Secularizados, mística y obispos

LOS OTROS MUDOS

30.11.18 | 11:47. Archivado en Espirtualidad mística

En la década de los setenta todavía pocos hablaban del trastorno autista. Recuerdo que por aquellos años un matrimonio de Bilbao se movió mucho cuando se encontró con el problema de su hijo que no lograba aprender hablar, a pesar de disfrutar de un oído sano. Fue el detonante en España para investigar a fondo en este tema. Hoy sabemos que cada cinco mil nacimientos se suele dar un caso de autista profundo, y que en la gestación algún cromosoma quedó alterado. No todos los pacientes de esta dolencia son iguales. Todos coinciden en una dificultad para la comunicación con sus semejantes, para hablar, aunque hay infinidad de grados.

En mi profesión de educador me ha correspondido ayudar a tres niños con esta deficiencia clara; pero fueron bastantes los niños con indicios de autismo menos preocupante. Unos muy inteligentes, otros de mente normal y otros de pocas luces. Me convencí entonces de que es necesario huir de tópicos como pensar que estos niños ni sienten ni padecen. Son muy sensibles y disfrutan, sobre todo si su familia y educadores creen en ellos y los aprecian. Los médicos ya no gustan de llamar autismo a esta dolencia, porque al haber tantos grados, no les cuadra a todos la misma definición.

>> Sigue...


Gloria a ti, Señor. Puntos de meditación 30 -11-18

30.11.18 | 04:44. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Gloria a ti, Señor, que vienes al mundo. Tu presencia en el mundo irradia luminosidad. Gloria a ti. Envuélvenos en tu presencia, Señor, en este tiempo precursor al adviento. Tiempo de espera y de esperanza. Espero en ti.

2.- Aunque parezca que el mundo está en tinieblas, no desespero. Ayúdame a enviar por todas las partes tu luz. Me has privado de la voz en lo físico y en lo social. Pero haré todo el bien que pueda; nadie me lo puede impedir.

3.- Sobre todo, ayúdame a hacer el bien por medio de la oración. Aquí sí que tengo campo abierto: venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Ilumina a este mundo. Que tu luz aparezca entre las tinieblas.

4.- Concédeme, Virgen María, la gracia de estar hoy unido al amor de Dios. Dame fervor, más fervor. Pídelo al Padre, por tu Hijo. Que hoy viva del todo una vida digna de un hijo de Dios.

>> Sigue...


Miércoles, 20 de febrero

BUSCAR

Editado por