Secularizados, mística y obispos

ADORADORES

18.09.18 | 18:30. Archivado en Eucaristía

Mientras muchos trabajan, descansan o se distraen, nosotros, ya jubilados de antiguas obligaciones, dedicamos horas a la adoración, agradecidos a Jesús que se ha quedado por siempre en todos los Sagrarios del mundo. Asumimos esta responsabilidad.

Siempre ha habido adoradores en el mundo; ahora son menos. Y esta función desinteresada y humanitaria, el Señor la convierte en bendición para el mejor desarrollo del Reino de Dios.

¡Venid, adoremos al Señor!

Algunos hermanos son adoradores nocturnos y convierten las tinieblas de la noche en luz eucarística para bien de la Iglesia. Existen también adoradores diurnos en el silencio contemplativo, y allí se agranda su capacidad de amar al Señor y a sus hermanos. Los inmensos frutos de este apostolado se reflejan en el quehacer de la Iglesia. Por eso, cuando decae el fervor o el número necesario de almas contemplativas, se resiente toda labor evangelizadora, porque "si el Señor no edifica la casa, en vano laboran los albañiles".

>> Sigue...


A la repesca de vocaciones

18.09.18 | 11:09. Archivado en Crítica


Me impresiona la muerte de los curas. En pocos días han pasado de este mundo dos de menos de setenta años. Cada vez quedan menos en la viña del Señor. Dentro de unos años desaparecen ya los curas viejos y bajará la edad media del clero considerablemente. Ahora anda en torno a los 65. Después quedará a poco más de cuarenta, pero a costa que el clero habrá descendido a mínimos en su número; porque no hay esperanza de que a corto plazo aumenten la vocaciones.

En repetidas ocasiones hemos hablado de la necesidad de sacerdotes casados. Son muchos los jóvenes que todavía serían sacerdotes sin la ley del celibato. Hora es ya de que nuestra jerarquía abra sus puertas a esta iniciativa tan solicitada. Y que repesque a los pocos secularizados que todavía aceptarían volver al ministerio sacerdotal. Digo que pocos, porque la mayoría somos ya muy viejos.

>> Sigue...


Misericordia. Puntos de oración. 18-9-18

18.09.18 | 04:35. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Deseo y te pido, Señor, como para empezar, imitarte, Jesús, en tu energía suave pero firme. Siempre decidido a seguirte, que no me doblegue en mis criterios, pero que sea muy flexible en mis modos.

2.- Enséñame, Señor tu verdad. Y de una manera especial tu verdad eucarística para que sea consciente siempre de tu presencia.

3.- Ten misericordia de tu pueblo, de todos cuantos están alejados. Mirad cómo se apartan las almas de la fuente de la vida. Compadécete de ellas. No se dan cuenta del riesgo de perder su eterna salvación. ¡Ten compasión de tu pueblo!

4.- Y dadnos sacerdotes santos; que salgan varios con espíritu carismático que muevan a tu pueblo. Ten misericordia de nosotros, Señor.

5.- Perdona mis pecados, mira que soy tu amigo, y no he sabido serte fiel, pero ábreme la puerta de tu amor, y moraré siempre en tu casa, Jesús misericordioso; junto al Sagrario, junto a la Eucaristía. Virgen María, enséñame los caminos del Señor.

José María Lorenzo Amelibia

Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


Lunes, 18 de febrero

BUSCAR

Editado por