Secularizados, mística y obispos

"MI AMADO, LAS MONTAÑAS"

21.10.17 | 14:17. Archivado en Espiritualidad - Mística

En el Sagrario encontré a mi Amado. Ya te lo dije. ¡En el Sagrario y en las montañas! Todos los meses, y aun con mayor frecuencia, practico mi retiro - día de desierto- en la soledad serena de la sierra.

En mis comienzos, marchaba al bosque para encontrar paz y oxígeno, y me encontraba con la niebla. En el verano, anhelaba el aire fresco de las cumbres, y tropezaba con impertinentes insectos. Pero tú no desistas, hermano. Asciende conmigo al monte. Caminar, buscar a Dios en el bucle de tu alma- pensamiento y la cima escarpada. No dudes cuando el cansancio y tedio penetran en tu corazón: las alturas son para almas recias. Y si tus fuerzas flaquean porque jamás en tu existencia has coronado el éxito, comienza de nuevo.
¡Dios está con nosotros!

>> Sigue...


DOMINGO 29º DURANTE EL AÑO. CICLO A 22 OCTUBRE 2017 MT. 22,15-21

21.10.17 | 09:19. Archivado en Homilías

1.- Los fariseos quieren cazar a Jesús y le preguntan si es hay que pagar la contribución al César o no. Pide el Señor le muestren una moneda. ¿De quién es esta imagen? - pregunta. - Del César. - responden. - Pues dad al César lo que es del César y a Dios o que es de Dios. Con gran sabiduría esquivó Cristo aquel mal rato.

2.- La aplicación para nuestra vida cristiana: Sabe discernir. No mezclar religión con política. Por un lado va la ley de Dios y por otro las leyes civiles. No es lo mismo.

3.- Vamos a dar a Dios lo que es de Dios: nuestro corazón, nuestras obras, nuestra vida entera, nuestro amor al prójimo. Dios es lo principal de nuestra existencia. Darle gloria, darle alabanza, cumplir su voluntad. Recordar las tres primeras peticiones del Padre Nuestro: Santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad en al Tierra como en el Cielo.

>> Sigue...


Dios me llama y me ofrece su ayuda. Puntos de oración 21 -10-17

21.10.17 | 05:35. Archivado en Espiritualidad - Mística

1.- Dios me llama y me ofrece su ayuda. Me ofrece a la santísima Virgen María por madre y señor mía. Ven también, María, en nuestra ayuda.

2.- La llamada de Dios reclama obediencia y entrega. También necesito fortaleza, Señor, para entregarme y obedecer.

3.- Abraham no pidió a Dios ninguna aclaración cuando le dijo que saliera de su tierra y marchara en busca de la tierra prometida.

4.- La Virgen María sí pidió con humildad al Señor: "¿Cómo puede ser esto si yo no conozco varón?" Con aclaración o sin ella me he de fiar por siempre de Ti.

5.- Ser amigo tuyo, Señor, como Abraham; confiar en Ti como nuestro padre en la fe. Aceptar tus planes lo mismo que María; lo mismo que Abraham.

>> Sigue...


Miércoles, 20 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca