Secularizados, mística y obispos

Los canónigos

26.12.18 | 11:58. Archivado en Crítica

El caso es que desde hace setenta años decían que los canónigos no servían para nada, pero siguen. En mi época de seminario se comentaba: Jesucristo fundó la estirpe canongil cuando en el Huerto de los Olivos se dirigió a sus discípulos, los encontró dormidos, y les dijo: “Dormid ya y descansad”. No dejaba de tener humor la frase, pero nuestros queridos clérigos siguen y siguen. Y lo curioso es que pocos dicen “¡no!”, si el obispo les propone la bicoca. Algo apetecible tiene la profesión cuando pocos la desprecian.

Tuve un profesor, Jesús Lezáun, que ganó por oposición el oficio tan codiciado entonces. Y ocho años más tarde, renunció a la prebenda, convencido de que aquello poco tenía de evangélico. Otro cura tomó gozoso el relevo; además ya sin molestarse en preparar las tesis de Teología para el debate por el beneficio.

Una vez dentro del estamento del alto clero, en el cabildo existen también castas: desde el deán, presidente del equipo privilegiado, al carbonero, el último mono, con el mismo título de “muy ilustre”, igual que el jefe, pero dentro del grupo es un don nadie; algunos están sufriendo el oficio con humillación, les parece digno de un monaguillo ser portadores del incensario, y no propio de un sacerdote a quien habría que tratar de usía.

Pero lo que me llega al alma es la cuestión de la precedencia: es decir, el orden con el que salen de la sacristía hacia el coro, o acuden a ciertas procesiones o ceremonias. Es algo muy establecido por reglamento y que ha de respetarse con exactitud. El primero que desfila es el carbonero, el último mono; el último, el deán o quien preside la celebración eucarística. Los demás han de respetar su puesto con escrúpulo. A ninguno se le ocurrirá ocupar el sitio de otro. O sea, todo lo contrario a lo evangélico. Y según la opinión de las personas ajenas al cotarro, una ridiculez, una niñería, una mezquindad.

Más grave aún esto de la precedencia cuando por medio entran obispos, arzobispos, cardenales… el protocolo también es estricto. ¿Hasta cuándo estas niñerías, mientras está por medio la salvación de las almas, la extensión del Reino de Dios en el mundo? En el fondo, un escándalo. Llamemos a las cosas por su nombre. O si queremos decirlo de una manera más suave, una vanidad tonta o una soberbia estéril.

¿Por qué, dado que existen aunque no debieran existir, porque no sirven para nada, al menos no salen de su redil de una manera espontánea? Espero que en muchos cabildos hayan solucionado el problema.

Puedes mirar mi página web http://personales.jet.es/mistica

Más de mil artículos míos sobre la debilidad, enfermedad, etc. en
http://www.opina2000.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por acolito 20.11.11 | 15:32

    "por carecer de suficientes elementos de juicios".Eso,eso,que por la boca muere el pez,Sor Viginia.Ustedes al cafelito y tortitas al cura u obispo de turno..Le recuerdo aquello de Santa Teresa: "A la oracion,hermanas a alabar al Señor..."

  • Comentario por Sor Virginia 19.11.11 | 23:37

    Sé que una monja no tiene por qué meterse en crítica de estas cosas, por carecer de suficientes elementos de juicio. Pero lo cierto es que en mi vida ha habido dos canónigos que me han hecho mucho bien. Ya fallecieron y los considero como verdaderos intercesores en el Cielo.

  • Comentario por acolito 19.11.11 | 18:07

    La mayor ilusion de un canonigo era enterrarse en la catedral.Ultimamente pocos lo conseguia y ahora practicamente nadie.En la de Cadiz,hay algunos de ellos de los que yo conoci enterrados en la cripta.Logicamente esto se esta perdiendo.

  • Comentario por Sanfélix 19.11.11 | 17:07

    No conozco canónigos enterrados en la catedral. ¿Tal vez en Toledo? ¿Quizás sería canónigo aquel que dice en su lápida enorme, en el suelo de esa catedral, "Pulvis, cinis et nihil"? Sonreí al leerlo y me dije: mayor humildad supondría ser enterrado en la fosa común...

  • Comentario por acolito 19.11.11 | 11:19

    Y mas aun:derecho a entierro en la catedral.

  • Comentario por Ángel Martínez 19.11.11 | 10:27

    La profesión de canónigo tiene mucho de apetecible en lo humano. Aunque hoy no es grande su importancia, más bien nula, pero representan un estamento que solamente un Papa podría elinarlo. Es algo tan importante como el celibato. Es un eslabón entre el bajo clero y el alto clero. Siempre han gustado vivir arrimados al obispo y su vestimenta ha tenido un cierto parecido con ellos. Incluso en alguna catedrales vestían con cola larga, algo menor que la de los obispos. Es cierto que se ha debilitado la institución, pero es preciso que siga adelante. Vivir en la ciudad; trato de muy ilustre señor, Piso gratis en muchas ocasiones; distinciones honoríficas. Solo un papa podría eliminar esta instiución.

  • Comentario por Luis Ángel 19.11.11 | 00:08

    A mí me convence del todo lo que dice Acólito. La Iglesia Catedral es la primera de la diócesis y merece que un nutrido número de sacerdotes de esplendor a su culto. Hoy en día, en que tanto escasean las vocaciones, como muy bien dice Acólito, un mismo sacerdote desempeña el cargo de párroco o capellán de algún lugar y a la vez canónigo. Lo que he oído que ya no quedan los llamados beneficiados, sino en muy pocas catedrales: todos son canónigos.

  • Comentario por acolito 18.11.11 | 23:32

    No se de donde ha salido ese nombre de "carboneros".Ellos ni hacen, ni transportan carbon alguno..Los sacerdotes que visten con habito negro en la catedral se les llaman "Beneficiados".Desempeñan una labor en la catedral.Al igual que en un convento,hay sus categorias.Eso es normal.En los cabildos,no hay acolitos o monaguillos,no es nada atipico que un beneficiado porte el incensario.Por otra parte ya hay parrocos que son canonigos y,aparte de sus parroquias e incluso arciprestazgos llevan su canongia con mucha dignidad.La catedral tiene y debe tener vida y la tienen gracias a estos canonigos y beneficiados que,ademas son capellanes y rectores de algun templo.Antes de hablar debemos de informarnos bien.

  • Comentario por Nazario 18.11.11 | 19:50

    En ocasiones los cabildos de canónigos son verdaderos avisperos. He conocido casos tristes en este sentido. Al contemplaros de lejos te da risa, porque parecen niñerías. Pero quien los vive y sufre en propia carne sufre y mucho. Para mí, lo mejor es suprimir de un plumazo los canónigos. Después del concilio no tienen ningú sentido.

  • Comentario por Alfonso de la Paz 18.11.11 | 16:27

    No sabía lo de la precedencia. He hablado con un cura y me dice que incluso está regulada por el Derecho Canónico. Si es así, y ojalá se haya equivocaco el cura, sería regular algo contrario a la mentalidad de Jesús que dijo. quien sea superior o otros muéstrese como el menor. O algo así.

  • Comentario por Demetrio 18.11.11 | 10:56

    Los canónigos no han sabido ni siquiera ofrecer a la catadral un culto de oficio divino remotamenete comparable con el de los monjes y monjas que conocemos. Habrá, por supuesto, excepciones en anbos términos de esta apreciación particular.

  • Comentario por Emérito 17.11.11 | 22:24

    Recuerdo yo también que en mis tiempos de estdiante el desprestigio canongil era total. Va pasando el tiempo y subsiten. Por algo será. Es verdad que no parece un estamento demasiado evangélico. Existe incluso dentro del cabildo clasismo. Creo que conviene que desaparezcan.

  • Comentario por Alfar0 17.11.11 | 20:50

    Han pasado los teiempos de canónigos. Se ha debilitado la institución y creemos que está llamada a extinguir.

  • Comentario por Robusti 17.11.11 | 17:19

    El caso de los canónigos es el típico de los asuntos que en la Iglesia están llamados a desaparecer, y que todo el mundo está de acuerdo con ello, menos los pocos "privilegiados" que se amamantan de esta pobre ubre, aunque en algunos casos da mucho cumquibus. Preguntad en Sevilla... y en otros lugares...

  • Comentario por aris 17.11.11 | 15:02

    totalmente de acuerdo Josemari, el sacerdote está llamado a ejercer su ministerio no a hacer desfiles de este tipo.

    saludos

  • Comentario por Alfredo Marco 17.11.11 | 11:40

    Ya no resultan ni vistosos en las procesiones, sino anacrónicos. Ellos mismos debieran tener el valor de renunciar. Peor es imposible. A la mayoría les va muy bien y están en la ciudad.

  • Comentario por Cura navarro 17.11.11 | 10:34

    Muy bueno, Josemari, el artículo. Pero tú no verás el fin de esta institución absurda, al menos en esta época postconliar. Pero yo que soy más joven, TAMPOCO veré su fin. No se le ocurrirá decirme al obispo que me hace canónigo, pero en el caso, poco probable, que lo hiciera, mi NO será contundente.

Sábado, 23 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728