Secularizados, mística y obispos

Urge la santidad

24.10.17 | 11:02. Archivado en Para los Obispos

Hace unas semanas hablaba con un compañero sacerdote y le contaba el caso de un tercero que se levantaba todos los días a las seis de la mañana para hacer oración y lectura espiritual durante dos horas. La respuesta del primero fue: "Pues seguro que es el único caso en la diócesis."

No queremos generalizar, pero creemos que los sacerdotes en una gran mayoría han abandonado la oración mental. Lo hemos comentado muchas veces.

Desde los primeros momentos de esta sencilla campaña en favor de la santidad de los sacerdotes, hemos tomado por guía y valedor al Padre Nieto: este hombre de Dios decía: "La crisis sacerdotal es causada por el abandono de la intimidad con Dios. La renovación ha de basarse en el trato íntimo con e Señor, por la vuelta a la oración personal."
Al obispo toca vivir en más contacto con personas que, en mayor o menor grado, cultivan la vida interior. Por eso muchos mantienen un relativo optimismo con relación a la santidad de sus sacerdotes.

Pero la realidad no siempre es así. A lo largo de los años nos ha tocado pernoctar en distintas residencias sacerdotales. Hemos comprobado que la capilla está prácticamente desierta entre las seis y las ocho y media de la mañana, las mejores horas para practicar la oración. ¿Jesús semi abandonado por los suyos?
Y no existe otro remedio que la vuelta a la vida interior si queremos salvar a este pueblo que se aleja del Señor a pasos de gigante. ¡Los derechos de Dios, olvidados!
A veces se preguntaba Mons. García de la Higuera: "¿Será posible que yo sólo esté en gracia de Dios?" Por una parte agradecía al Señor tan gran beneficio, pero por otra se llenaba de pena al ver que tantos y tantos se encuentran alejados de las fuentes de agua viva. Para él este pensamiento era angustioso.

Es cierto: la salvación del mundo sobrepasa nuestras fuerzas humanas. Pero el remedio está también a nuestro alcance: permanecer con el Señor largas horas. Después, lanzarnos a predicar. Como los Apóstoles; como nuestro santos.
Nos ha impresionado el reproche de aquel católico "convertido " a una de las muchas sectas que en la actualidad hacen agosto: "Nos habéis promocionado en lo social y material, pero no nos habéis hablado de Dios." Así abandonan hoy muchos nuestra fe, la única verdadera. ¡Qué "siervos inútiles somos"!
Sólo queremos que continúe esta campaña DE ORACION Y DE ACCION en favor de la santidad de los sacerdotes y almas consagradas. Le adjuntamos una hoja para que, si lo desea, pueda enviarla a los conventos de vida contemplativa de su diócesis. Por sugerencia de algún obispo, a quien agradecemos, no ponemos firma alguna. Usted verá si procede o no mandarla. Pero el tiempo urge, porque "el enemigo no descansa."

José María Lorenzo Amelibia
Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 21 de febrero

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Febrero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728