Secularizados, mística y obispos

EZEQUIEL MORENO

19.06.17 | 11:02. Archivado en Enfermos y debilidad

Ezequiel Moreno es un santo casi navarro y de primera magnitud. Fue agustino y obispo; nació el Alfaro en 1848, y su cuerpo descansa en Monteagudo donde murió a comienzos del siglo XX.

Fue misionero y formador de misioneros, amante de la catequesis, de los enfermos, hombre muy espiritual toda su vida, y restaurador de agustinos recoletos en Colombia. Fue obispo de Pasto los diez últimos años de su vida. Muy consciente de su responsabilidad de pastor llegaba hasta las regiones más inhóspitas de su extensa diócesis, casi un tercio de España. En las visitas a las parroquias le gustaba tomar parte en las catequesis sentado, con frecuencia en el mismo suelo. Otras veces las dirigía él mismo en la calle, apoyado en el tronco de un árbol. Visitaba de continuo hospitales y orfanatos, y también la cárcel. Todos los años hacía Ejercicios Espirituales junto a sus curas.

Ezequiel no fue mártir en el sentido estricto de la palabra, pero sufrió tanto como los mártires. No es nuestro propósito hacer apología del dolor; sí, mostrar personas de nuestra misma carne que han sabido afrontar la enfermedad con fortaleza y amor a Dios y a las almas. Todos luchamos contra el sufrimiento; también Jesús lo hizo; pero todos hemos de padecer en esta vida; y es preciso aprender esta difícil labor, de personas que nos han precedido y enseñado a caminar por estos senderos tortuosos.

>> Sigue...


Estás en el Sagrario. Puntos de meditación 19-6-17

19.06.17 | 04:58. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Estás en el Sagrario para que admiremos tu entrega. ¡Ayúdame!

2.- Para que te imitemos. ¡Ayúdame! Para que te amemos. ¡Ayúdame!.

3.- Jesús cura a diez leprosos. Uno lo agradece. Verme yo junto a Jesús. Él me ha curado. Verme agradecido, ayudándole en su reino....

4.- Conmigo en el sagrario, en mi alma defendido en las tentaciones. Acompañado en las desgracias. En la humillación sostenido y en el dolor aliviado. Él es mi refugio.

5.- Buscando un corazón que te ame de verdad, te quedas, oh Señor, en ese blanco pan. Al ver tu gran amor, Señor, desde el altar. Recibe el corazón de quien te quiere amar.

>> Sigue...


Lunes, 21 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca