Secularizados, mística y obispos

AMISTAD, LA MEJOR AYUDA A ENFERMOS Y SOLITARIOS

20.04.18 | 11:50. Archivado en Espiritualidad - Mística

Me llamó la atención algo que por casualidad vi en el canal tres de televisión: un señor había quedado minusválido y obligado a permanecer el resto de sus días en una silla de ruedas. Su jubilación fue forzosa, porque no podría en adelante desempeñar su trabajo. Además se sentía muy solo y desamparado; el año anterior su esposa había fallecido. Surgió entonces de una manera espontánea el amigo bueno. Un compañero de trabajo le ofreció su amistad y estaba al quite para escucharle, llevarle a cualquier lugar y emplear la mayor parte de los días un rato con él. Fue emocionante el encuentro de ambos en el plató de televisión.

"Con compañía y cariño me han hecho otra persona" - decía Margarita Pérez una viuda que había superado la depresión de su nueva vida con la fuerza de la amistad. Gracias a la reunión semanal con un grupo, ha consolidado relaciones muy humanas, se ha acostumbrado a dar y a recibir, y vive con la felicidad relativa a que todos aspiramos. Y afirma: "Antes era toda para mis hijos y nietos, ahora también pienso en mí y en mis nuevas amistades. Esto funciona, pero no dejo ni mucho menos mis obligaciones familiares."

>> Sigue...


No perdáis la calma. Puntos de meditación 20-4-18

20.04.18 | 05:26. Archivado en Espiritualidad - Mística

1.- JN. 14, 1-12 Hoy nos da Jesús esta lección: "No perdáis la calma; creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias... Y me voy a preparar el sitio...

2.- Volveré y os llevaré conmigo, para que, donde yo estoy, estéis también vosotros". Miramos cada punto.

3.- "No perdáis la calma", nos dice. Parece que nos ve envueltos en preocupaciones y que enseguida nos angustiamos. No temer. El Señor está con nosotros. Vamos a hacer criterio de este pensamiento.

4.- Nunca temer; Dios con nosotros. ¿Y qué más hemos de hacer? Creer en Dios y en Jesucristo su Hijo. Dios está con nosotros; y es Padre y no nos puede abandonar. Hemos de ser consecuentes con esto que creemos.

5.- Tener siempre la mirada puesta en el Cielo, porque nos promete esto: "En la casa de mi Padre hay muchas estancias; yo voy a prepararos el sitio.

6.- Por eso, aunque tengamos en este mundo cosas muy desagradables, hemos de confiar siempre en Dios que nos dará la otra vida feliz que no tendrá fin. Pedirle su gracia al Señor para practicarlo y para vivirlo.

>> Sigue...


Martes, 19 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca