Secularizados, mística y obispos

UNA ENFERMEDAD TERRIBLE, el hambre

10.01.18 | 11:29. Archivado en Enfermos y debilidad

A veces pienso que la enfermedad peor que existe en el mundo no es el cáncer, ni el sida, ni las cardio - vasculares; es el hambre. Se calcula que al menos ochocientos millones de personas pasan hambre en nuestro planeta; de ellos trescientos millones son niños. El hambre es el mayor azote de la humanidad en pleno siglo XXI. Y a todos se nos ocurren soluciones. Incluso damos unos euros para paliar las necesidades de nuestros semejantes, pero nunca hasta la fecha se ha remediado el mal. De vez en cuando vemos a personas heroicas que entregan su vida con la finalidad de ser un poco eficaces para curar esta enfermedad catastrófica.

Hace algo más de veinte años nombraban obispo de Palencia a Nicolás Castellanos. Entonces era un cura joven, inteligente y dinámico, y parecía que subiría en la "carrera" eclesiástica. Pero inesperadamente "dejó" su cargo episcopal y marchó a tierras de misión, a Bolivia, a una región de lo más pobre, en un barrio de Santa Cruz de la Sierra. Quería hacer realidad un proyecto, "encarnar de verdad el Evangelio de Jesús" entre los más pobres y desheredados. Hoy Castellanos ya es mayor, con setenta y dos años cumplidos. Pero sigue al pie del cañón y de vez en cuando viene por su patria y nos recuerda la necesidad de trabajar contra la terrible enfermedad del hambre. Dice que es preciso despertar en el ambiente "una nueva conciencia planetaria". Afirma reiteradamente: "Hay que crear y apostar por una nueva globalización, nuevas conquistas sociales que lleven a una sociedad más justa y solidaria". Y afirmaba que simplemente dando todos los estados el 0,7% de su presupuesto, se acabaría el hambre. Pero, sin darle importancia, él había ya hace años entregado su vida a esta labor del todo evangélica.

>> Sigue...


Algunas palabras de Jesús. Puntos de meditación 10-1-18

10.01.18 | 05:26. Archivado en Actualidad

Hoy los puntos son más de meditación discursiva y después, pedir.

1.- Jesús utiliza mucho la palabra “recordar”, “memoria”: en la purificación de Jesús en el templo: “El celo de tu casa me devora”. Jesús utiliza mucho la palabra “recordar”, “memoria”: después de la resurrección despierta en los apóstoles el recuerdo de todo lo oído antes y toma el gran valor; apreciarlo; recordar algo; asimilarlo con gozo.

2.-- Jesús utiliza mucho la palabra “recordar”, “memoria”: El Domingo de Ramos: “No temas, Simón, mira a tu Rey que llega montado en un borrico”. Ayúdame, Espíritu Santo, a contemplar y saborear el plan divino.

3.- Dos vasos llenos de agua, uno más chico y otro más grande, los dos llenos hasta arriba; así será en el cielo, cada uno tendrá la santidad suya, pero cada uno a tope, según los dones que haya recibido y cultivado. (Parábola de los talentos)

4.- Pedir al Señor fuerza para aumentar nuestra capacidad para bien de su Reino. Ejemplo de los españoles cambiando por cuatro tonterías a los indios por oro. Mayor tontería es la nuestra al cometer el pecado.

5.- Pensar y sacar propósito; pedir ayuda. La apariencia de bien nos puede atraer demasiado y apartarnos del verdadero camino, que no es otro que nuestra realización como personas, como hijos de Dios.

>> Sigue...


Martes, 20 de febrero

BUSCAR

Editado por

Síguenos