Secularizados, mística y obispos

Obispos: Alentad los corazones

11.06.17 | 11:14. Archivado en Para los Obispos

Queridos obispos de habla hispana: Los obispos deben ser personas capaces de calentar los corazones de la gente, para caminar en la noche con ellos, saber cómo comunicarse y también para bajar en su noche, en la oscuridad, sin que se pierdan. El pueblo de Dios no quiere obispos ni clero y funcionarios de Estado.

Los obispos, en particular, los hombres deben ser capaces de soportar con paciencia los pasos de Dios en su pueblo para que nadie se quede atrás, sino también para acompañar al rebaño que tiene buen olfato para encontrar nuevos caminos ". "En lugar de ser una iglesia que acoge y recibe mantener las puertas abiertas, tratamos también de ser una Iglesia nuevos caminos, que es capaz de dar un paso fuera de sí misma e ir a los que no asisten, que se ha ido o es indiferente. Así nos dice el Papa Francisco

>> Sigue...


Fiesta S. Trinidad. Puntos de meditación 11-6-17

11.06.17 | 04:24. Archivado en Espirtualidad mística

1.- En esta Trinidad nada hay primero o segundo, nada mayor o menor, sino las tres personas son coeternas y coiguales. Adorar la unidad en la Trinidad.

2.- Existe un sólo Dios en tres Personas distintas. Y se ponen varias comparaciones para explicar un poco: como un árbol frondoso de tres ramas, y que cada una de ellas fuera el árbol entero; como un triángulo equilátero y cada uno de los lados fuera el triángulo entero. Esto que es imposible en tales cosas, es real en Dios: un sólo Dios y tres personas distintas.

3.- Dios Eterno... Omnipotente... Justo... Amor... Padre.... Y este Dios único que es Padre, Hijo y Espíritu Santo habita en mi alma cuando estoy en gracia santificante. Esto me llena de gozo, nunca estoy solo.

4.- Dios, conmigo; Dios, con nosotros. Alabamos ahora a Dios Trinidad que habita en nosotros. Y le digo: - Me entrego a Ti, Dios Padre; me entrego a Ti, Dios Hijo; me entrego a Ti, Dios Espíritu Santo. Repetir hoy varias veces: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos.

5.- Santiguarme con mayor devoción hoy varias veces, mientras digo: En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.

>> Sigue...


Jueves, 19 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca