Secularizados, mística y obispos

Los años santos pasados y...

30.06.18 | 11:14. Archivado en Crítica

El 2016 fue año Santo de la Misericordia; el 2010 se celebró el año santo sacerdotal. Me parece estupendo la costumbre que están tomando nuestras jerarquías de ir dedicando años a causas nobles y pías. No sé si leerá esta demanda o súplica alguno que tenga influencia eclesial. Voy a ser breve: sacerdocio. En el mundo se calcula que existen alrededor de cien mil sacerdotes secularizados.

Todavía no ha habido una verdadera reconciliación con ellos, que yo sepa. En el año de la misericordia, dos compañeros, octogenario el uno, nonagenario, el otro, pidieron regresar al sacerdocio oficial y a los dos se les negó. Esperamos que la sensibilidad de los actuales pontífices cumplan la agenda que tienen de solucionar el problema eclesial de los mal llamados sacerdotes secularizados.

El rescripto de secularización era humillante. Se nos ha tratado mal por parte de muchos jerarcas, como traidores, de tal manera que aún, entre el mundo seglar, existen algunos que tienen de nosotros esta opinión, y pienso que la causa está en nuestra jerarquía.

Y lo más grave: el sacerdocio imprime carácter. No hay coherencia dogmática en las disposiciones eclesiales con la teología sacramental del Orden Sagrado y la prohibición de por vida del ministerio a los secularizados. Nuestros dirigentes en esta ocasión están fuera de la ortopraxis (incoherencia entre el dogma y normativa). Muchas veces ha ocurrido esto en nuestra Iglesia y ha sido causa de graves problemas. Nos llevaría mucho tiempo el recorrer la Historia de la Iglesia. No es el momento.

Por eso pedimos, suplicamos, sugerimos por el bien de esta coherencia sacramental y de nuestra Iglesia, tenga a bien nuestra jerarquía solucionar este problema. Se nos ocurre lo siguiente: admitir a la concelebración de la Eucaristía en determinadas fechas a los secularizados; después, reintegrar en el ministerio a quienes lo deseen, primero en puestos de mucha discreción, después ir normalizando todo. Y cambiar de una vez la ley del celibato que tantos problemas va creando en la Iglesia e incluso en la Sociedad.

>> Sigue...


Domingo 13 durante el año, ciclo B. Mc. 4, 35-40 1 julio 2018

30.06.18 | 09:39. Archivado en Actualidad

El evangelio de hoy nos narra el drama de dos contemporáneos de Jesús, agobiados por la desesperanza, a quienes éste devolvió la alegría. Veamos cómo actuó Jesús a favor de la vida, venciendo así a la enfermedad y a la muerte:

El primer drama lo vive Jairo, uno de los jefes de la sinagoga, que contempla impotente cómo se va apagando la vida de su hija: “Mi hija está agonizando. Ven a imponerle las manos para que se cure y viva”. Muchos de los aquí presentes, que son padres y madres de familia, comprenden perfectamente la angustia de Jairo, porque ustedes han sufrido cuando sus hijos se han enfermado; y algunos – dolorosamente – también han enterrado a sus hijos…

El segundo drama lo vive una mujer sencilla, que desde hacía doce años padecía una hemorragia que no habían podido controlar los médicos.

Jesús, sensible ante el dolor humano, atiende las súplicas de estos dos personajes: la hija de Jairo regresa a la vida y la mujer es curada de sus dolencias. Con estos hechos concretos, Jesús hace realidad lo que se afirmaba en la primera lectura: “Dios no hizo la muerte, ni se recrea en las destrucción de los vivientes. Todo lo creó para que subsistiera”.

>> Sigue...


Ascensión. Puntos de oración 30-6-18

30.06.18 | 04:55. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Ascensión contemplar. Jesús me señala el camino. Esperanza. Gozo.

2.- Después de las pruebas, el. Amarle más. Ascensión. Subir con Jesús y los Apóstoles al monte.

3.- Ver a Cristo como asciende. ¡Atráenos! A todos.

4.- Envíanos desde el Cielo deseos de ir allí. Ayúdame, enséñame a vivir al pie de la cruz: en la oración, en el silencio, siempre... (beato hno. Rafael).

5.- Buscaré siempre la pureza de intención. Motivos sobrenaturales. Repetir: Dios me mira y me ama.

>> Sigue...


FUE A VIDA O MUERTE

29.06.18 | 11:14. Archivado en Enfermos y debilidad

La patología del corazón con frecuencia es ambigua y solapada. Así fue en mi caso. Los síntomas eran tan sutiles que yo los confundía con una ligera molestia de estómago. Ha pasado más un año desde que me sucedió. Me dijeron que reponerme de la grave operación y de sus secuelas y complicaciones costaría este tiempo, y no se equivocaron. Nunca pensaba en mi corazón, a pesar de que varios amigos míos habían sufrido el zarpazo de esta enfermedad, y mi padre se nos fue de repente por esta misma causa. No sospechaba siquiera por mi fatiga al subir las escaleras los últimos meses; me parecía rara, pero no la relacionaba con nuestro órgano más apreciado. Seguí subiendo al monte - eso sí, no a grandes alturas y con paso moderado - hasta la misma víspera del ramalazo. Cuando menos pensamos, nos puede llegar el fin de nuestra estancia aquí.

Fue la operación a vida o muerte, y más casi a esta última; y no me entretengo en explicar pormenores; pero aquí estoy ya casi repuesto y con muchas ganas de permanecer de continuo en el tajo. Ahora dispongo de más tiempo para dedicarme a mis aficiones de toda la vida. Me han venido unas ganas enormes de cultura espiritual; de saber mucho de las cosas de Dios. Temas más propios de la juventud del seminario o sacerdotal me interesan sobremanera: el Diccionario de Sagrada Escritura, el de Teología Fundamental, varios miles de páginas con los que disfruto infinito y nutren mi alma, como anticipo de lo maravillosa que ha de ser nuestra estancia con el Señor por siempre en sus moradas.

>> Sigue...


Confianza. Puntos de oración 29-6-18

29.06.18 | 05:09. Archivado en Espirtualidad mística

En el día de San Pedro

1.- Confianza en la providencia; confiar el porvenir de la Iglesia en el día de San Pedro.

2.- Madre de amor y consuelo, causa de Nuestros amores: madre mía de los Cielos, vuelve tus ojos a mí.

3.- Amor a Cristo. Verlo crucificado. Clavado en una cruz y escarnecido. ¡perdón, Señor!

4.- Preciarme de no saber sino a Cristo, y a este crucificado.

5.- Comienzos del verano: Se ha manifestado la gracia de Dios a todos los hombres: enseñándonos a negar la impiedad y los deseos del mundo.

6.- Para que vivamos sobria, justa y piadosamente en este siglo, en esperanza.

>> Sigue...


Más de cien años del Padre Nieto

28.06.18 | 11:01. Archivado en Espirtualidad mística

120 años del nacimiento de un siervo de Dios en vías de beatificación: El P. Manuel García Nieto.
Hablaba yo con mi amigo sobre vida interior. El leyó hace unos años la biografía del santo jesuita, P. Nieto, pero no llegó a conocerlo. Sin embargo había sido cautivado por aquel hombre enamorado de Dios.
Una emoción inmensa embarga el alma de quien penetra en el misterio de este asceta sin par. Duda a veces si se trata de ensueño o realidad. Llena de admiración comprobar que en nuestro siglo haya existido una persona de esta talla de santidad. Un serafín en el amor a la Eucaristía; un místico como Juan de la Cruz o Teresa de Jesús; un penitente como Pedro de Alcántara; un padre de los pobres como Vicente de Paúl; un enamorado de sus almas, como el Cura de Ars. Todo en una pieza.

- "Dadme, Señor, el don de oración, dadme el don de abnegación", repetía una y mil veces en sus escritos íntimos, en sus apuntes de ejercicios. Mi amigo también repetía esta súplica, imitando al siervo de Dios.
Nieto - se quejaba mi compañero- acudía al Señor con esta plegaria, y Dios atendió su constante ruego. ¡Cuántos miles de horas vivió entregado a la contemplación a los pies del sagrario! Consiguió desligarse de todo apego terrenal, para adherirse por completo a lo eterno! Yo en cambio...

>> Sigue...


Agradecimiento. Puntos de oración 28-6-18

28.06.18 | 04:56. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Actitud de agradecimiento. Me invita Jesús a las bodas del reino. Verlo.

2.- Ver a los indiferentes sin llanto ni dolor, cuando aquí le dan muerte.

3.- Enjugará nuestras lágrimas. Traje interior de fiesta.

4.- Adorar a Cristo. Sus manos, sus pies, su corazón son de Dios.

5.- Está en el sagrario, culto de latría. Nos elevamos a la contemplación de su amor divino.

6.- Adorar a Jesús en quien se hallan escondidos todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia. Sentirme gozoso.

Jueves, 20 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca