Secularizados, mística y obispos

¿Curas casados? IV

15.09.18 | 11:42. Archivado en Secularizados de ambos sexos


Por Juan Díaz Parroquín. (1)

Pero antes hablemos algo de Justicia y Verdad.
Catecismo 107. Los libros inspirados enseñan la verdad.
Catecismo 2467. El hombre busca la verdad. Está obligado a honrarla y atestiguarla: “Todos los hombres , conforme a su dignidad, por ser personas, se ven impulsados, por su misma naturaleza, buscar la verdad y, además, tienen la obligación moral de hacerlo, sobre todo con respecto a verdad religiosa. Están obligados a adherirse a la verdad una vez que la han conocido y ordenar toda su vida según sus exigencias”.

Es por ello que los Curas Casados buscamos, encontramos y nos adherimos a la verdad y actuamos en consecuencia. Me refiero a los Curas Casados que sí queremos cambios.
Catecismo 2469….En justicia, “un hombre debe honestamente a otro la manifestación de la verdad”. Y nosotros añadimos de toda la verdad.

La Jerarquía Católica no manifiesta ni la verdad, en algunos casos, ni toda la verdad en otros. Me explico. Durante años mantienen a los católicos, incluidos los seminaristas en la ignorancia bíblica y nunca enseñan los temas referentes al hecho de que sí se pueden casar los Sacerdotes.

>> Sigue...


DOMINGO 24º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

15.09.18 | 09:10. Archivado en Homilías

16 SEPTIEMBRE DEL 2018 Mc.
1.- ¿Qué respondería si me preguntara el mismo Jesucristo, como lo hizo a sus discípulos, ¿Quién dice la gente que soy yo? Ellos contestaron así: Unos dicen que eres Juan el Bautista, otros Elías o uno de los profetas. Pedro contestó: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Hoy gran parte de la gente no se preocupa de saber quién es Jesucristo, les tiene sin cuidado. Otros sí nos preocupamos, pero tal vez lo sabemos de una manera rutinaria. Lo cierto es que él debe influir en nuestras vidas. Eso te pido hoy, Señor, que influyas más en nuestras vidas.

2.- Jesucristo les instruía en aquellos momentos a los suyos y les decía: que él tenía que padecer mucho, que sería entregado, que sería condenado y lo ejecutarían, pero que resucitaría al tercer día. Pedro no aguantó que dijera aquello. No admitía esta profecía y le increpaba al Señor. Pero el mismo Jesús le riñó a su discípulo predilecto, y lo trató nada menos que de Satanás, porque pensaba de una manera meramente humana, no como Dios. Y luego añadió Jesucristo: "El que quiera venirse conmigo, que cargue con su cruz y que me siga". La cosa es clara. No puedo querer servir a Dios con dulzuras, como siempre de fiesta. No puede ser así. He de tomar con fortaleza la cruz de cada día, ofrecerle mis obras cada día, y seguirle así hasta el final. Y ser consciente de que el egoísmo ha de estar lejos de mí, porque "el que pierda su vida por el Evangelio, la salvará".

>> Sigue...


Quieto delante de Ti. Puntos de oración. 15-9-18

15.09.18 | 04:46. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Me quedo aquí, quieto, sentado delante de ti, Señor, en esta iglesia delante del sagrario; y me vine a la memoria el canto que ayer leía en latín: "Qué amable eres, buen Jesús, oh buen dulce Jesús; qué deleitable eres, buen Jesús".

2.- Quiero sentir en mí tu amabilidad, tu bondad, tu amor. Quiero que sea para mí durante el día mi mayor placer; sentir el calor de tu corazón.

3.- Quiero que sea para mí la alegría de mi corazón, el solaz de mi mente atormentada a ratos por tanta desgracia del mundo y de la existencia.

4.- Oh buen Jesús, óyeme; dentro de tus llagas, escóndeme. Este es mi deseo y a la vez mi súplica a ti Padre en nombre de este mismo Jesús. En Vos está el hacerlo realidad.

5.- El padre Pío pasó su vida envuelta en amarguras; en marginación enorme por parte de la jerarquía, y a vez en olor de multitudes, e incluso, a temporadas con el parabién de papas. ¡Cuánto sufrió! Pero tenía una convicción profunda de tu amor y en ti encontró su solaz. Dadme, Señor, espíritu de abnegación y dolor de mis pecados. Y haz que siempre me adhiera a ti, y no permitas que me aparte de ti.

>> Sigue...


Viernes, 19 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos