Secularizados, mística y obispos

Con curas casados, menos abusos sexuales

04.08.18 | 14:59. Archivado en Crítica

Estamos seguros de que, si no existiera esta ley del celibato, no se darían estos escándalos clericales. La represión continua, sin compensarla con una profunda vida interior, aboca en anomalías sexuales patológicas. Estos mismos sacerdotes, si hubieran estado casados, con toda seguridad no habrían caído en tales aberraciones.

Hemos llegado a situaciones tan inconcebibles como ésta: En los Países Bajos existe desde mayo de 1995 un número de teléfono especial para denunciar casos de abuso sexual cometidos por clérigos. El organismo "Ayuda y Derecho" que investiga las quejas, fue creado por la Conferencia Episcopal de aquella nación. Al lado de este organismo existe también, desde hace cinco años, la fundación "Inter Iglesias" contra el abuso sexual en relaciones pastorales. Esta fundación ha recibido centenares de quejas. Pero se cree que no se dedica la debida atención al sufrimiento de las víctimas, y son a veces demasiado leales con los pastores denunciados. Y se da el caso de personas víctimas por segunda vez. Da la impresión de que se prefiere dar consuelo más que administrar justicia.

En Australia también han tomado medidas. Los obispos han elaborado un código severo de conducta para sacerdotes, a fin de restringir el frecuente abuso sexual por parte de clérigos. Así los sacerdotes no pueden estar a solas con niños. También han llegado a colocar confesonarios de vidrio.
El párroco Rik Devillé ha publicado unos libros críticos sobre la Iglesia y la violación por parte de ésta de los derechos humanos. Dice que se trataba de abuso sexual cometido en sesenta y dos casos por parte de eclesiásticos.
Jasón Berry en su libro comprueba que entre 1982 y 1992 hubo en su país cuatrocientas acusaciones de abuso sexual de niños. La Iglesia de Estados Unidos ha pagado hasta ahora más de 650 millones de dólares por indemnización.

>> Sigue...


DOMINGO 18º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

04.08.18 | 09:33. Archivado en Homilías

5 Agosto DEL 2018. Jn. 6, 24-35
1.- Jesucristo estaba en todo, porque en una ocasión dijo: - Os aseguro que me buscáis no porque habéis visto mis milagros, sino porque comisteis hasta saciaros. Trabajad no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura.

2.- Digo a Jesús, teniendo en cuenta esto del Evangelio de hoy: Señor, Tú sabes que me gusta que me atiendas en mis peticiones y confío en Ti. Pero ayúdame a no ser egoísta, ayúdame a amarte no porque me des cosas, sino porque eres bueno, porque te das a mí en este alimento que no perece la Eucaristía y la gracia santificante. Aumenta, Señor, mi fe y mi amor a Ti.

3.- Y le hicieron esta pregunta al Señor: - ¿Cómo podremos ocuparnos en los trabajos que Dios quiere? Jesucristo respondió: - Este es el trabajo que Dios quiere: que creáis en el que Dios ha enviado. Es decir, que creamos en Jesucristo.

>> Sigue...


Como el ciervo. Puntos de oración 4-8-18

04.08.18 | 04:58. Archivado en Espirtualidad mística

1.- "Suspiro, Señor, por ti, como el ciervo sediento por las corrientes de agua". Eso quiero yo y así lo dice el salmo.

2.- Y es verdad que tengo hambre y sed de ti; pero la oración me cuesta. Aunque jamás la dejaré, si tengo tu ayuda; por nada del mundo.

3.- Admiro la frase de San Pablo y a veces la siento. "Deseo morir, para ir contigo".

4.- Mi fe y amor a veces los veo majos; incluso me parecen decentes, pero son a la larga, lánguidos. Y es que me domina la comodidad y el deseo de placer y el temor al dolor.

5.- Llevo el examen particular sobre la mortificación desde hace años, pero hago menos actos de sacrificio que cuando me convertí.

>> Sigue...


Domingo, 17 de febrero

BUSCAR

Editado por