Secularizados, mística y obispos

Ambrosio Eransus, el final

11.11.18 | 16:19. Archivado en Ejemplos de vida

Ambrosio Eransus 3
El final
La muerte física, un acontecimiento rápido, un sprint acelerado en el camino de la vida eterna, a la llegada a la puerta de la casa del Padre. Hemos nacido y necesariamente hemos de morir. ¿Cuándo, dónde y cómo ha de ser el paso de este túnel? Aunque incierta la hora y el modo, es seguro que a la salida de este túnel nos encontraremos con el Padre. Por eso, lejos de asustarnos la muerte, debemos esperarla con alegría, porque ¿quién no siente alegría al haber que a va a encontrase con su Padre?

El pensamiento de la muerte, lejos de ser un trauma para un creyente, debe hacernos estar atentos y vigilantes en postura de entrega desde la cuna hasta el sepulcro, porque este camino que todo el mundo ha de recorrer necesariamente, es el camino hacia el encuentro con Dios, con el Dios de los Mandamientos, que nos ha dado el precepto del Amor, a Él y al prójimo como a nosotros mismos, con ese Dios de los Sacramentos que nos ha puesto en el camino como fuentes de perdón, de entrega, de fuerza para hacer la ruta más llevadera, con ese Dios que quiere sepamos perdonar como Él nos perdona.
El examen al que Dios nos someterá ya lo sabemos de antemano; por eso es fácil llevarlo bien preparado: ¿Nuestro camino ha estado sembrado de amor y de perdón? ¿Hemos sido por encima de todo, incluso de la ley, testigos fieles del amor? ¿Han podido decir de nosotros, “Mirad cómo se aman”?

>> Sigue...


VIVIR CON OPTIMISMO

11.11.18 | 11:16. Archivado en Enfermos y debilidad

Los optimistas disfrutan de una personalidad que les impulsa más a ver lo bueno que lo malo con relación a las situaciones de su existencia. A otros, por el contrario, su pesimismo les lleva a un estado de ánimo triste y decaído y a una visión catastrófica de la vida. La felicidad de la persona es posible sea cual sea el temperamento de cada uno. Lo tienen algo más difícil los pesimistas, pero si se conocen pueden llegar a un equilibrio perfecto, a un proyecto de vida lleno de amor a sí mismos y a los otros, con gran afición al trabajo y a la cultura.

Hemos de saber enfrentarnos a la vida. Son inevitables los disgustos, sinsabores, errores, altibajos y contratiempos, pero es preciso vencer estas situaciones. Algunas cosas buenas tenía el famoso Don Pablo del prestigioso serial televisivo "Cuéntame cómo pasó": sabía encarar las circunstancias más negativas y aprovecharlas como experiencia positiva. Es el favor que hacen a nuestra vida todos los infortunios a quien sabe encajarlos.

>> Sigue...


Tened confianza; yo he vencido al mundo. Puntos de meditación 11-11-18

11.11.18 | 05:12. Archivado en Espirtualidad mística

1.- "Tened confianza; yo he vencido al mundo". (Jn. 16,33) Contemplo a Jesús en la noche de Jueves Santo, cuando dice estas palabras llenas de amor a los suyos. Las dice en momentos críticos para él; las dice dentro de un largo discurso en la primera Eucaristía; en un clima de gran piedad.

2.- Me uno a aquel grupo dentro de la Misa, dentro de la Comunión; me uno del todo a Jesús, a todo el Cuerpo Místico de Cristo.

3.- Yo he de tener gran confianza en Jesús y en la Iglesia; confianza, a pesar de ver a tantas personas infieles a la verdad, creyendo además que ellos son la auténtica Iglesia de Cristo.

4.- Creer, Señor, en ti y con amor a quienes ya no creen, pero fingen ser la verdadera Iglesia. Tener paciencia. Orar. Te pido, Señor, por quienes ya no rezan.

5.- Dame siempre la seguridad en mi fe. Y sobre todo dame fuerza para amar, para querer a todos, para estar siempre dispuesto a la entrega total. Mi oración por tu Iglesia.

6.- Envía, Señor, obreros a tu mies. Mira Señor este mundo, este tu pueblo que se aleja de la verdad y del amor. Ten compasión de nosotros.

>> Sigue...


Viernes, 14 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos