Secularizados, mística y obispos

José Ángel Pérez de Onraita

12.04.18 | 17:40. Archivado en Ejemplos de vida

Empleado de banco
Mi primer contacto con José Ángel Pérez de Onraita fue en la década de los setenta. Cobraba mis haberes de magisterio a través de la Caja de Ahorros, y este señor era el director de la sucursal próxima a la parroquia de San Cristóbal de Vitoria. Desde el primer día de relación con la entidad, este jefe me dio una impresión óptima. Me atendió como si yo fuera la persona más importante del mundo. No sabría explicar el modo exacto, porque para ello tendría que ser José Ángel. Él era único, y a todos acogía con calor. Pero ¿quién era este hombre tan buen profesional y amigo?

Hace poco tiempo he entrado en contacto con un familiar suyo de una manera providencial: un chico, Enrique, que me llamó también la atención por su porte distinguido, sencillo y atento, digno nieto de tal abuelo. Él nos proporciona muchos datos.
Había nacido Don José Ángel Pérez de Onraita en Leza, en la Rioja, y a los 11 años marchó a estudiar a los Sacramentinos de Tolosa. Allí estaba encantado. Aprendió pronto a tocar el órgano; su padre le había enseñado en casa solfa y los primeros rudimentos de la carrera de piano, porque lo tenían en la casa natal. Nuestro amigo estaba encantado entre los religiosos sacramentinos y aprendió además de las asignaturas obligatorias y el órgano, francés, porque la congregación era de origen galo. Su fundador, nada menos que el gran santo enamorado de la Eucaristía, Pedro Julián Eymard.

>> Sigue...


Obispos. Enfermedades

12.04.18 | 11:10. Archivado en Para los Obispos

''La enfermedad de la acumulación: Cuando el apóstol busca llenar un vacío existencial en su corazón acumulando bienes materiales, no por necesidad, sino simplemente para sentirse seguro... La acumulación solamente pesa y ralentiza el camino inexorablemente''. Papa Francisco

>> Sigue...


Santa María. Puntos de meditación 12-4-18

12.04.18 | 04:57. Archivado en Espiritualidad - Mística

1.- Santa María, Madre de Dios, tú has dado al mundo la verdadera luz, Jesús, tu Hijo, el Hijo de Dios.

2.- Te has entregado por completo a la llamada de Dios. Te has convertido así en fuente de la bondad que mana de Él.

3.- Muéstranos a Jesús, guíanos hacia Él. Enséñanos a conocerlo y a amarlo.

4.- Para que también nosotros podamos llegar a ser capaces del verdadero amor.

5.- Y ser fuentes de agua viva en medio del mundo sediento. Amén. (Benedicto XVI, “Dios es amor”, número 42)
José María Lorenzo Amelibia

>> Sigue...


Sábado, 26 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca