Secularizados, mística y obispos

Don Ambrosio llevó la cruz

21.10.18 | 16:25. Archivado en Ejemplos de vida

Ambrosio Eransus 2
Ofrecimiento
A partir de ahora, y con el favor de Dios, los trabajos, las penas y los dolores serán el manjar de mi vida en la voluntad del Padre – Dios.
Jesús es el camino, es la verdad y es la vida. Él es la puerta de entrada a la casa del Reino eterno, puerta estrecha por la que hemos de pasar uno por uno sin otro bagaje que el de las obras que cada cual haya hecho en la vida. Allá no valdrán recomendaciones ni empujones. Es importante acertar con el camino que conduzca a la puerta, y la llave y el cerrojo de esa puerta será la cruz, llevada en Jesucristo. “Tome su cruz y sígame”.

Esta nuestra cruz será fraguada en el dolor. Es más fácil llevarla sobre el hombro que arrastrarse. Pero esta cruz tiene que ser aceptada; nunca rechazada. Esta cruz, llámese dolor o cáncer, es valedera para abrir la puerta. El hermano dolor, más que amigo, se hace hermano con toda la familia humana. Mi cruz, tu cruz es la cruz de Jesucristo: que Él no subió al madero para su salvación, sino para ti, para mí. ¡Mi cruz, tu cruz es la cruz de Jesucristo!
Ahora reflexiona: si tratas con cariño, con alegría y besas con amor el crucifijo… ¿Por qué no has de mirar y besar con cariño tu cruz, como al crucifijo; ¿y lo mismo que la tuya, la del otro? ¡Loado sea Dios en el dolor y en el cáncer del hermano!
En la hermana cruz, la humanidad conoce y experimenta en cada vida el dolor; sin embargo, no encuentra, no entiende, no acepta el dolor como no sea a través de la cruz de Jesucristo inocente y paciente. No resulta fácil entender a San Pablo cuando dice: “Líbreme Dios de gloriarme en otra cosa que en Jesús crucificado…”, más que algunos blasfemos inconscientes, quienes en las catástrofes pretenden llevar a Dios al banquillo, sencillamente porque en la cruz está la salvación del hombre.

>> Sigue...


UNIDO A TI, DARME A LAS ALMAS

21.10.18 | 11:10. Archivado en Espiritualidad - Mística

Aquel seminarista llegó al sacerdocio lleno de ilusión. Contaba los días que le quedaban para subir las gradas del altar. Cada jornada, anotaba en la hoja del calendario el número de sacrificios y actos de amor ofrecidos al Señor como preparación para la fecha más importante de su vida. Mandó a su tía monja bordar la cinta blanca con hilo de oro; la cinta que envolvería sus manos recién ungidas. Así decía la inscripción: "Señor, unido a ti, darme a las almas."

Preciosa la máxima para vivir una existencia plena de apostolado. Con este propósito no resultaría difícil imitar a San Pablo que decía: "Me gastaré y desgastaré hasta el límite por vuestras almas." (2 Cor. 12,15). Servir a Dios amándole; vivir siempre junto a El; ser pastor de almas en el rebaño del Reino de Dios. Y no me gozaré sino cuando sirvo más a Dios. Todos mis apegos y egoísmos han de ser consumidos por el fuego de la caridad. La Eucaristía, tener a Jesús en el corazón, pasar largas horas junto al sagrario, todo en función de este amor de Dios, todo en aras del servicio total a nuestros prójimos.

>> Sigue...


Me someto a Dios. Puntos de meditación 21-10-18

21.10.18 | 04:53. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Me someto a ti Santísima Trinidad, Padre, Hijo, Espíritu Santo porque soy criatura, porque Tú eres la Cabeza, Señor Jesús.

2.- Me da mucha pena e indignación los que luchan contra la fe con sus escritos o con sus tendencias progresistas que arañan el dogma cristiano católico; me da pena los que sacan todas las arrugas de la Iglesia, porque al sacarlas, otros no se deciden a entrar en ella y viven más tibios y como desengañados. Te pido por eso por la santidad de los sacerdotes.

3.- Danos fidelidad. Estar contigo siempre. Permanecer en tu amor.

4.- Me someto al Padre, Hijo, Espíritu Santo pro amor. Mantenme en tu amor todo el día. Que a lo largo de la jornada vaya mi alma hacia ti. Vuele hacia el Sagrario; y dame celo para la salvación de las almas.

5.- Dame mucho amor. Fervor sensible, porque me parece que así seré más diligente y también más eficaz en tu Reino.

>> Sigue...


Sábado, 16 de febrero

BUSCAR

Editado por