Secularizados, mística y obispos

Obispos. Sed santos como

17.11.18 | 11:23. Archivado en Para los Obispos

San Deodato de Nevers, obispo
†: c. 679 Francia Memoria, 19 de junio

Un obispo que se hizo monje
San Deodato llegó a ser obispo de Nevers alrededor del año 655 y, en 657, asistió al sínodo de Sens. Tras de ocupar la sede episcopal durante varios años, renunció a ella y se trasladó a los Vosgos para llevar una vida de soledad y mortificación. Fue obligado a abandonar el sitio que había elegido para vivir, a causa de la hostilidad de las gentes de la comarca; entonces se refugió en una isla, frente a Estrasburgo, donde ya se habían instalado otros solitarios. Todos reunidos llevaron vida comunitaria, dedicada a la oración y la penitencia. San Deodato llegó a ser el superior y, con la ayuda del rey Childerico, construyó una iglesia.

Aquella comunidad fue el núcleo del que surgió, posteriormente, la abadía de Ebersheim. San Deodato, que sólo anhelaba entregarse a la contemplación, decidió apartarse de aquella existencia activa, para buscar un sitio donde pudiese servir a Dios sin otras preocupaciones. Sin embargo, a donde quiera que iba, se encontraba con la oposición y aun la persecución de los habitantes del lugar.

No tardaron en acudir los discípulos y Deodato fundó para ellos un monasterio que fue llamado «Jointures». No lejos estaba Moyenmoutier, donde otro obispo retirado, san Idulfo de Trier, gobernaba a otro grupo de ermitaños. Los dos santos se hicieron amigos y periódicamente visitaban sus respectivos monasterios. fuente: «Vidas de los santos», Alban Butler

>> Sigue...


DOMINGO 33º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

17.11.18 | 09:43. Archivado en Homilías

18 NOVIEMBRE DEL 2018. Mc. 13, 24-32
1.- Estamos en el penúltimo domingo del año litúrgico. El siguiente es la fiesta de Cristo Rey. Hoy nos muestra el Evangelio el fin del mundo. Jesucristo lo profetiza: nos habla de que habrá gran tribulación, y como algún cataclismo de tipo astronómico. Nos habla también de que vendrá Él mismo desde el Cielo con gran poder. Y profetiza a la vez que el fin del mundo la destrucción de Jerusalén. Esta destrucción se cumplió. También llegará el fin del mundo.

2.- Siempre ha preocupado a las gentes de todos los siglos este tema. Siempre ha habido gente que pensaban inminente el fin del mundo. Ahora también los hay. A mí me parece que lo que de verdad nos tiene que preocupara es el fin de nuestra vida. Aunque parezca que nos pueden quedar todavía años, nos hemos de dar cuenta que está más próximo, porque el tiempo vuela.

>> Sigue...


Rememorando mi conversión. Puntos de meditación 17-11-18

17.11.18 | 05:19. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Jesús, te adoro a ti que te has convertido en pan divino. Eres mi amigo desde hace cincuenta años. Somos desde entonces inseparables por tu gracia y amor. Deseo transmitir esta amistad a todos que me rodean, con todos con quienes me relaciono; a todos cuanto pueda.

2.- Te adoro en los sagrarios de mis fervores; los de Laguardia, donde fue mi conversión, donde sentí algo total. Aquella conversión fue hace cincuenta años. Después vinieron dos años de fervor increíble. Dame de nuevo aquel fervor y ayúdame a ser santo a difundir tu amor en un mundo en que no hay más que miserias y egoísmo. Imagino y te visito en el sagrario de Recoletas, allí en las vacaciones de Navidad pasábamos ratos inolvidables; eran las primeras horas de la tarde; ahora en mi jubilación lo rememoro con gozo cuando te visito todas las tardes a primera hora, en algunas iglesias que encuentro abiertas.

3.- Ha pasado medio siglo desde aquella primera conversión; no te he sabido ser fiel desde entonces y siento, dentro de una gran paz, la compunción de corazón, la pena de haberte sido inútil. Ha habido, sí, Jesús, mucho descuido por mi parte; pero nunca te he dejado. Sufro de que no sepa como los santos hacer vibrar a todos en amor a ti. Pero, no me dejes nunca, que no sé vivir sin ti.

>> Sigue...


Lunes, 10 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos