Secularizados, mística y obispos

Progresistas: unos son honestos y potivos; otros, absurdos.

26.11.18 | 11:41. Archivado en Crítica


Dentro de los progresistas hay dos clases, pero algunas veces, un mismo individuo se apunta a las dos. Y ¡cuánta diferencia entre las dos tendencias del progresismo!

Los progresistas absurdos. Son quienes en la Teología, en la ciencia de Dios, del que sabemos muy poco por la razón - mucho más por la revelación - intentan con su sabiduría humana lo imposible: avanzar fuera de control dentro del misterio, como si su inteligencia humana pudiera añadir o quitar algo a lo definido. No dudo de que con frecuencia comienzan en esta gimnasia intelectual con buena voluntad. Pero luego les entra el orgullo y, bajo el nombre de ciencia, pretenden marchar por vericuetos ajenos al magisterio de la Iglesia.

No llegan a reconocer la pequeñez de la inteligencia humana.

Con frecuencia en esta sección practico la caridad de hacer crítica hacia nuestros queridos jerarcas, porque creo que lo necesitan. Pero hay algo que reconoceré en ellos y que el simple fiel o clérigo no lo lleva consigo: custodiar, interpretar, transmitir el sentido del dogma, el alcance de la fe. Aunque se hable de una evolución homogénea del dogma, nunca puede sobrepasar los límites de las definiciones conciliares, custodiadas hoy y siempre por el magisterio de la Iglesia. Por eso, el progresismo dogmático no tiene porvenir. Jamás podremos pasar la barrera de las definiciones conciliares o las ex cathedra dictadas por el Romano Pontífice.

Los progresistas positivos. Estos se desenvuelven a gusto en el terreno del Derecho Canónico, de las costumbres eclesiales que no son dogma. Se trata de un medio vastísimo y muy digno de ser analizarlo, porque el Derecho Canónico no es el mejor de los posibles; es más, a veces cuesta casarlo con el Evangelio.

Conviene cambiar mucho en las costumbres eclesiales, que se han ido metiendo como pequeñas concesiones a la vanidad, al poder, al sentido de la comodidad. Mi proceder crítico desea moverse en esos derroteros, y disfruto cuando tropiezo con hermanos que marchan en esta dirección. ¡Cuánta injusticia, cuánto abuso, cuánta bazofia a lo largo de los siglos, en virtud del “ordeno y mando”! Y mucho de esto subsiste en el clero alto, bajo y medio; en las congregaciones religiosas y en ciertas cofradías o hermandades.

No concreto nada aquí. A lo largo de mis críticas lo he hecho y D.m. lo seguiré haciendo.

José María Lorenzo Amelibia

Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Alfonso de la Paz 30.09.11 | 20:07

    Dice verdad Jorge cuando afirma que "todos llevamos contradicciones en nuestra vida,aunque intentemos ser coherentes". Esa apreciación denota mucha madurez y experiencia y autoconocimiento. Por eso jamás hemos de condenar a nadie. En odos además hay una combinación de buenos y malos hechos. Solo Dios es capaz de juzgar. Con razón decía el Evangelio: "No juzguéis y no seréis juzgados..."



  • Comentario por Jorge 30.09.11 | 12:31

    "Dentro de los progresistas hay dos clases, pero algunas veces, un mismo individuo se apunta a las dos." dice Lorenzo en su blog.
    Él mismo parece participar en los dos aspectos:puede parecer muy progresista en la beligerancia sobre el celibato opcional y sin embargo en otros aspectos parece mas bien tributario de una cierta formacion recibida más tradicional.Bueno, todos llevamos contradicciones en nuestra vida,aunque intentemos ser coherentes.

  • Comentario por Melquiades 29.09.11 | 20:33

    Me molesta la hipocresía de tantos hombres de Iglesia. Hacen mucho daño y a la laraga se les detecta su doble vida. Que Dios nos dé sacerdotes santos.

  • Comentario por Ángela Carrasco 29.09.11 | 20:00

    Con la libertad de los hijos de Dios, con caridad y sinceridad hemos de expresar a nuestros jerarcas lo que nos parezca conveniente en la reforma de la Iglesia.

  • Comentario por Anúcita 29.09.11 | 17:22

    Gracias a un progresismo crítico se van descubriendo abusos de todo tipo y es necesario cortar de raíz todo tipo de abusos. Los peores cuando llegan a violar incluso las conciencias de los demás.

  • Comentario por Ambrosio 29.09.11 | 09:14

    Cambiar muchas costumbres dentro de la Iglesia: es necesario. Sobre todo cuando se ve que de nada sirven más que de fomentar vanidades y soberbias. Más moderación y pobreza. Que nos estamos convirtiendo en una sociedad laica en muchas ocasiones.

  • Comentario por Robusti 28.09.11 | 23:11

    Además de verdad: las dos cosas; conservar y avanzar, De lo contraro no hay vida.

  • Comentario por Amadeo 28.09.11 | 23:00

    Mucha injusticia, mucho abuso, mucha bazofia a lo largo de los siglos, en virtud del “ordeno y mando": desde el clérigo que exige a una persona mayor de edad permiso de sus padres para casarse, al obispo que niega a un sacerdote suyo el derecho a seguir su conciencia bien formada, porque la conciencia de tus curas es él mismo.

  • Comentario por Gibelino 28.09.11 | 22:14

    No podemos tolerar que tantos teólogos pongan en tela de juicio domgas sacrosantos, definidos como tales en distintos concilios. Hoy ha disminuido el número de estos teólogos que se "entrenían" en reciclar a compañeros sacerdotes, inculcándoles doctrinas casi heréticas, y que después esos mismos sacerdotes las transformaban en auténticamente heréticas. Los obispos de la pasada generación son responsables de no haber prohíbido a estos teólogos ejercer su ministerio. Ahora ha disminuido la fe... ¿cómo no va a disminuir si gente que los escuchaba salía diciendo que el cielo y el infierno los tenemos aquí...

  • Comentario por Sonia Gaviria 28.09.11 | 21:30

    He admirado siempre al clero conservador porque lo he visto más piadoso, más cumplidor. No me meto a juzgar a nadie, pero a la hora de la verdad, prefiero confesarme y dirigirme con un sacerdote íntegro.

  • Comentario por Sonia Gaviria 28.09.11 | 21:30

    He admirado siempre al clero conservador porque lo he visto más piadoso, más cumplidor. No me meto a juzgar a nadie, pero a la hora de la verdad, prefiero confesarme y dirigirme con un sacerdote íntegro.

  • Comentario por Andante Mayúsculo 28.09.11 | 21:02

    El orgullo de algunos teólogos se ha pasado; y no me refiero a los tiempos de protestantismo; también ahora. Se creen que pueden meterse en los misterios y transformarlos a su imagen y semejanza. Es un orgullo vano y tonto.

  • Comentario por Gaviota 28.09.11 | 20:59

    El comentario de Rufino Mellado lo abarca todo. Se necesitarioan muchos rollos y horas para descifrar todo este tinglado de que no se quiera hablar y "conferenciar". Solo los interesados, tienen o sea obispos y jerarcas tienen la palabra, para compartirla con los demás no solamente usar la de ellos, excepto para su conveniencia y decir a los demás que cierren la boquita. "Hagan dialogo, Señores"

  • Comentario por Rufino Mellado 28.09.11 | 20:32

    Yo también estoy convencido de que conviene cambiar mucho en las costumbres eclesiales, que se han ido metiendo como pequeñas concesiones a la vanidad, al poder, al sentido de la comodidad. Aquí sobre todo pongo hincapié, como en otras ocasiones en la ley del celibato, del ayuno y la abstiencia, de los privilegios de algunos, del excesivo control en muchas materias, mientras en otras existe un total abandono. Me costaría varias páginas desarrollar este pensamiento. Ahí queda.

  • Comentario por Aparicio 28.09.11 | 20:25

    Cada vez me admira más la labor de los teólogos y me causa extrañeza de cuántos se empeñan en escudriñar los misterios de Dios. Creo que poco se puede añadir a lo mucho que a lo largo de los siglos se ha especulado sobre estos temas. Lo importante es contemplar, adorar, admirar la maravilla de un Dios que se ha acercado a los hombres con amor y misericordia. Ahí es donde conviene profundizar más y más.

  • Comentario por Andrés López 28.09.11 | 20:00

    Me parece que este artículo da en el clavo y expone con claridad las distintas tendencias eclesiales en cuestiones opcionales. El Codex se puede moficar, pero el dogma, no. El esfuerzo crítico de los cristianos, adultos en la fe, es muy útil para el bien de toda la Iglesia

  • Comentario por Emérito 28.09.11 | 19:37

    Es hora de que nos demos cuenta de que la Iglesia siempre es convervadora; gracias a está garantizada la supervivencia del dogma, la moral y la transmisión apostólica. No sé si por suerte o por desgracia ha de acomodarse a ciertas corrientes; pero lo hace con prudencia y después de mucho pensarlo. La prudencia siempre está unida al espíritu conservador.

  • Comentario por Raquel Sigüneza 28.09.11 | 18:54

    Estoy muy de acuerdo con lo que dice Antonio Carrillo. Por ejemplo: ahora les da por meterse con Pagola. Y mientras su obispo anterior dio el licet a su obra, otros obispos lo ponen en la picota. Y como a este teólogo les ocurre a otros. Bien que el magisterio de la Iglesia pueda supervisar, pero de ahí a condenar antes de tiempo hay mucho trecho.

  • Comentario por Antonio Carrillo 28.09.11 | 18:43

    La interpretación del Dogma también es susceptible diversas sentencias. Es verdad que nadie es capaz de entender un misterio, pero sí de mostrarlo en distintas modalidades. No olvidemos aquello de la evolución homogénea del dogma. Y muchos teólogos están haciendo una muy digna investigación.

  • Comentario por Alfaro 28.09.11 | 17:36

    Es necesario conjugar la labor entre progresistas y conservadores. Ambos son necesarios en la Historia de la Iglesia. Lo peor, cuando algunos sectores se radicalizan, tanto por una como por la otra tendencia. Hemos de aprender a respetarnos. Y es malo cuando la autoridad eclesial se inclina solamente al sector conservador, como ocurre con frencuencia. Porque no suele haber peligro de que se incline a los progresistas, pero debe respetarlos y apreciar su labor de avance con la historia.

  • Comentario por Alfredo A. 28.09.11 | 13:40

    Gracias a los progresistas desapareció la inquisición. ¡Gracias!

Viernes, 22 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728