Secularizados, mística y obispos

Retiro. Tema de diciembre: adviento y navidad.

02.12.18 | 14:55. Archivado en Retiros

Importante retiros: Para ver los preámbulos y consejos para todos los retiros, marcar con números normales seguidos, en la casilla parte superior derecha de esta página, justo encima de la foto: cero, uno, uno, dos, uno, cero. (o sea 01,12,10 seguidos y sin comas)

ADVIENTO Y NAVIDAD

Centrarme en Dios y en mí mismo. Presencia de Jesús. Aquí está, junto a mí en el Sagrario o en mi alma junto al Padre y al Espíritu Santo.
1.- El adviento y la Navidad. Todo junto. Preparación y celebración. Lo que el mes de diciembre es; y en medio la Virgen María en su Inmaculada concepción. Voy a tener presente en este mes estas tres realidades: Jesucristo prometido y esperado; la Virgen María que prepara su alma para recibir a Jesús con un corazón puro y limpio de mancha, incluso original. Jesús que se me entrega - se nos entrega a todos y también a mí - con amor, en su nacimiento. Pensar en estas tres realidades con paz.

2.- Tengo total confianza en Jesús. Él está con nosotros todos los días hasta la consumación de los siglos. Lo prometió. Y de la misma manera que cumplió su promesa de venir a salvarnos y llegó la primera Navidad, también va a cumplir esta otra promesa. Estar con nosotros hasta la consumación de los siglos.
3.- El Espíritu Santo obró, en María Inmaculada, la maravilla de hacerla Madre de Dios. "Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros". El mismo Espíritu Santo inunda todo mi ser de su gran amor. Inunda el alma de mis compañeros, de mis amigos, de cuantos le buscamos y le amamos. En estos días va a hacer en nosotros la gran renovación. Vamos a dejarnos. Vamos a vivir con este deseo de adviento, con esta realidad navideña. Ven, Virgen María, ayúdanos a preparar los caminos del Espíritu Santo.
4.- Jesús, lo prometiste y estás presente en la Iglesia de una manera operante. "Confiad, yo he vencido al mundo". "Estoy con vosotros". - Estás con nosotros del todo, Jesús. Y tu Iglesia no está pasiva en el mundo: nos enseña el poder la oración, del sacrificio, del dolor. Trabaja por todos, por los más débiles, por ayudarnos. Todos somos Iglesia. Todos colaboraremos en este sentido. Me siento Iglesia junto a Jesús nacido en Belén.
5.- Le decimos ahora al Señor: Padre, dame amor para amar; Hijo, dame celo para ayudarte a la salvación del mundo; Espíritu Santo, que el móvil de mis acciones sea infundir amor. "Dios amó al mundo y entregó a su Hijo". Esta idea va a ir siempre en mi corazón para derramar ese amor de entrega, para decir que Dios ha sido bueno con nosotros. Yo no he de apartarme nunca de esta tarea de amor. Lo he recibido, he de entregarlo. Así va a ser mi vida, con tu ayuda, Dios mío. Jesús que te ofreciste y has venido al mundo en la primera navidad: eres la luz del mundo. Iluminas las tinieblas. Ayúdanos a vivir esta realidad y a hacer partícipes de esta realidad a cuantos nos rodean.

>> Sigue...


Obispos. Sobre los abusos sexuales

02.12.18 | 12:05. Archivado en Para los Obispos, Actualidad


Otro asunto que ha llamado mucho la atención en los últimos meses, y que socava gravemente la credibilidad moral de los Pastores de la Iglesia, es el vergonzoso abuso de niños y jóvenes por parte de sacerdotes y religiosos. He hablado en muchas ocasiones de las profundas heridas que causa dicho comportamiento, en primer lugar en las víctimas, pero también en las relaciones de confianza que deben existir entre los sacerdotes y el pueblo, entre los sacerdotes y sus obispos, y entre las autoridades de la Iglesia y la gente en general. Sé que habéis adoptado serias medidas para poner remedio a esta situación, para asegurar que los niños estén eficazmente protegidos contra los daños y para hacer frente de forma adecuada y transparente a las denuncias que se presenten. Habéis reconocido públicamente vuestro profundo pesar por lo ocurrido, y las formas, a menudo insuficientes, con que esto se abordó en el pasado. Vuestra creciente toma de conciencia del alcance del abuso de menores en la sociedad, sus efectos devastadores, y la necesidad de proporcionar un correcto apoyo a las víctimas debería servir de incentivo para compartir las lecciones que habéis aprendido con la comunidad en general. En efecto, ¿qué mejor manera podría haber de reparar estos pecados que acercarse, con un espíritu humilde de compasión, a los niños que siguen sufriendo abusos en otros lugares? Nuestro deber de cuidar a los jóvenes no exige menos.

>> Sigue...


Ven Señor Jesús. Puntos de meditación 2-12-18

02.12.18 | 04:42. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Ven Señor Jesús, "Verdaderamente eres el Dios escondido, el Dios de Israel, el Salvador!" (Is.45, 15).

2.- Me examino, Señor, en tu presencia. Me doy cuenta en el silencio de mi corazón cómo he vivido el tiempo de adviento en el que estoy ya iniciado...

3.- Los actos de mortificación voluntaria... los de amor positivo y consciente hacia mis semejantes... mis deseos de estar en su presencia, de hacer realidad tu venida a mí y al Pueblo de Dios.

4.- ¡Cuántos trabajadores estarán olvidándote a Ti! Te pido por ellos, por los que viven como si no existiera Dios, como si el Verbo no se hubiera hecho carne.

5.- ¡Ven, Señor, Jesús! Concédeme el don de oración, el don de abnegación, la perseverancia final y celo por la salvación de las almas.

>> Sigue...


Domingo, 20 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos