Secularizados, mística y obispos

Obispos. Sed santos como

07.04.18 | 15:24. Archivado en Para los Obispos

San Gerardo, obispo de Csanád, mártir

+ 1046 Memoria, 24 de septiembre
San Gerardo, a veces de apellido Sagredo, el apóstol de un distrito grande en Hungría, fue un veneciano, nacido alrededor del principio del siglo XI. A temprana edad se consagró al servicio de Dios en el monasterio benedictino de San Giorgio Maggiore en Venecia, pero después de algún tiempo dejó para llevar a cabo una peregrinación a Jerusalén. Al pasar a través de Hungría se hizo conocido al rey, San Esteban, quien le hizo tutor de su hijo.

Gerardo comenzó así a predicar con éxito. Cuando San Esteban, estableció la sede episcopal de Csanád nombró a Gerard para ser su primer obispo. La mayor parte de las personas eran paganos, y los que llevaban el nombre de cristianos eran ignorantes, brutales y salvajes, pero San Gerardo trabajó entre ellos con mucho fruto. Siempre en lo posible, se unió a la perfección del estado episcopal de la vida contemplativa, que le dio un nuevo vigor en el ejercicio de sus funciones pastorales. Gerardo era también un erudito, y escribió una tesis sin terminar en el Himno de los tres jóvenes así como otras obras que se han perdido.

>> Sigue...


DOMINGO II DE PASCUA. CICLO B

07.04.18 | 09:08. Archivado en Homilías

8 ABRIL DEL 2018. Jn. 20,19-31
1.- Vamos a contemplar el momento en que Jesús se presenta delante de los Apóstoles, ocho días después de la Resurrección. Tomás, el apóstol que estuvo ausente la semana anterior y no creía, está ahora allí. Cristo se le dirige a él y le dice: Tomás, trae tu dedo, aquí tienes mis manos. Trae tu mano y métela en mi costado. Y no seas incrédulo sino creyente. Tomás, lleno de emoción exclama: ¡Señor mío y Dios mío! Y Jesús le añade: ¿Porque has visto has creído? Bienaventurados los que crean sin haber visto.

2.- Esta escena siempre me produce al leerla gran emoción y alegría. Es el acogernos el Señor en pura fe. Cuando creemos en Él sin haberlo visto, nos dice que somos dichosos. Grande es nuestro mérito. Le decimos ahora a Jesús: Señor, creo en tu Resurrección; creo que con ella nos salvas y nos permites vivir en gran esperanza. Ayúdame a vivir siempre en esta sensación de Pascua. Dadnos esa alegría de saber que nos has salvado. Danos la alegría pascual. Y sobre todo, Señor, aumenta más y más nuestra fe.

>> Sigue...


Sentir con Jesús resucitado. Puntos de meditación 7-4-18

07.04.18 | 04:29. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Lavarnos en el agua pura. Sentir con Jesús resucitado. "los que son según el Espíritu, sienten las cosas Espirituales. Porque el apetito de la carne es muerte, pero el del Espíritu es vida y paz.".

2.- Sentir en el alma esa desazón que sentía Pablo al ver al hombre separado de Dios. ¡Señor, unido a ti, darme a las almas!

3.- Sentir la Pascua. Festejar no con vieja levadura; no con levadura de Malicia, sino con ácimos de pureza y de verdad. Sentirme resucitado con Cristo.

4.- Repetirle: “He resucitado y aún estoy contigo, Aleluya. Pusiste sobre mí tu mano, Aleluya. Es admirable tu ciencia, Aleluya, Aleluya.

5.- “Tú, Señor, me has probado y me has conocido; has conocido mi postración y mi resurrección”. Aleluya.

>> Sigue...


Viernes, 25 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca