Secularizados, mística y obispos

LA MALA SUERTE

18.08.18 | 11:26. Archivado en Enfermos y debilidad

Se me grabó como a fuego el estribillo de hace unos domingos del salmo responsorial de la Misa: “El Señor ha sido grande con nosotros y estamos alegres”. De vez en cuando todavía me lo repito; me da fuerza, optimismo. Mi fe parece que se renueva. Es una de esas frases que nunca quisiera olvidar. Cuando a uno le salen las cosas bien, resulta gratificante recordarlo. Pero la realidad es la misma aunque las circunstancias no nos vayan tan bien. Soy consciente de aquello que le oía a mi abuela. “La vida es como un escenario en donde entra el hombre en este mundo llorando y lo abandona con suspiros”.

La gente normal, cuando ve a alguno sufrir y todo le sale mal dice: “¡Qué mala suerte. Éste ha nacido con mala estrella!” Los cristianos buenos, los santos, no piensan así. Nuestro director espiritual nos orientaba de manera muy distinta: “Dios es tan bueno y tan padre cuando nos salen las cosas bien como cuando nos viene el dolor o la enfermedad. Además no es necesario que vayáis buscando penitencias corporales, aunque no lo reprocharía; ¡faltaría más! Aceptad a la primera y con corazón agradecido todo cuanto os envíe, que no será poco”.

>> Sigue...


DOMINGO 20º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

18.08.18 | 09:36. Archivado en Homilías

19 AGOSTO DEL 2018. Jn. 6, 51-58
1.- Otra vez en este domingo consideramos unos párrafos de capítulo VI de San Juan. Son muy importantes. Tratan sobre la Eucaristía; el gran misterio, el regalo grande de los cristianos. Dice Jesucristo y vamos a escucharlo con veneración: "Yo soy el pan vivo bajado del cielo; el que coma de este pan, vivirá para siempre. Y el pan yo le daré es mi carne, para la vida del mundo."

2.- Cristo, se ve claro, se refería a la Comunión, a que Él está siempre con nosotros para ser el alimento de nuestras almas. Pero la gente de entonces, como muchos de ahora, no se lo querían creer y protestaban: "¿Cómo puede darnos a comer su carne?" Jesucristo entonces les dice: "Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él".

>> Sigue...


El Reino. Puntos de meditación 18-8-18

18.08.18 | 04:40. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Que nos demos cuenta de que el Reino de Dios es distinto del reino del demonio. Sin casi pretenderlo nos subyuga el demonio y nos tiende como lazos la soberbia y los instintos de gula y del placer y nos mete sin darnos cuenta la envidia a nuestros semejantes. ¡Venga a nosotros tu Reino, Señor.

2.- Dadnos vivir y trabajar por nuestra santificación y por extender tu Reino. Ten misericordia de nosotros.

3.- Corazón de Jesús, Hijo del eterno Padre, ten misericordia de nosotros. Derrama sobre nosotros tu gracia, Padre, para que podamos de alguna manera colaborar más en tu Reino. Te lo pedimos por Cristo n. S.

4.- Te pido que me sienta no solo, sino solidario, unido al Cuerpo Místico de Cristo. Te pido por medio de la Virgen María el don de la humildad; amar la humillación.

5.- No me siento con ganas de ello, pero que sepa aceptar todas las humillaciones con el sufrimiento y vergüenza que esto supone. Me adhiero a tu proceso de escarnio en la pasión.

>> Sigue...


Martes, 19 de febrero

BUSCAR

Editado por