Secularizados, mística y obispos

EVITAR LA HOSTILIDAD

16.11.17 | 11:10. Archivado en Enfermos y debilidad

Una persona hostil puede llegar a hacer enfermar a cuantos están a su alrededor. Es preciso evitar la actitud gruñona. Hay quienes de la mañana a la noche protestan de continuo por todo. Si nos encontramos en el número de los eternos descontentos, hemos de tratar de remediarlo por nuestro bien y el de cuantos nos rodean.

La frustración y el enfado, ser un continuo cascarrabias, crean mal ambiente en la familia, en el trabajo y en el grupo de amistad. Son emociones contaminantes y contagiosas. A poco que nos examinemos, nos damos cuenta de que, después de hablar largo rato como un gruñón, cuando nos dirigimos a otro ambiente, tendemos a mostrarnos también descontentos e inconformistas.

Es preciso, pues, ponerse en guardia y saber reaccionar a tiempo. Gran parte de los disgustos que sufrimos pueden ser superados positivamente con un poco de humor, sentido común y reflexión. Si analizamos con frialdad las cosas que nos incordian, nos damos cuenta de que la mayor parte de ellas apenas tiene importancia. Más vale no tomarlas en consideración.

Además, como cristianos, hemos de esforzarnos en convertir las molestias y sinsabores de la vida en fuente de paz y progreso interior, como aconsejaba el doctor Gregorio Marañón.

Por otra parte las hostilidades sirven de caldo de cultivo de cardiopatías. Bajo ningún aspecto puede ser bueno entretenernos en contemplar nuestra mala suerte o la faena que un día nos hizo el vecino.
¿Pero qué suele ocurrir? Cuando alguien nos incordia no tenemos ganas de reír, “no está el horno para bollos” – decimos. Es necesario entonces fomentar un poco el sentido del humor; distanciarnos de las desgracias que envuelven nuestro día; mirarlas en su aspecto más divertido. El humor relativiza y hace menos dolorosos muchos problemas. Todos recordamos anécdotas de eventos desagradables, y que gracias al humor del injuriado, no han acabado en querella o en sangre.
Hemos de acostumbrarnos a no tomar a pecho todo que nos desagrada; a hacernos un poco “el bobo”, y sobre todo a reaccionar con tranquilidad y no dejarnos atrapar por los hostiles, ni serlo nosotros. Se trata de nuestra salud, virtud y calidad de vida.

José María Lorenzo Amelibia
Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 16 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031