Secularizados, mística y obispos

HOMBRES DE DIOS

01.09.18 | 11:05. Archivado en Espirtualidad mística

He conocido en mi vida algunos hombres de Dios. No han sido muchos. Me ha cabido en suerte tratar en profundidad con algunos de ellos. Enseguida la conversación tomaba alas, subía hacia las alturas de la vida interior, del Todopoderoso o de sus siervos los santos. Alegre la charla amistosa con estas personas. Y llena de paz.

No resultaba posible descender a la crítica estéril y ramplona en contra de los hermanos. Para todos encontraban estos hombres santos palabras de comprensión y cariño. Poco a poco, de una manera insensible, iba derivando el diálogo a temas del todo relacionados con el Señor.

¿Cómo habrán llegado sus vidas a disfrutar este prestigio o halo de santidad? Nunca se lo propusieron. Tampoco el sol pretende alumbrar a todas las gentes. Ellos han permanecido volcados en su trabajo, en su oración y lectura de libros del espíritu, en su cariño hacia los compañeros todos, hacia las necesidades de sus semejantes. Como árboles de dulces frutos, han atraído sin intentarlo a centenares de personas que buscaban en ellos saciar el hambre de trascendencia, firmeza en la fe, seguridad en los principios tan amados desde la juventud. Los años corren. Aquellos varones de Dios van pasando.

>> Sigue...


DOMINGO 22º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

01.09.18 | 09:21. Archivado en Homilías

2 septiembre 2018. Mc. 7, 1-8
1.- Tenían los judíos una costumbre: lavarse las manos antes de las comidas. Y esta costumbre la transmitían de padres a hijos, como un signo de limpieza. Resulta que en alguna ocasión los discípulos del Señor no cumplían esta tradición; y un grupo de fariseos se acercó a Jesús para llamarle la atención de que sus seguidores no cumplían con el rito.

2.- Jesucristo les hace una advertencia y trata de hipócritas a laso fariseos, y dice: "Este pueblo me honra con los labios, pero mi corazón está lejos de mí". Da a entender aquí el Señor la importancia de que nuestra religión no sea de meros ritos externos, sin vida ni corazón. Ha de ser del todo profunda. Amar a Dios desde el fondo del alma, desde lo más íntimo del corazón. Por eso, sí, cumplir con el mandamiento de la Misa dominical, cumplir con todos los preceptos, pero con total convicción. Poner empeño en hacerlo bien; poner empeño en honrar a Dios con la palabra y con mucha atención. En la Misa en concreto, antes de ir a ella, hacer unas consideraciones espirituales, y hacer el propósito de estar en ella con atención. Si comulgamos, hacerlo con deseo, con buena preparación, y después, dar gracias a Jesús que está con nosotros. Evitar las rutinas. Poner empeño.

>> Sigue...


Fiel a mi propósito. Puntos de oración. 1-9-18

01.09.18 | 05:02. Archivado en Espirtualidad mística

Estas meditaciones hazlas sin ansia de pasar adelante. Normalmente cada punto breve está precedido por un número seguido de punto y guión.- Es una señal discrecional de parada. Cuando piensas que te has agotado en afectos, discursos o contemplación pasa al punto siguiente. Lo mismo haz si no te dice nada la frase leída. Siempre has de comenzar la oración cortando con suavidad los pensamientos ajenos, y centrándote en el Señor. Al finalizar termina siempre con un coloquio con la Virgen María y con Jesús, su Hijo, Dios y hombre verdadero.

1.- Jesús, hoy me acerco a tu corazón como más purificado por la confesión y con el propósito de no volver a caer en las misma faltas . Pero necesito de ti, porque no puedo continuar ni concluir cosa conducente para la vida eterna.

2.- ¡Padre, deseo con tu ayuda llegar a la verdadera pobreza de espíritu y perseverar en la oración, sea como sea! Reconozco mi nada y tu generosidad. Ayúdame a ser de verdad humilde, pobre en el espíritu.

>> Sigue...


Lunes, 19 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos