Secularizados, mística y obispos

EL CENÁCULO

30.10.17 | 11:16. Archivado en Eucaristía

La gran ilusión de mi antigua catequista, la persona que más ha influido en mi amor a la Eucaristía, era peregrinar a los Santos Lugares, y lo consiguió a edad ya muy avanzada. Ella me explicaba con gran emoción el momento en que visitaba el Cenáculo. Quería allí postrase en oración, y no lo conseguía.

Ni siquiera consiguió un lugar donde arrodillarse; estaba rodeada de gente, pero no encontraba a Jesús porque aquel santuario no estaba regido por católicos. Ella, con fe grande y mayor amor, en un momento en que el guía no la observaba, trazó con la pequeña punta de la cruz de un Rosario, en una pared marginal, el signo eucarístico: JHS, en memoria del sacrificio de Jesús en la Última Cena. Me lo contaba con emoción. Hubiese querido comulgar allí, pero era imposible.

¡Y pensar que muchas veces comulgamos sin apenas darnos cuenta! San Bernardo decía con gran sentimiento: “No emponzoñéis a Jesucristo en vuestro corazón”.

Recinto destacado y bello era el Cenáculo elegido por el mismo Jesucristo par instituir allí el gran Sacramento. Así nos daba a entender con cuánto esmero habíamos de preparar el alma para recibirle: siempre en gracia santificante; siempre limpios como los Apóstoles, después del lavatorio de los pies, símbolo de la pureza del alma.

>> Sigue...


Jesús se encuentra... Puntos de meditación 30-10-17

30.10.17 | 05:11. Archivado en Espiritualidad - Mística

1.- En la Eucaristía Jesús se encuentra sin voluntad y sin movimiento; como un muerto al que hay que trasladar. Adorar, agradecer, enamorarme de Él.

2.- ¡Prueba de amor que Jesús murió para conquistarnos la Eucaristía!. Esta Eucaristía nos hace morir al pecado; nos hace morir al mundo; nos hace morir nuestros egoísmos; y nos hace partícipes de la Resurrección de Cristo.

3.- Jesús instituye la Eucaristía para satisfacer los anhelos de su Corazón, y para darnos la oportunidad de no estar lejos de Él en este mundo.

4.- ¿Quién podrá contar el número de comuniones desde la Ultima Cena?

5.- En su vida normal Jesús se hallaba en un sólo lugar; ahora en todos los sagrarios del mundo.

>> Sigue...


Sábado, 16 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca