Secularizados, mística y obispos

UNIDOS EN CRISTO. Confidencias espirituales

13.12.17 | 17:16. Archivado en Confidencias al clero

En la Misa de mañana nos vamos a unir del todo a Cristo, y del todo entre nosotros. En un bloque de amor con Dios Uno y Trino. Vamos a pedirle de verdad sentirnos unidos a todos los hombres. Vivir con los ojos bien abiertos para ayudar en cualquier sitio donde se necesite ayuda. Y sobre todo para extender el Reino de Dios.

Yo estoy convencido: se trabaja mucho. Hoy se reúnen las personas en grupo más que nunca. Pero no se cala como antes en las almas, porque nos dedicamos menos a la oración. Y también porque falta la fecundidad del sacrificio bien aceptado, como era costumbre en los santos. Es mi convencimiento: sólo se salvan las almas en la medida en que uno vive con gran paz y amor crucificado con Cristo.

La redención se obró principalmente en la Cruz y en la Resurrección. Ahí la vamos a fraguar.
La gente se puede sonreír de nosotros si procuramos vivir cada vez más sólo para Dios y su causa. ¿Y qué más da? ¡Ojalá se pudieran reír mucho de mí! Sería señal de mi trabajo de verdad y con celo.

>> Sigue...


Obispos sed santos como

13.12.17 | 11:12. Archivado en Para los Obispos

SAN JUAN CRISÓSTOMO, OBISPO Y DOCTOR DE LA IGLESIA

* Antioquía hacia el 350 + 407 Memoria, 13 septiembre

Su padre era general de Estado Mayor. Fue muy amigo de San Basilio. Cuando escribía sobre él decía: "Ni yo tenía riqueza excesiva, ni él vivía en pobreza extrema". Su especialidad era la oratoria, como su nombre lo indica. Desde muy joven tuvo especial afición y cualidades para las letras y su ilusión era emplear estas cualidades para el servicio de Dios. A los 18 años le entró para siempre un especial amor por las ciencias sagradas. Vivió su juventud cerca de su madre con una disciplina casi monástica. Contaba veinte años cuando recibió el bautismo.

Fue maestro suyo Diodoro de Tarso, obispo, y formaba equipo con Teodoreto de Ciro y Teodoro de Mopsuestia. Y en su interior brillaba una luz que había de seguir: la vida monástica. Con deseo de soledad y de oración, vivió una larga temporada solitario en una cueva. Deseaba pasar inadvertido. Pero al fin cambió de rumbo para volver al quehacer eclesial.

DIÁCONO, SACERDOTE Y OBISPO

>> Sigue...


Sigo mi camino de Adviento. Puntos de meditación 13-12-17

13.12.17 | 05:09. Archivado en Espiritualidad - Mística

1.- Sigo mi camino de Adviento en compañía de María.

2.- Ella se dirigía hacia Belén para el nacimiento de Jesús. Caminar hacia el Señor; introducirme en su compañía con amor.

3.- Deseo, Señor, llegar al encuentro transformante contigo que me llene de paz.

4.- Que este encuentro profundo vaya cambiando mi visión del Universo. Adentrarme en Dios en el silencio cada vez más hondo hacia el encuentro.

5.- En el centro de mi corazón estoy contigo, Señor, Tú eres el centro de mi vida. Tú eres el Amigo divino. Enséñame a ser amigo de todos.

>> Sigue...


Viernes, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos