Secularizados, mística y obispos

El paralítico del Evangelio. Puntos de contemplación 21-2-12

21.02.12 | 05:57. Archivado en Espiritualidad - Mística
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

1.- Leía en el Evangelio de hoy algo que me puede aclarar cómo Jesús tiene poder de perdonar los pecados. Estaba en una casa. La gente se agolpaba para escucharle y llegaba hasta la puerta.

2.- En esto vienen con un paralítico para que lo cure, pero no pueden entrar. Suben a al tejadillo, y abren un agujero para dejar paso a la camilla. Jesús, le dice al verlo bajar: - Hijo, tus pecados quedan perdonados.

3.- Los letrados que estaban por allí pensaban: - Este blasfema.

4.- Solo Dios puede perdonar los pecados.

5.- Entonces dice Jesús: - Pues para que veáis que el Hijo del Hombre tiene poder para perdonar los pecados: Levántate; coge tu camilla y vete a tu casa.

Te recomiendo mi página web http://personales.jet.es/mistica


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por RUthDoris 22.02.12 | 05:19

    Este pasaje del evangelio me gusta especialmente, imaginándome,aquellos amigos del paralítico,que no escatimaron esfuerzos ni ingenio,para lograr llevarle hasta Jesús,con solidaridad,Fe,y esperanza.Además del Perdón y el milagro de Jesús,en este pasaje,que bueno poder contar con verdaderos amigos que te apoyen y den la mano.

  • Comentario por RUthDoris 22.02.12 | 05:19

    Este pasaje del evangelio me gusta especialmente, imaginándome,aquellos amigos del paralítico,que no escatimaron esfuerzos ni ingenio,para lograr llevarle hasta Jesús,con solidaridad,Fe,y esperanza.Además del Perdón y el milagro de Jesús,en este pasaje,que bueno poder contar con verdaderos amigos que te apoyen y den la mano.

  • Comentario por Epi 21.02.12 | 16:56

    No tengo quien me empuje a la piscina, decía el paralítico. ¡Cuántas personas que no tienen a nadie! Ser algo para ellos; que nos tengan a nosotros; ayudar por lo menos a una persona solitaria.

  • Comentario por Alicia 21.02.12 | 10:21

    Pido al Señor el don de penitencia; arrepentirme de mis pecados con propósito firme de no volver a ellos. Es un don de Dios. El arrepentirnos no es ni rutina ni rito, es acoger el don de penitencia.

Jueves, 21 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Sindicación