Secularizados, mística y obispos

TENER MIEDO AL MIEDO

07.10.18 | 11:07. Archivado en Enfermos y debilidad

Esta breve sentencia dicen que la pronunció el republicano Hazaña para expresar de una forma lapidaria algo que corroía el interior de muchos ciudadanos, el miedo. El miedo causa la debilidad en muchas personas que se acoquinan en un rincón de su alma; en otras, una valentía extraña que las incita a machacar a su enemigo. La mayores iniquidades se han cometido guiadas por el temor. Y por otra parte la máxima debilidad es con frecuencia un quiste maligno causado por el pavor. Es preciso luchar, sí, contra el miedo pero no con la misma arma, ni con la contraria, sino con el amor.

Que jamás nos lleve el pánico a aliarnos con la injusticia. El mal se destila muchas veces en los alambiques del temor; es una flor con semillas negras; un veneno que fluye de la duda ante el fracaso, como reacción contraria a la cobardía. Hay que tener cuidado.

Hace unos meses veía la película "Infiltrados", que pasó sin pena ni gloria, Óscar del 2007. En aquel film, para mí desventurado, todos temían a una rata infiltrada en las filas de la policía. Para luchar contra la alimaña quebrantaban todos los principios morales. El hombre ya no era un ser investido de dignidad propia, sino una posible rata a extirpar. Lo importante, no ser desposeídos del poder. Allí iban muriendo uno a uno todos, a causa del temor, hasta que la misma rata venció al último policía superviviente.

No es una solución matar, sino quien está investido de poder es el primero que ha de luchar contra el pánico con amor.
Pero los más débiles, los que se acoquinan, ¿cómo podrán luchar y vencer en esta batalla del miedo que se forja en lo más íntimo de la persona? A lo largo de los años he leído muchas decenas de biografías de personas santas. Muchas de ellas eran tímidas, asustadizas, como sin fuerzas para nada, miedosas. Algunas incluso han pasado toda su existencia aquejadas de enfermedades y dolores que parecía las iban a aniquilar. Pusieron en Dios toda su esperanza y confiaron en Él. Del Señor han sacado fuerza para entregarse a grandes empresas. Incluso muchas de estas persona decían que precisamente Dios desea para su obra la debilidad, más que la fortaleza. El amor a Dios les daba confianza y les ayudaba a ser valientes y entregados, a vencer el temor. Está claro: ni siquiera hemos de tener miedo al miedo.

José María Lorenzo Amelibia
Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 22 de febrero

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Febrero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728