Secularizados, mística y obispos

APEGOS

22.08.18 | 11:17. Archivado en Espirtualidad mística

Al despertar a la vida en plena adolescencia, escuchabas a tu maestro unas palabras llenas de fuerza ascética: "Lucha contra los apegos para llegar a Dios."

Han pasado los años, y esta frase toma nuevo vigor. Va a ser ahora como eslogan de primavera.
En tus tiempos mozos quería esclavizarte el demonio con el señuelo del placer sensible, y rompiste las cadenas antes de que te hubieran aprisionado. Llegaste a pensar en tu interior: todo lo superaré. Ahora con la ayuda divina comienzas a escalar alturas. No reparabas entonces que la vida interior es una carrera de obstáculos. Empezó después a absorber tu tiempo libre la afición al deporte; y más tarde la pasión por las novelas literarias o la curiosidad científica. Todo ello, sí, muy honesto, pero tu corazón debería volar a Dios y estaba amarrado con hilos de oro. Hubiste de cortarlos para entregarte de lleno al Señor y a tus hermanos, porque un apóstol nunca debe dejarse esclavizar. Todo lo creías resuelto.

>> Sigue...


La felicidad. Puntos de meditación 22-8-18

22.08.18 | 05:12. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Ante ti, Oh Dios hecho Eucaristía, me doy cuenta de que deseo la felicidad; la busco. Cuando te sigo también la busco. En ti encontraré siempre la única fuente de felicidad y de paz.

2.- Lo demás es efímero. No encontraré el placer; sí la paz, incluso en el dolor; incluso en las rachas de tristeza. Pero no te quiero seguir por la felicidad que me das, sino por amor; porque te quiero.

3.- Aumenta en mí, Jesús, el sentimiento del celo por las almas, por tu gloria, por la felicidad eterna y temporal de tantos que la buscan y no la encuentran. Miro el mundo: gente, gente, gente... casi todos descarriados, como ovejas sin pastor.

4.- Quiero ayudarles y casi da risa que yo pretenda esto, porque es superior a mis fuerzas, como mover una montaña. Compadécete, Señor, de ellas. Ríen, se entretienen como niños... Ten compasión de tu pueblo.

5.- Y dadnos sacerdotes santos; que salgan muchos, Señor, Ten misericordia de nosotros, Señor. Quiero llorar mis pecados y los pecados del mundo. Sin ti nos perdemos. Ten misericordia.

>> Sigue...


Miércoles, 20 de febrero

BUSCAR

Editado por