Secularizados, mística y obispos

NO TENGO TIEMPO

21.09.18 | 11:23. Archivado en Espirtualidad mística

He oído de muchos labios religiosos, incluso sacerdotales, palabras que, sin pretenderlo, cierran la esperanza de una entrega generosa al Señor en la oración: "No tengo tiempo. Qué más quisiera sino disponer de abundantes horas para enfrascarme en las cosas del espíritu." A pesar de todo podemos observar en estos mismos hombres y mujeres cómo pierden varias decenas de horas cada mes en conversaciones estériles o en informarse de noticias y cuentos de lo sucedido en el pueblo provincia.

El entendimiento humano en su deseo de saber resulta insaciable. Nunca nos cansamos de charlar sobre el último suceso o de pasar un rato junto al televisor. Somos como esponjas que se hinchan absorbiendo cuanto les rodea. Nuestra inclinación mundana tiende a cebarse con las añadiduras y a olvidarse del Reino de Dios y su justicia. (Mt. 6,33)

¡Amigo mío: Esa esponja debe ser estrujada. Hemos de vaciarnos de toda opción estéril y mundana. No existe otro remedio si deseas ser árbol de vida que ofrezca pingües frutos en le Reino de Dios.
Me decía un compañero cargado de buenas obras en la fe: "Cuanto más quitamos de la memoria la curiosidad por enterarse de todo cuanto sucede, mejor podemos ocuparnos de las c osas de Dios." Es hora de considerar muchos valores mundanos como basura. Es la única manera de ganar a Cristo. Dios se resiste a entrar de lleno en nuestros corazones porque no hay lugar para El.

>> Sigue...


¿ENFERMOS O ASESINOS?

21.09.18 | 11:01. Archivado en Enfermos y debilidad

Durante mucho tiempo llegué a pensar que se había superado el salvajismo de mi época infantil, en los años posteriores a la guerra. En aquellas décadas jamás se refería la noticia dura de abuso contra los débiles de la sociedad. Por desgracia hoy escuchamos barbaridades desagradables de describir, pero es necesario enterarse para no ser posibles víctimas, y para intentar poner remedio.

En el año dos mil dos nos informaban de que tres jóvenes habían matado a golpes a un mendigo mientras dormía a las puertas de un garaje cerca de Atocha. En ese mismo período nos decían de una diversión de ciertos jóvenes: atacar a ancianos, destrozar el mobiliario urbano, golpear a los sin techo; y todo esto lo grababan en vídeo para entretenimiento de un grupo de amigotes sin sentido. Años más tarde prendían fuego a un menesteroso acurrucado en un aparcamiento municipal. En otro lugar muy distante hacían lo mismo con una pobre mujer que se refugiaba en una noche fría dentro de la cabina de un cajero automático. Ambos murieron calcinados. Nuestra sensibilidad sufre viendo la crueldad de algunos muchachos todavía adolescentes.

>> Sigue...


Sermón de la montaña. Puntos de contemplación. 21-9-18

21.09.18 | 05:23. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Contemplo a Jesús en el sermón de la montaña. Lo veo en mi interior, en lo alto de la colina rodeado de gente que le sigue. Me quedo en medio mirando.

2.- Escucho la voz de Jesús que dice: "Vosotros sois la luz del mundo; vosotros sois la sal de la tierra".

3.- Miro mi alma que debe ser eso. ¡Tantos años ya en este mundo! Si fuese al menos como una linterna que da luz... Y cualidades Dios me da. Ayúdame, Señor, a explotarlas.

4.- Padre, ven en mi ayuda, apresúrate a socorrerme.

5.- ¡Ser luz! Lo ansiaba desde mi ordenación de acólito, cuando transformar. Yo lo deseo, y Tú me ayudarás.

>> Sigue...


Sábado, 20 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos