Secularizados, mística y obispos

DANZA Y CANTO AYUDAN A LA SALUD

10.04.18 | 11:37. Archivado en Enfermos y debilidad

Oír música, escuchar buenas canciones serena los espíritus. Siempre se ha creído esto y se ha experimentado como realidad. Ya en el siglo XVIII decían de Felipe V que la voz del italiano Farinelli fue la mejor medicina para el monarca. El rey español era un hombre enfermo de melancolía – depresión diríamos hoy -. También entonces los médicos sabían recomendar el arte como método de curación. A lo largo de muchos años la presencia y la voz de Farinelli dieron al perturbado rey la paz interior que no lograban ni las medicinas ni otros medios naturales.

Hoy se sigue esta misma trayecto ria de curar por medio del la música y el baile. Esther Amorós ha fundado en Guipúzcoa un grupo de coreografía muy original. “Yo trabajaba en un banco, y mi compañero Natalio me propuso montar una escuela de danza para discapacitados. Los peculiares bailarines muestran una enorme ilusión y se emocionan a la hora de juntarse”. Ningún tipo de baile se les resiste; lo mismo el tango que el cha – cha – cha. La Universidad organizó un curso de verano con el tema “Las artes escénicas como terapia”. Los asistentes al baile final de los minusválidos subidos en sus sillas de ruedas, estaban ilusionados al contemplar a aquellos danzantes llenos de armonía y vida. Este tipo de baile combina el ejercicio con la musicoterapia, supervisado todo por fisioterapeutas.

>> Sigue...


Centrar toda mi atención en Dios. Puntos de meditación 10-4-18

10.04.18 | 04:41. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Ver el Espíritu del Señor desde el monte: el espíritu del Señor llenó el orbe de la tierra, aleluya, y el que lo contiene todo, tiene la ciencia de la voz, aleluya, aleluya, aleluya.

2.- Centrar toda mi atención en Dios Trinidad. Dejarme invadir del Espíritu. Y decirle con total humildad: ven Padre de los pobres, ven dador de todo bien, ven luz de los corazones.

3.- Sentirme en los brazos de Dios con paz y decirle: Consolador buenísimo, dulce Huésped del alma, dulce refrigerio. Darme cuenta.

4.- El Espíritu Santo habita en mi. Echarme en su regazo. Tranquilo y consciente.

5.- Repetir: en el trabajo descanso, en el estío frescura, en el llanto, consuelo.

>> Sigue...


Martes, 19 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca