Secularizados, mística y obispos

Las Hermanitas del Cordero

14.10.10 | 13:25. Archivado en Crítica, Actualidad
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

El pasado domingo, 10-10-10, presencié la misa retransmitida por TVE, presidida por el cardenal Rouco. Lo hacían desde una iglesia bellísima recién restaurada, conocida con el nombre de “la Capilla del Obispo”.

Atienden este templo las “Hemanitas del Cordero”; una congregación fundada en 1987.

Me llamó la atención la extremada delgadez de las monjitas.

Este detalle me ha hecho hurgar en el Google para saber algo de ellas, pues ha sido primera vez que ha llegado a mi conocimiento esta congregación.

Copio el siguiente texto que he seleccionado entre otros:

“El instituto tiene, como misión en la Iglesia, ser testigo del Evangelio y de la Resurrección de Cristo, preferentemente entre los pobres, a los que les transmite el Amor de Dios. Su misión es orante y mendicante-itinerante, siguiendo el modelo franciscano y dominico. En el seguimiento de Jesús Pobre y Crucificado, tras los pasos de los Santos Padres Domingo de Guzmán y Francisco de Asís, las Hermanitas marchan a la búsqueda de la oveja perdida. Orando sin cesar en el Nombre de Jesús, van de puerta en puerta, pidiendo la limosna del pan de cada día. Saliendo de dos en dos, van a pedir el pan por las casas.

Antes han rogado al Señor que les guíe para que les haga encontrar a quienes Él quiera. A menudo acuden a los comedores sociales. No aceptan dinero cuando van a mendigar y normalmente viajan haciendo autostop. Son hijas de la Providencia en su sentido auténtico. Imitan así a Cristo, mendicante e itinerante por Galilea.

Actualmente, las Hermanitas del Cordero son unas 150, repartidas por Francia, España (Barcelona, Valencia, Granada), Italia, Polonia, Austria, Argentina y Chile. Su Casa General está en una zona rural, entre Carcassone y Toulouse, en la región donde Santo Domingo de Guzmán vivió diez años".

Mi comentario: No llego a entender eso de ir pidiendo el pan por las casas, caminar haciendo autostop, mendigar… Hoy que luchamos contra la mendicidad como una lacra social. Hay sacerdotes que despachan de la puerta de las iglesias a los mendigos, por el espectáculo desagradable que producen. Incluso he oído que piden a sus feligreses, desde el altar, que no den nada a los que se encuentran mendigando; que sean generosos con cáritas y otras instituciones.

No es normal que en este siglo una comunidad ferviente y orante organice como forma de vida la mendicidad. No es normal. Y aún mi extrañeza es mucho mayor cuando cuentan con la aprobación de la jerarquía. ¿Qué está ocurriendo?

Puedo equivocarme. Pero no me parece bien este manera de organizar una comunidad religiosa. Es más, ni siquiera sé si he llegado a entender el texto que he copiado; es que no me cabe en la cabeza y quisiera pensar que hablan de forma metafórica, con eso de que van pidiendo por las casas el pan de cada día. De verdad, si es así, ¡no me gusta! No me parece bien; quisiera que cambiaran cuanto antes y que cada una trabaje para ganarse el pan de cada día! Y todavía me gusta menos que vayan mendigando en nombre de Jesús, porque Jesús nunca vivió como un mendigo.

Que recapaciten los jerarcas implicados y hagan cambiar los estatutos. Para más INRI, contemplamos este espectáculo en tiempos de crisis económica, cuando si fueran a echarse a la calle a mendigar serían tal vez más de un millón de personas quienes lo hicieran.

El tiempo de las órdenes mendicantes, ya pasó. Eran siglos pretéritos en que la sociedad estaba constituida de otra manera. Hoy creo que no se puede tolerar esa forma de vida.

Y si me equivoco, pido que me corrijan.

