Secularizados, mística y obispos

LOS OTROS MUDOS

30.11.18 | 11:47. Archivado en Espirtualidad mística

En la década de los setenta todavía pocos hablaban del trastorno autista. Recuerdo que por aquellos años un matrimonio de Bilbao se movió mucho cuando se encontró con el problema de su hijo que no lograba aprender hablar, a pesar de disfrutar de un oído sano. Fue el detonante en España para investigar a fondo en este tema. Hoy sabemos que cada cinco mil nacimientos se suele dar un caso de autista profundo, y que en la gestación algún cromosoma quedó alterado. No todos los pacientes de esta dolencia son iguales. Todos coinciden en una dificultad para la comunicación con sus semejantes, para hablar, aunque hay infinidad de grados.

En mi profesión de educador me ha correspondido ayudar a tres niños con esta deficiencia clara; pero fueron bastantes los niños con indicios de autismo menos preocupante. Unos muy inteligentes, otros de mente normal y otros de pocas luces. Me convencí entonces de que es necesario huir de tópicos como pensar que estos niños ni sienten ni padecen. Son muy sensibles y disfrutan, sobre todo si su familia y educadores creen en ellos y los aprecian. Los médicos ya no gustan de llamar autismo a esta dolencia, porque al haber tantos grados, no les cuadra a todos la misma definición.

He conocido casos fáciles. Se mueven sin mayores problemas; no tienen ataques epilépticos, aunque no hablen mucho, cantan cada vez que se emocionan. Pero el ruido estridente les altera. Otros casos son más difíciles; no tratan con niños, y mientras el recreo pasean solitarios, sin pararse siquiera a ver cómo juegan sus compañeros. Aunque todos tienen más o menos alterada la capacidad de hablar, pero todos pueden ir aprendiendo a comunicarse, al menos a través de signos y hay que procurar que lo vayan haciendo de palabra. Que no se queden vagos de expresión. Es muy importante establecer una comunicación con ellos. Muchas veces les ocurre algo; no sabemos qué; pero sufren hasta que no lo descubrimos. Les gustan las rutinas; son como su libro de texto; y cualquier cambio les hace sentirse un poco perdidos.
Si se les educa convenientemente son sensibles a la idea religiosa, al cariño, a la belleza, al arte. Aunque de momento parezcan indiferentes, son todo lo contrario y saben mostrar su fe, su formación estética y su amor. Cuando en una casa hay algún problema de este tipo, no conviene aislarse. Se necesita ayuda de profesionales; con ello se consigue mejor calidad de vida para ellos. Dos direcciones por si acaso: Federación española de padres de autistas: www.fespau.es y Confederación de Autismo de España: www.autismoespana.com

José María Lorenzo Amelibia

Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 16 de febrero

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Febrero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728