Secularizados, mística y obispos

Documento presentado a la Conferencia Episcopal sobre casos angustiosos.

16.02.11 | 10:56. Archivado en Secularizados de ambos sexos
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Existen dentro de los sacerdotes secularizados casos angustiosos humanos por carecer de trabajo; por no haberlo conseguido después de su secularización o por haberlo perdido.

En alguna congregación religiosa, dedicada a la enseñanza, como escolapios y marianistas, les han conservado su puesto de docentes y educadores, a quienes lo deseaban.

La Historia Eclesiástica de Daniel Rops, tomo IX Pág. 41, dice que en el siglo XIX “en el equipo Migne trabajaban muchos sacerdotes dispensados franceses, y así se les ayudó en el problema vital de la propia subsistencia.

Creemos que hoy, a nivel nacional, se podía por parte de la Iglesia española dar trabajo en casos concretos, a los sacerdotes secularizados que vivan en acuciante problema de desempleo. ¿Quién mejor que estos compañeros pueden llevar labores que se encomiendan a seglares: asistencia social, puestos remunerados de Cáritas, profesores de colegios diocesanos, oficinas de curias, sacristanías, etc.

Nos dirigimos a la Conferencia Episcopal para que dé luz verde a esta iniciativa. No se trata de dar solución laboral a todo que salga del clero, pero sí a los casos que en un momento dado viviendo el duro problema del desempleo.

 Ver página web http://personales.jet.es/mistica


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Rufino 18.02.11 | 20:55

    Eso es lo grave, Gelo, eso es lo grave. Que quienes dirigen la Iglesia, que tenían que ser todo amor y bondad como Jesús, y mostrar su dureza con los hipócritas y poderosos injustos, precisamente se meten con quien con honradez actúa según su conciencia. ¡Cuánto han tenido que sufrir al verse marginados e insultados e incluso sin ser ayudados en necesidades graves.... quienes un día dejaron el ejercicio sacerdotal porque querían casarse con una mujer. ¿Y los casados con el poder o con el dinero, aunque sean muy célíbes...?

  • Comentario por gelo 18.02.11 | 10:50

    Rufino: no confundo el significado de la Iglesia en ninguna de sus acepciones .En el catecismo de Astete , de pequeñín, aprendí que Iglesia es la congregación de los fieles cristianos, cuya cabeza es el papa. Y esta otra acepción ,también en Astete, …ayunar cuando lo manda la Santa Madre Iglesia. Todas las demás acepciones de iglesia, también las sé. A estas dos acepciones me refiero en mi comentario .El odio y desprecio que hemos recibido y aún recibimos , no sólo es de la jerarquía, sino también de gran número de fieles seglares. Por lo demás , Rufino, podré decirte que de teología ……. , no te diré si meritus, beneméritus o meritíssimus , algo sé.
    Rufino, recibe un afectuoso saludo. Gelo

  • Comentario por Rufino 17.02.11 | 20:49

    Gelo: También yo he confundido a veces la madre Iglesia con los jerarcas. Ellos no son la madre Iglesia. Por lo menos creo que nunca lo han sido. Algunos sí, algunos santos obispos y papas. Pero a poco que miremos la Historia nos hace reflexionar y constatar que la Santa Madre Iglesia no son ellos: a los hechos me remito. La santa Madre Iglesia son los miles de santos de verdad como Vicente Ferrer, Teresa de Calcuta, el Padre Damián y otros muchos. Tantos santos que han dedicado su vida a los más necesitados. Y la Virgen María que nos ayuda desde el Cielo. Pero los representantes de la Iglesia, salvo un honroso número de obispos y papas, no son la Santa Madre Iglesia. Tú y yo cuando hacemos algo por nuestros semejantes somos más Madre Iglesia que muchos ganapanes hipócritas que han existido y... por degracia supongo siguen existiendo.

  • Comentario por AXL 17.02.11 | 16:25

    ¡Hay tantos argumentos para pedir el NO a la beatificación de Juan Pablo! Y se les ha dicho; pero al parecer no les han dado ninguna importancia. Ya dice alguno que no será santo de su devoción...

  • Comentario por Gelo 17.02.11 | 11:41

    Yo conozco algún caso humillante. El odio y desprecio de los miembros de la iglesia han sido manifiestos. Y menos mal que en este colectivo, por lo general, bien formados intelectualmente, muchos poseíamos titulaciones académicas universitarias que nos han permitido opositar a puestos de la función pública o ejercer profesiones liberales. La caridad de nuestra madre iglesia ha brillado por presencia negativa y tantas veces injusta. Aquí se ha puesto de relieve la gran caridad de Juan Pablo II.
    Me uno a las razones y argumentos del blog de Juan Cejudo, porque coinciden con los míos, al analizar ciertos hechos y comportamientos de Juan Pablo II ,que él relata (algunos yo ya sabía) para pedir el NO A LA BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II

Jueves, 27 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Sindicación