Secularizados, mística y obispos

Terapia de grupo

18.08.17 | 11:46. Archivado en Enfermos y debilidad

Pude participar en una sesión de terapia de grupo. Iba como observador, pero había de comportarme como un componente más. Comenzó la reunión con un ejercicio sencillo de respiración y relajación. Era preciso que todos nos halláramos distendidos. Encuentros de este tipo se están revelando beneficiosos para afecciones cardio - vasculares y para el asma. La representación que el enfermo hace de sí mismo y de su dolencia determina su capacidad para movilizar los mecanismos íntimos en orden a la propia curación.

En el grupo se acoge a todos con cordialidad. El monitor asume un papel muy importante. La idea que cada persona tiene de sí misma depende en gran parte de la acogida de los demás. Se trata de un fenómeno altamente reconfortante. Las relaciones afectivas influyen en el proceso de curación de los enfermos.

Uno de los grandes mentores de estos ensayos es Servan Schreiber, hombre joven todavía y profesar adjunto de la facultad de medicina de Lyón. Dice: “El amor es para nosotros una auténtica necesidad biológica. Es mejor ser fumador, hipertenso o estar estresado que dejar de sentirnos queridos por nuestra pareja”.

Cuando dentro de un grupo se consigue acogida, amor, comprensión entre todos los miembros, se pueden lograr verdaderos milagros en el terreno de la salud.
Existe también otro camino espiritual tan bueno como la acogida entrañable en un grupo de salud: la paz interior. No me cansaré de repetirlo y me esfuerzo también en practicarlo, no sólo para sanar de enfermedades, también para gozar de una mayor calidad de vida en el tiempo que me resta de permanecer en este mundo. La práctica de la meditación serena, precedida y acompañada de ejercicios de respiración y relajación, es algo que recomiendo siempre. Y desde ahí enfocar todos los sucesos agradables o adversos que la suerte nos depare.
Leí en cierta ocasión esta especie de rezo o proverbio de los alcohólicos anónimos: “Señor, dame ánimos para cambiar lo que puedo cambiar, serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar, y sabiduría para distinguir entre ambas cosas”. Estos principios sencillos son clave de salud y de una vida llena de sabiduría y paz.

José María Lorenzo Amelibia
Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 24 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930