Secularizados, mística y obispos

Les suele gustar a los obispos un trato de distinción

31.12.18 | 14:55. Archivado en Crítica


Es muy frecuente que el obispo se sienta muy obispo, siempre obispo, en todas partes obispo. Tiene sus ventajas el hecho, pero si lo analizamos en conjunto tal vez acarree más males que bienes. El obispo ha de estar siempre sobre sí mismo para no sentirse más que los demás.

De un obispo muy conocido en España, ya jubilado, decían sus curas: “A don Fulano siempre se le notará que es el obispo, aunque vista de paisano. Lo lleva tan metido en el alma que, si por casualidad fuese por la calle con traje seglar, y se tropezara con cualquier persona, él nunca dejaría la acera a favor del otro, porque, aunque el vecino no supiera que se trataba de un obispo, él si que lo sabía”. Esta frase lleva consigo la sabiduría de quien sabe cómo son muchos obispos.

Un prelado decía: “Yo no renuncio al tratamiento de Excelentísimo y Reverendísimo Monseñor. Únicamente lo haré si el Papa lo ordenase”. Pero también hay obispos sencillos, nada estirados, como el ya eméríto Mons. Echarren. Este hombre pedía a todos sus curas, incluso a los más jóvenes que le trataran de tú, con todo lo que lleva consigo este apelativo. Pura sencillez. Así debe ser. Esperemos que todos vayan aprendiendo la lección; algunos me consta la han asimilado.

Vamos ganando puntos en este sentido. Siendo yo chico, en mis primeros años de seminario, estaba en la sacristía. Venía a celebrar de pontifical un obispo muy obispo, recién ordenado: con su capa magna, guantes y colorines. Sorprendí a tres condiscípulos del novel prelado que comentaban cómo lo tratarían. Yo les dije: “¿Es del curso?, pues como siempre, de tú”. Ellos se rieron y decían: “Estábamos pensando si le diríamos de usted o de Su Ilustrísima”. Parece increíble, pero así eran las cosas.

Es hora de que nuestros jerarcas vayan adoptando la sencillez de Jesús. Que reflexionen un poco.

Y que conste que lo principal no es el tú, el usted, usía o excelencia. Lo importante, que se sientan uno más; que asuman su autoridad como servicio, que vivan lo que rezan: “Este indigno siervo tuyo”. Y que de verdad se sientan indignos o de lo contrario que de una vez quiten las oraciones que le dicen al Señor en humildad. Pero mejor que sean consecuentes. Que estamos hartos de gente estirada y a nada positivo conduce esa tendencia en un obispo; ni en un cura, por supuesto, ¡que los hay también muy presumidos!
Puedes mirar mi página web http://personales.jet.es/mistica

Más de mil artículos míos sobre la debilidad, enfermedad, etc. en
http://www.opina2000.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Ramón 24.11.11 | 23:25

    Y menos mal que ahora por la calle a los obispos apenas se les distingue. Y si esconden el cordoncillo del pectoral, nadie les nota. Además les conviene, porque en estos tiempos no se puede ir de colorines por la calle, ni siquiera con escolta.

  • Comentario por Sofia 24.11.11 | 16:29

    A mi manera de ver la humildad está por encima del celibato. Sólo las vritudes teologales están sobre ella. Y por encima de todo, el amor. Obispos, sean sencillos y humildes. Se ama así con mayor garantía.

  • Comentario por Conceso 24.11.11 | 10:39

    Pienso que es duro el reconocerlo, pero algo hay en torno a los obispos; algo que deben corregir, cuando ya dos papas seguidos les piden que no vayan detrás de hacer carrera. Méjico creo que es uno de los países en que curas y obispos se sienten como más poseedores de su dignidad. La dignidad debiera ser para ellos motivo de servicio, de humildad. "Yo indigno siervo tuyo", dice el obispo en su oración. ¿De dónde tanto engreimiento?

  • Comentario por Serenata 23.11.11 | 16:27

    Recuerdo a un cura. Lo nombraron obispo. A los dos días de saberse la noticia tenía una conferencia, Y una de sus primeras frases fue esta: "Nosotros, los obispos..." Se veía que se sentía este hombre obispo desde tiempos remotos. Su trayectoria ha sido - al menos en apariencia - subir, hacer carrera. Y así sigue sin que digamos su nombre, porque no es correcto. No me gusta este obrar.

  • Comentario por Conceso 23.11.11 | 11:07

    He conocido obispos de toda clase: de los muy estirados y de los muy roceros. Siempre recordaré al ya muy anciano Monseñor Azagra. Ha sido un encanto en el trato de igual a igual con todo el mundo: lo mismo con un mendigo que con un ministro. Sé que no caía muy bien a los extremistas, pero ha sido el hombre llano, creyente, servicial, y amable.

  • Comentario por Amancio 22.11.11 | 23:45

    Cuando se trata de alguno de estos obispos que se le veía el plumero para hacer carrera, suele darse más fuerte el aspecto de sentirse superior a los demás en el aspecto psicológico. Hemos conocido casos deplorables y más vale que en la actualidad suelen detectarse a tiempo y se cuidan de no conferirles el orden sagrado.

  • Comentario por Sofía 22.11.11 | 19:08

    Me gustaría que los obispos fueran del talante de Monseñor Golfín: todo un hombre de Dios: sencillo con todos, siempre deseando servir, fiel a su obligación y lleno de amor y bondad.

  • Comentario por Luciano Conde 22.11.11 | 18:16

    Muchas veces lo de menos es tratar de tú o de usted. Lo que de verdad importa es la sencillez, el sentirse un hermano normal, el asumir el poder como ayuda y servicio, no como derecho. Y en esto tenemos mucho que avanzar.

  • Comentario por Jerónimo Merca 22.11.11 | 16:23

    Los comentaristas Román y Adolfo me parecen demasiado optimistas. Pienso que bastantes obispos, sí, en lo superficial han mejorado. En el fondo, lo dudo mucho. Ojalá les sirva de reflesión este post y algún amigo bueno que les recuerde su misión llena de humildad.

  • Comentario por Adolfo García 22.11.11 | 13:47

    ROMÁN, tiene razón. Porque hoy los obispos, por lo general no son como los anteconciliares. Han cambiado y son varios a quienes sus curas les tratan de tú, como tiene que ser. Pero a otros muchos - ¿la mayoría? - les molesta que se les considere como iguales. "Yo soy el obispo", siguen pensando. Y no terminan de apearse del burro. Lo contrario de lo que rezan: "Yo indigno siervo tuyo".

  • Comentario por Román E. R. 22.11.11 | 12:54

    Hombre, yo no digo que no quede alguno -siempre sería más de lo deseable- estirado y creído que exija el alto tratamiento, pero, pienso que hoy en día los obispos aceptan que sus condiscípulos o incluso los sacerdotes de su diócesis le llamen de tú. Al menos en privado o en grupo de obispo-curas. Al menos es lo que yo pienso. En cualquier caso, si un obispo ha sido condiscípulo de estudios con alguno-os de sus curas y les obligara a llamarles de Vd., o con las intitulaciones rimbombantes de rigor, se estaría retratando el mismo. Hace años en mi diócesis de origen, nombraron obispo a un condiscípulo de nuestros años de Salamanca. Según me decían los curas les obligaba a ello. Chico, no lo comprendo. Creo que la postura, si eso era así, era llamarle de tú y hacerle ver, con educación pero con firmeza, que ello no implicaba ningún menosprecio hacia él y que, por su parte, denotaba una soberbia que debería moderar. A mí no me dijo nada 1 vez que le ví y le tuteé en una Confirmación.

  • Comentario por Monje 22.11.11 | 11:28

    Si yo fuera Papa, mandará que - como ellos dicen - "sub gravi" leyeran este artículo todos los obispos. Está escrito para ellos, para los obispos.

Viernes, 22 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728