a nuestras sienes. Pero yo tengo mis Sagrarios favoritos y me encanta encontrarme con Jesús más en un sitio que en otros. Supongo que a muchos pasa lo mismo. Somos humanos; así nos ha hecho Dios.

Recuerdo que en mi juventud estuve de vacaciones en una ciudad muy bella y en su Iglesia Catedral me confesé: "Vas a cambiar de Sagrario - me decía el padre que me dio la absolución -. Verás, aumentará tu fervor". Y así fue. Siempre que regreso a aquel templo se acrecienta mi amor eucarístico. Es como un volver con Jesús a Betania.

Más impresiona aún mi alma, cuando visito el Sagrario en que Cristo me habló de conversión, y dio un revolcón tan fuerte a mi tibieza juvenil que cambiaron desde entonces mis aficiones y perspectivas. Y son muchos más: el Sagrario de mis años de formación, el de mi antigua parroquia, el del convento de clausura de mis visitas veraniegas, y aquellos otros tan bellos de santuarios marianos, llenan mi alma del más puro amor cada vez que los visito. En ellos veo el pan que no es pan, pero me abre el ansia de comer en la Cena del Señor. Allí veo al Hombre de mi gran amistad, pero no es sólo humanidad, es el mismo Dios encarnado en el seno de la Virgen María. ¡Alimento del Dios - Hombre! Y me postro con redoblado amor, y preparo mi alma para recibirlo con veneración.

Visitar los Sagrarios favoritos ayuda a levantar la piedad si estaba cayendo un poco en rutina. Después, el regreso al Sagrario de todos los días ya es distinto. Como si nuestra fe se actualizara. Dios nos ha creado seres humanos y nos brinda la ocasión sensible para que redoblemos el amor.

>> Sigue...


Exiges fidelidad. Puntos de meditación 22-1-19

22.01.19 | 04:36. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Tener nuestras aspiraciones y nuestro esfuerzo que tiendan a establecer el reinado de la caridad.

2.- Que reines, Señor, en nuestras almas, en nuestro entendimiento, en nuestro corazón.

3.- Me da pena cómo mi única religión verdadera va perdiendo terreno en muchas partes a causa intransigencias, intolerancias, en una palabra, a causa de falta de caridad y de gente de la fe verdadera que se propone dominar.

4.- Ven, Señor, en mi ayuda para que sepa dar testimonio de amor. El sacerdote es semejante a Cristo y reproduce en sí la santidad del Padre: sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto. Pido tu ayuda para poder reproducir cada vez mejor la santidad del Padre, te lo pido, Padre, por medio de Cristo vuestro Hijo.

5.- Asemejarnos más y más al Padre, porque somos hijos adoptivos. A Dios nadie le vio jamás, pero nadie debe desesperar de conocerle. Señor, que te conozca a Ti, que me conozca a mí. Ven, Señor, Jesús.

>> Sigue...


Sábado, 16 de febrero

BUSCAR

Editado por