Secularizados, mística y obispos

Ejemplos de vida José Antonio González Zabaleta

10.02.18 | 18:05. Archivado en Ejemplos de vida

José Antonio González Zabaleta
Era cinco años mayor que yo. Cuando entré al seminario, le admiraba: serio, inteligente. A mí me parecía mayor. Se le veía ya entonces muy dueño de sí mismo, muy exigente consigo mismo. Cumplidor del reglamento, atento con todos.

Nació en Eslava, un pueblecito de Navarra, en el año 1929. Y cantó Misa en 1955. Estuvo como coadjutor en Miranda de Arga durante tres años, y marchó después a estudiar a Salamanca donde se licenció en Teología. Desfiló después, también como coadjutor por Cintruénigo y Sangüesa.
Eran años en que abundaba el clero; sobraban curas y aun los más inteligentes y preparados habían de aguardar mucho tiempo antes de desempeñar cargos de importancia. Pero a José Antonio González, nunca le llegó el turno. Urzainqui, pueblecillo encima de Pamplona fue su primera parroquia y ya llevaba siete años de cura. Y otra vez coadjutor, a Corella. Hasta el año 75 en que marchó a Pitillas y después a Ázqueta y Urbiola, a Villanueva de Yerri, a Monreal. Toda su vida sacerdotal iba transcurriendo de pueblo en pueblo, siempre lugares pequeños, sin importancia.

>> Sigue...


DOMINGO VI DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

10.02.18 | 09:08. Archivado en Espirtualidad mística

11 FEBRERO 2018. Mc. 1,40-45

1.- Tuvo que ser hermosa la escena del Evangelio de hoy. Se acerca a Jesús un leproso y le pide: "Si quieres, puedes limpiarme". El Señor sintió lástima y le dijo: "Quiero; queda limpio".

2.- Es precioso que tú y yo nos acerquemos al Señor con mucha fe, como el leproso. A la hora de ir a comulgar, vamos a decirle: "Si quieres, puedes limpiarme". Me doy cuenta de que el pecado es una realidad en mi vida. Tú me conoces, Señor. Conoces mis deseos de ser bueno, y a la vez mi fragilidad. Si quieres, puedes limpiarme, como a aquel leproso. Y en todo caso, ayúdame a no caer en el pecado. Líbranos, Señor, de todo mal.

>> Sigue...


Experiencia de tu amor. Puntos de meditación 10-2-18

10.02.18 | 05:02. Archivado en Espiritualidad - Mística

1.- Renueva, Señor, en mi alma la experiencia de tu amor: aquella que me diste de niño, cuando impulsado por mi catequista te visitaba. Aquella que me diste en mi adolescencia, junto al Sagrario en las iglesias que visitaba Con total agradecimiento me veo amado por Ti.

2.- Renueva, Señor, en mi alma aquel recogimiento y aquella emoción de los días de mi primera conversión, cuando me sentía dispuesto a todo: la entrega, el ayuno, la penitencia...

3.- Con total agradecimiento me veo, Señor, amado por Ti.

4.- Aumenta en mí el fervor de mis primeros años de Sagrario; que desde allí pueda influir más y más en tu Reino.

5.- Ver a tomas ante Cristo en la aparición. Ver con san Pablo como el Padre nos libró del poder de las tinieblas y nos traslado al reino del Hijo de su amor en quien tenemos la redención.

>> Sigue...


Domingo, 17 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca