Secularizados, mística y obispos

Jesús García Mendiri

20.10.17 | 11:57. Archivado en Ejemplos de vida

Hubo un profesor en el Seminario de Pamplona que me llamaba la atención por su unción al darnos la clase de Pedagogía Catequística. Se llamaba Jesús García Mendiri. No lo he conocido a fondo, sin embargo, impactó mucho en mi vida y lo recuerdo con veneración. Nada sé de su niñez, ni de su juventud. En el nomenclátor de la diócesis de Pamplona se dice que nació en 1906 y cantó Misa el 1931. Para mí ha sido un testimonio. Algo tenía aquel Don Jesús que calaba en las almas.

Solamente durante un curso fue profesor mío, y tan sólo impartía una clase semanal de Pedagogía Catequística, pero lo hacía con tal fervor, con tal unción, con tal interés que inculcó en todos nosotros una gran afición a la catequesis, a acercar a los niños a Dios. Una frase nos repetía todos los días: "Que los niños vean amor". Y creo que difícilmente se puede decir en pocas palabras un consejo tan eficaz para conseguir que los pequeños lleguen a amar a Jesús: a través de la delicadeza del catequista, del calor, del cariño y del amor.

Recuerdo también a Don Jesús García Mendiri en la noche de un Jueves Santo. Le invitaron los superiores a predicar la hora santa, en la noche de aquella jornada Eucarístico dolorosa. Lo hizo con tal fervor, con una convicción tan grande, con una unión tan íntima a su divino Maestro, que han transcurrido casi sesenta años y todavía lo rememoro como si hubiera ocurrido ayer mismo. Hablaba con emoción desde el fondo de su alma; se dirigía a nosotros con insistencia en aquella noche santa y exclamaba algunas veces: "Seminarista, ¿duermes? ¿Puedes estar dormido viendo a Jesús en el Huerto de los Olivos? ¿No contemplas el panorama del mundo, de tantos que no conocen a Dios, lo ignoran, lo niegan y le ofenden?" Y añadía pronunciándolo con palabras latinas: "Qué utilidad hay en mi sangre?" Terminé aquella meditación con un deseo grande de hacer algo por Jesús.

Así era el Pedagogo, nuestro querido profesor ocasional de una asignatura que nunca olvidamos cuando nos acercábamos a los niños. Consta que durante los últimos años de su vida fue capellán de las Agustinas Recoletas de Pamplona. Murió hacia el año 1982. Supongo que en sus años de profesor mío desempeñaría el cargo de Delegado Diocesano de Catequesis.
Y nada más conozco de su vida: fue muy llena en su aspecto sacerdotal. Para mí, un vivo testimonio de amor a los niños y de celo por la gloria de Dios.

José María Lorenzo Amelibia
Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 19 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930