Secularizados, mística y obispos

Retiro Julio: Aprender a silenciarse. MANERAS DE ORAR Sobre la devoción y consolación

02.07.16 | 13:45. Archivado en Retiros

Importante: Para ver los preámbulos y consejos para todos los retiros , marcar con números normales seguidos, en la casilla parte superior derecha de esta página, justo encima de la foto: cero, uno, uno, dos, uno, cero. (o sea
01,12,10 seguidos y sin comas)

Aprender a silenciarse. Relajación.
MANERAS DE ORAR
Instrucciones sobre la devoción y consolación

1.- El silencio interior es necesario para ser verdaderos adoradores: calma, control, silencio.

- La oración es encuentro. Para ello hay que salir de sí mismo. Paradójicamente, para salir de sí mismo, hay que entrar en sí mismo. Y para ello:
- Calmar las olas
- Silenciar los ruidos
- Controlar de distracciones nuestra propia mente.
- Para todo ello puede venir bien encontrar un lugar apto.

2.- La dispersión interior. Dentro de nosotros llevamos:

- Preocupaciones
- Esperanzas
- Deseos
- Desconsuelos
- Proyectos
- Instintos
- Motivaciones

Este cúmulo nos alborota interiormente y produce la dispersión.

Para remedio propio:
- Practicar el autocontrol mental
- Darse cuenta y observarnos como si fuéramos testigos
- Dirigir la atención a un lugar concreto.

Así encontraremos aquella “soledad sonora” de San Juan de la Cruz, el silencio interior

3.- Ejercicios para calmarse. (Hacerlos lentamente, con inmovilidad física). Colocarse sentado, relajarse, manos sobre las rodillas. Pasos mentales a dar en plena relajación:

- Ir sintiendo la cabeza, el cuello, los hombros, la espalda, el pecho, el plexo solar, el vientre, el estómago, los muslos…
- Imaginar ahora una pantalla blanca. Mantener los ojos cerrados.
- Pensar ahora en una piedra grande, inmóvil. Me siento piedra.
- Pensar ahora en un árbol grande. Se mueve suavemente por el viento. Me siento árbol.

Otros ejercicio:

- Mirar el segundero del reloj sereno durante un minuto. Repetir el ejercicio cinco veces.

4.- Practicar otro ejercicio de relajación y concentración. Antes relajarte como antes.

- Percibe tu ritmo respiratorio durante dos minutos. No pensar ni imaginar nada.
- Sentir tu organismo. Tu respiración. El ritmo de tu corazón.
- Percibe el tacto de tus dedos.
- Percibe tu identidad personal.

5.- Durante cinco minutos repite lentamente estas palabras: paz… calma… nada…

6.- Toma una estampa o imagen durante un minuto y obsérvala. Descubre los sentimientos que te evocan. Identifícate con ellos.

7.- Puedes repetir algún salmo que conozcas.

(31-1-85) (Ideas principales de “Muéstrame tu rostro” I. Larrañaga)

MANERAS DE ORAR

1.- Posiciones y circunstancias:

- Respiración profunda
- Postura cómoda, sentado, silla normal en que se puedan apoyar en el suelo las plantas de los pies. Sentarse erguido pero sin forzar.
- También se puede permanecer postrado en tierra, o en decúbito prono o supino, según esté uno más relajado.
- Si estamos en decúbito prono, con los brazos en cruz. Ofrenda.
- De pie con los talones juntos y cabeza erguida.
- Brazos abiertos o cruzados sobre el pecho.
- Ojos cerrados, o ligeramente abiertos mirando hacia arriba.

2.- ¿Dónde?

- Capilla solitaria. Campo. Noche profunda. Crepúsculos. Paisaje. Mirando una flor.

3.- ¿Cuándo?

- Noche con Jesús.
- Solos espontáneamente.
- Jesús en la Eucaristía.
- En la soledad total. (Sobre todo cuando se avanza en la contemplación)

4.- Tres grupos de personas.

- Los principiantes.
- Los que lo dejaron y vuelven de nuevo con más fervor.
- Quienes nunca lo dejaron y continúan.

5.- Oración vocal

- Los primeros pasos se dan con apoyo; con la oración vocal se sujeta la mente.
- Toma una oración que te guste. Mantén actitud orante. Repite despacio varias veces cada frase.
- Comienza cuando puedas a andar sin muletas.

6.- Expresiones jaculatorias.

- Repite jaculatorias despacio. Entra en ellas y ellas entrarán en ti.
- Ejemplos:
- “Tú me sondeas y me conoces”.
- “Tú me guías”.
- “Mi Dios y mi todo”.
- “Solo Dios basta”.
- “Desde siempre Tú eres mi Dios”.

7.- Salmos. Conviene estudiarlos y cuando se asimilan repetirlos de memoria, versículo por versículo. Dejarse contagiar por la vivencia de ellos. Conocerlos personalmente.

8.- Lectura meditada. Los principiantes van leyendo un libro enjundioso. Pedir antes luz a Dios. Pararse cuando llega alguna idea interesante. Repetirla, profundizar en ella. Dirigir con ella alguna oración o afecto al Señor. Además:

- Anotar las breves ideas interesantes para orar en alguna otra ocasión.
- Repetirlas después cuando paseas solo; llevarlas escritas para ello.
- Ir construyendo una baraja de frases que nos enriquecen mucho si las repetimos.

9.- Oración comunitaria. En grupos reducidos o algo más numerosos. La dirige un sacerdote o una persona con alguna experiencia de oración. Participan quines lo deseen con breves oraciones. Carismática.

10.- La oración litúrgica. La Misa la mejor oración.

(28-2-85) (Ideas principales de “Muéstrame tu rostro” I. Larrañaga)

Instrucciones sobre la devoción y consolación

1.- La devoción tiene elementos afectivos, pero es sobre todo un don de Dios que dispone para obrar bien. Su distintivo es la prontitud para todo lo relacionado con el Señor. Pensar que Jesús en Getsemaní también tenía devoción.

- Contiene dosis de emotividad, pero no están en proporción del verdadero amor. Produce deleite espiritual y satisfacción, paz y plenitud. Alguna de estas cosas.
- El peligro que tiene es que busquemos más que a Dios la paz y la dulzura de Dios.
- Así como la comida da placer, así también el trato con Dios.

2.- Consolación. El hombre tiene necesidad de consuelo en la tristeza o en la persecución. Hay momentos en que nadie es capaz de consolarnos. Pero casi de repente nos hallamos consolados. Es que el Espíritu Santo ha bajado a nuestras almas.
- Toda ausencia produce tristeza: “Os enviaré al consolador”.
- Y siempre Recordar los frutos del Espíritu Santo: Caridad, paz, longanimidad, benignidad, fe, continencia, gozo, paciencia, bondad, mansedumbre modestia y castidad.

3.- Sequedad. Cuando la distracción es una impotencia para centrarse en Dios, se llama sequedad.

- Para seguir se necesita curarse. Muchos abandonan y se sienten sin fuerza.
- Causas de la sequedad: activismo descontrolado, silencio de Dios, fe oscura, posturas fatigosas, enfermedad, desequilibrio psíquico, pruebas de Dios.
- En esos casos tener paciencia y aceptar los designios de Dios.
- Tener esperanza y pensar que pasará.
- No desalentarse. Hoy existe mayor dificultad para saber esperar.

4.- Atrofia espiritual. Comparable con la fisiológica. Comienza con oración normal. Luego floja. Se van perdiendo facultades por no ejercitarse en la oración y en la mortificación.

- Quien llega a la atrofia espiritual hace lecturas, escucha conferencias, pero no puede profundizar y llega a aburrirse.

5.- Aridez. Aquí tiene una acepción distinta de la sequedad. Consiste en una especie de impotencia o desgana para aplicarse al trato con Dios, cosa que antes le daba gozo. Recordar que también existen en este caminar la noche del sentido y la noche del espíritu. Que puede ser normal e incluso existir dentro de la mayor fidelidad. Todo aburre y repugna. Hemos de pensar que al fin asomará el rostro de Dios. Son pruebas de almas adelantadas. Humillarse y confiar en el Señor. Jamás abandonar cuando esto suceda. Es la gran tentación.

- ¿Qué hacer? Esperar, humildad, abandonarnos en el Señor, velar con Jesús.

(2-2-85) (Ideas principales de “Muéstrame tu rostro” I. Larrañaga)

Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 20 de febrero

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Febrero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728