Me parece extraordinario que haya personas que vivan con esta fe y amor a Dios y al prójimo en esta época de increencia en gran parte del pueblo. Es un testimonio el hecho. Pero no podemos aprobar que vayan mendigando. Eso no. Desvirtúan el testimonio que por otra parte pueden ir dando. Y lo de viajar en autostop, además de ser ya casi inusual, resulta muy peligroso.

Te recomiendo mi página web http://personales.jet.es/mistica


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Rubén Maldonado 27.04.11 | 05:12

    amor sin medida es el mandato perentorio, “…amaos los unos a lo otros como así mismos…”, y si no somos capaces de amarnos, “…amaos como yo os he amado…”, nos manda Jesús.

  • Comentario por Rubén Maldonado 27.04.11 | 05:11

    tienen que caminar mucho, muchas veces bajo las inclemencias del tiempo, en fin le puedo contar muchas historias que nos han participado de sus salidas a “Misionar” que es como lo llaman, que le apretarían el corazón al más duro, yo quisiera como usted que fueran un poco más clementes consigo mismos, y abandonaran esta vida de sacrificio que parece fuera de lugar y que según nuestra pobre visión no aporta, pero cada día los amo más y los admiro por su entrega lo que me llena de gratitud por su sacrificio, y solo me queda comprenderlos y acompañarlos, brindándome en mis humildes capacidades y a ustedes con todo mi amor pedirles se informen antes de emitir un juicio, y cuando lo hagan lo hagan con respeto, los invito a todos a darse la oportunidad de participar y conocer a los hermanos del cordero, les aseguro que en estos tiempos en que la iglesia pasa por fuertes cuestionamientos, ellos están llamados a ser la renovación y el soporte moral de la iglesia, amor sin medida es el mandato p...

  • Comentario por Rubén Maldonado 27.04.11 | 05:09

    llevar el evangelio a esas personas, recuerdo al recaudador de impuesto a quien sus discípulos no lo encontraban digno de su atención y sin embargo en su modo de enseñar y predicar con el ejemplo fue dando forma a sus preceptos que conformarían su iglesia, pues bien los Hnos(as) del Cordero hacen lo mismo, mendigan no por que les sea más fácil, como dije lo hacen por participación y un medio de llegar hasta las personas que sufren y llevarles una palabra de aliento, la palabra de Dios y el amor fraterno, eso les representa sacrificios supremos, viajan haciendo autostop por que no poseen recursos monetarios y por que es parte de su vida en pobreza, todo esta forma es una manera de abandonarse en las manos de Dios y a la providencia, lo que en un mundo actual representan un tremendo sacrificio, ellos van puerta a puerta piden el pan para alimentarse, cosa que no todos dan y otros que no tienen nada comparten lo poco que tienen, piden alojamiento cuando los pilla la noche, tienen que cam...

  • Comentario por Rubén Maldonado 27.04.11 | 05:07

    no soy un estudioso de la Biblia por lo que no la puedo citar con propiedad para demostrar que tu visión no es acertada. En primer lugar el modo de vida elegido por los Hnos(as), me atrevería a decir que es el más duro de los diferentes ordenes religiosas que la iglesia posee, la mención en su comentario de su extremada delgadez da cuenta justamente de ello, renuncian a toda comodidad que la vida, viven con muchas carencias que la mayoría de nosotros no soportaría un mes y lo hacen con amor, como un modo de participar del dolor y la necesidad de los que no tienen nada, si Jesús fue capaz de dar su vida y entregarse como un cordero a su sacrificio, ellos siguen el ejemplo de Jesús.
    En ninguna parte de la biblia según recuerdo mencionan que Jesús trabajó para proveerse los alimentos, no lo se si mendigó, pero sí en muchos pasajes se menciona que solía visitar a alguien en sus casas y el cual tenía dos propósitos el proveerse alimentación y lo más importante llevar el evangelio a ...

  • Comentario por Rubén Maldonado 27.04.11 | 05:04

    Estimado Antonio Carillo y lectores de este espacio, estoy de acuerdo contigo que están en su derecho de poder discrepar y tener un punto de vista distinto, pero eso no nos da la libertad de emitir opiniones en materias tan sensibles sin tener una base de conocimiento de la materia que se está opinando y además de sin tener el debido cuidado de no ofender y luego no aceptar la replica de alguien que se siente ofendido.
    Yo vivo en Santiago de Chile y tenemos la bendición de tener un pequeño monasterio de las Hnas. y Hnos. del Cordero, en la cual tengo el orgullo de mi esposa y yo haber colaborado con trabajo duro para que este se materializara, el conocer a las Hnas. y Hnos. y trabajar con ellos ha sido una tremenda bendición para nosotros y otras muchas personas que se han sumado a la comunidad del cordero que llena nuestros corazones y nos acerca a Dios desde su forma de vida mendicantes y orantes, creo que puedo hablar con propiedad más que muchos que aquí opinan, no soy un e...

  • Comentario por Felipe Rubio 16.11.10 | 11:10

    No me convence en nadie la mendicidad; el ir pidiendo puerta a puerta o en la esquina. Es denigrante. Pero, puesto que algún obispo y cardenal ha aprobado a las hermanitas, con su mendicidad incluida, les rogaría que tuvieran la nobleza de ponerse ellos mismos durante un día, en jornada completa, a mendigar en la esquina o subiendo por los pisos. ¡Que hagan la prueba! Y de lo contrario ¿por qué dan su consenntimiento a esta congregación? Pero es más cómodo echar una firma en un despacho, con buena calefacción, en un palacio, con buena mesa, que probar aquello que no pueden sospechar lo enojoso, humillante y antisocial que es. Por favor, hermanos obispos, poned remedio. Que hay otros medios de vivir la pobreza, y ojalá vosotros y yo los viviéramos. Creo que no lo hacemos. ¡Más coherencia!

  • Comentario por Antonio Carrillo 09.11.10 | 11:51

    Marta dices: "Sois unos hipócritas: criticáis a la Iglesia porque pide donaciones para poder sostener a los pobres, a las parroquias y a las comunidades, diciéndo que sólo les importa el dinero o que no paran de enriquecerse, pero cuando una comunidad se pone a mendigar por la calle tb la criticais".

    Marta: acojo el insulto y me duele en nombre de todos los que pensamos distinto que tú. Sigue en tu vocación, pero con mucho amor. Ten piedad de quienes no compartimos ese modo de vivir. Queremos ser buenos cristianos, y damos nuestra opinión sin ira. Procuarmos hacer nuestras limosnas por los cauces que hoy recomienda la Iglesia. Un abrazo.

  • Comentario por Antonio Carrillo 09.11.10 | 11:44

    Me llegó al alma esto de las Hermanitas, y de vez en cuando echo una mirada al post, porque esperaba que saliera alguien a defender la postura de la mendicidad o de los mendicantes. Y por supuesto que todos sabemos lo que hizo Jesús y lo que dijo: "Las zorras tienen su guarida y las aves del Cielo su nido, pero el Hijo del Hombre no tiene donde reclinar su cabeza". Claro que lo sabemos. Pero Jesús vivió en pobreza suma, mas no mendigando. No iba de puerta en puerta pidiendo limosna ni se sentaba por las calles a ver quién le daba algo. No mendigaba ni vivía como un mendigo. De alguna manera tenía para sustentarse. Vestía bien, con manto. No era un pordiosero. Amaba la pobreza, pero nada consta de la mendicidad. Hoy día es intolerable la mendicidad para la mente de todos. Es algo que hemos de soportar, y socorrer, porque puede haber quien de verdad lo necesite.
    Marta, tal vez seas una Hermanita. No creo que lleguéis ninguna a la ancianidad así, mendigando y ahciendo autostop.

  • Comentario por Marta 08.11.10 | 20:04

    Decía que la Iglesia no depende de vuestras opiniones. Sigue al Espíritu Santo y a Cristo Jesús.

    Repito, si fuerais maduros, tolerantes y personas con cierta cultura sabríais que Jesús estuvo los útlimos y los más importantes años de su vida predicando el evangelio por toda Galilea viviendo de la Providencia.

    Una cosa es que no podais comprender ese estilo de vida, y otra muy distinta que no la respeteis, sobre todo dando razones totalmente incultas y llenas de errores.

    Por favor, leeros bien los evangelios, que he leído muchas burradas de aquellos que dicen que Jesús nunca fue pobre...

  • Comentario por Marta 08.11.10 | 19:54

    O tienes también como ejemplo clarísimo el día que Jesús entra en la casa de Marta y María, y regaña a Marta porque está todo el día ocupada sirviendo, diciéndole que María, que se sienta simplemente a escucharle y contemplarle, ha escogido la mejor parte, que no le será quitada.
    No menosprecies la vida consagrada en la pobreza, pues fue una dirección de la vida que el mismo Jesús quiso dar a los apóstoles y a las primeras comunidades cristianas. El mismo Jesús. Yo te recomiendo leer el Evangelio de San Lucas, o el de Mateo, y los Hechos de los apóstoles, porque se nota que no comprendes porque no has leído ni te has informado bien.

    Sois unos hipócritas: criticáis a la Iglesia porque pide donaciones para poder sostener a los pobres, a las parroquias y a las comunidades, diciéndo que sólo les importa el dinero o que no paran de enriquecerse, pero cuando una comunidad se pone a mendigar por la calle tb la criticais.

    A Dios gracias la Iglesia no depen...

  • Comentario por Marta 08.11.10 | 19:49

    Jesús nunca vivió como un mendigo???? Chaval, no sabes lo que dices... hasta los 30 Jesús vivió como carpintero, pero los últimos tres años de su vida, que fue cuando empezó a predicar el Evangelio y la venida del Reino de los Cielos era pobre, totalmente pobre, acaso no te acuerdas del milagro de los panes y los peces¿¿¿ cuando en la montaña predicaba frente a miles y miles de personas y tuvo q hacer ese milagro para q pudieran comer todos, porque sólo tenían 5 panes y 2 peces...
    Otro ejemplo de las reglas q dió Jesús a los apóstoles y a la comunidad de primeros cristianos (en la cual había muchísimas mujeres q vivían como consagradas, véase la Virgen, María Magdalena, María la de Cleofás, etc...) es cuando les dijo a los apóstoles: "No llevéis bolsa, ni alforja ni sandalias, y tampoco os detengáis en el camino.." (Lucas, 10, 4) Aquí hace llamamiento a una vida en pobreza evangélica, a no tener posesiones y a fiarse de la providencia, a vivir de la providencia, a no planificar.

  • Comentario por Sofía 29.10.10 | 10:39

    ¿Cómo Monseñor Rouco que tiene tanto sentido común y es un obispo clarividente ha podido, sin modificar el estatuto de esta asociación religiosoa, admitir eu diócesis a las Hermanitas del Cordero? Quiero pensar que les ha dicho no vayan a mendigar por las casas, que si necesitan algo, ya les darán de lo que sobra en el Seminario, que también eso es mendicidad compartida.

  • Comentario por Mercedes 24.10.10 | 19:02

    Nunca llego a comprender este empeño de vivir desfasados del ambiente y de la realidad. Admiro su espíritu, pero no puedo ni entender ni aprobar en mi interior lo de mendigar el pan de cada día. "Comerás el pan con el sudor de tu frente". Lo cual es muy distinto de comer el pan con el sudor del de enfrente.

  • Comentario por Sor Virginia 18.10.10 | 18:51

    Don José María: Me adhiero plemamente a todo cuanto dices en este artículo. Hoy no se concibe que vayan mendigando por los pisos ni religiosas, ni frailes, ni nadie. Han cambiado los tiempos y siempre que se vaya a alguna casa es preciso antes avisar. Por respeto y por educación.

  • Comentario por Jerónimo 18.10.10 | 16:32

    No me gusta cómo el tal Conciencias Removidas critica al blogger, con palabras poco educadas y dsplicentes. Además el autor del blog se distingue por su gran respeto al dogma, del que no se separa ni un ápice, y gran libertad de crítica respetuosa a lo que es opinable, como el caso de las Hermanitas.

    Mi criterio al respecto sobre el particular es que, supuesta la libertad inhertente a todo ser humano, están en su derecho a optar estas religiosas por el género de vida por el que han optado, pero a mi deseo sería que ganaran el pan con su trabajo, como todos los humanos y si querían pedir para los pobres lo hiciieran de otra manera que andar de puerta en puerta. Hoy hemos llegado a un estado de cosas en el que por precaución o temor no deseamos que nadie llame a nuestra puerta, a no ser tras previa presentación o anuncio de su visita. Yo en concreto nunca abro la puerta a un desconocido, no previmamente persentado.

  • Comentario por Antonio Carrillo 18.10.10 | 11:07

    Señor anónimo, autoasignado como CONCIENCIAS REMOVIDAS: No me voy a meter con usted ni decirle que está completamente equivocado, como usted lo hace despectivamente con otros, pero hay seguridades muy caducas. Aunque la motivación sea distinta en la Hermanitas del Cordero y los mendigos de la puerta de las iglesias, el hecho es el mismo. Y poner por escudo a Dios de acciones de suyo denigrantes, por mucha mística que se tenga, no cuadra. Por si acaso usted comfiesa que no lo hace, aunque lo admire. Yo tampoco. Pero antes de morir de hambre me vería precisado a hacerlo, aunque con suma vergüenza. Y por supuesto vaya usted a decirles a los obispos o cardenales que aprobaron la institución, a ver si ellos lo harían. Lss pobres hermanitas están siendo víctimas de algo que se parece a una secta. Si quieren dejar esta vida a los 40 años ¿qué será de ellas?

  • Comentario por CONCIENCIAS REMOVIDAS 18.10.10 | 00:26

    Pues Jose Mari Lorenzo se equivoca de troche a moche... Estas mujeres remueven conciencias, y nos recuerdan a todos que el cristiano vive de la providencia (incluso los que tenemos una cuenta corriente en el banco).
    ¿Nos violentan con su testimonio...? ¡¡Pues bendito sea Dios!! Lo peor sería la tranquilidad de los muertos...
    Y desde luego, el ejemplo que ha puestos Jose Mari Lorenzo de los pobres en la puerta de la Iglesia, no tiene nada que ver... Es otra cuestión totalmente distinta.

  • Comentario por Joaquín 17.10.10 | 13:24

    Acólito: Gracias por tu información, que al ser testimonial, es verdadera. En todos los ambientes que yo conozco, desde hace al menos cuarenta años, jamás he visto a ningún fraile o monja pedir por las casas. Cuando desean postular para alguna causa noble, envían sobres con la cuenta donde despositar el donativo.
    Entre líneas y en broma dejas ver tú mismo el rechazo íntimo que re producen esos sablazos. A través de la mayoría de las opiniones se deduce que es algo llamado a desaparecer y de ahí nuestra extrañeza de que al finalizar el siglo XX se creara esta especie de orden mendicante y teniendo en cuenta los criterios de hoy lo haya aprobado nuestra jerarquía.

  • Comentario por acolito 17.10.10 | 12:35

    JOAQUIN.-Con muchisimo gusto te lo explico.Y te digo que las hermanas de la compañia de la Cruz postulan por las casas.!!me lo vas a decir a mi,que,cuando vienen me dejan sin un duro!! ja ja ja.yo,las veo cada dia...y tambien la orden hospitalaria tienen en sus casas la figura del hermano limosnero...y algunas mas congregaciones...

  • Comentario por Joaquín 16.10.10 | 18:08

    Acólito: Yo desde mis veinticinco años aproximadamente no he visto mendigar ni a frailes, ni a monjas que iban por las casas de los pueblos con una cesta. Tú dices que los ves. ¿Van por las casas? ¿En las ciudades también? ¿O más bien envían cartas pidiendo algún donativo para una cuenta bancaria determinada? De esto último sí conozco y lo hacen para los pobres. Y lo veo muy distinto, pero ir a pedir pan o alimentos, no dinero, y de ahí poder ellos mismos comer, es el único caso que he oído. Si puedes, explica algo. Gracias.

  • Comentario por acolito 16.10.10 | 14:55

    Yo,no se por que os extrañais.Las hermanas de la compañia de la Cruz tambien limosnean.La orden hospitalaria en cada comunidad tienen a un hermano limosnero .Las hermanitas de los pobres mas de lo mismo.¿pedir para los pobres es un delito?.Todo el mundo hemos hecho autostop,asi que no nos rasguemos las vestiduras.

  • Comentario por Joaquín 16.10.10 | 11:29

    Me extraña mucho que el arzobispo Rouco, sabiendo como sabe los estatutos de estas monjas, les haya dado la iglesia de Madrid "capilla del obispo", a no ser qué les prohíba mendigar por las casas y hacer autostop. Quiero pensar que esto lo tienen superado, o que sea - como uste sospecha - pura metáfora.

  • Comentario por michelle 16.10.10 | 05:49


    Josemari , estoy 100% de acuerdo con usted , las Hermanitas del Cordero , además se exponen a muchos peligros , no hay necesidad de ir mendigando ni hacer autostop, para servir y dar testimonio de Cristo. No me explico cómo permiten este modus vivendi , los Jerarcas y superioras responsables de esta comunidad.

  • Comentario por Alfaro 15.10.10 | 11:05

    Conozco a las Hermanitas del Cordero, pero ignoraba que marcharann por las casas pidiendo limosna. Su quehacer me parece muy digno y lleno de ilusión espiritual. Me extraña más que vayan por ahí mendigando. Pasaron los tiempos de las Órdenes Mendicantes.

  • Comentario por Anselmo 14.10.10 | 23:26

    Conozco el fenómeno de conventos de clausura con numerosas vocaciones y no puedo entender por qué unos monasterios se quedan vacíos, y otros como el de clarisas de Lerma crecen hasta llenarse y tener que desdoblarse en otro muy numeroso. Y he oído que son muy estrictos. Pero lo que nunca había escuchado es lo de hoy: mendicidad y autostop. Mi protesta por ambas cosas y que aquel a quien corresponda remedie este bochorno eclesial, que incluso las órdenes llamadas mendicantes no andan ya de pueblo en pueblo pidiendo limosna, que yo sepa.

  • Comentario por Gaviota 14.10.10 | 22:11

    ... las casas o piso (más en los demás paíases), el agua la luz, teléfono?
    Tambien se lo vá a dejar gratis el casero, qué suerte! Los lirios como decia san Pablo" no necesitan ir a las tiendas, (eso lo digo yo), "los viste Dios." Vaya madre del cordero que veo yo aquí. Encima la delgadez está de moda y naturalmente si comieran patatas y pasta a la carbonara, se podrían como camillas. Yo quisiera a ver a los esponsores de las Damas digo Hemanas itas que viven sin que les cueste nada un duro y la casa de valde. Milagros veas....

  • Comentario por Gaviota 14.10.10 | 22:00

    Las Hermanitas del Cordero" Verdaderamente que esto parece de película de Woody Allen. Y el ir pidiendo como Jesús nada de eso, pues Jesús no era mendicante.Sabiendo como está la crisis y habiendo tantos parados, como se atreven a ir, seguro que asus casas a pedir porque a las urbanizaciones ricas no pueden pedir por la sencilla razón que el portero ni las deja entrar a pedir nada, vayan vestidas de monjas como de frailes. En los chalets menos. Solo quedan los pisos de los barrios periféricos donde es muy posible que aunque tengan poco, ellas saben que les darán algo, en vez de llevarles ellas a ellos. Vaya caridad más rara. Jesús no era mendicante. Sibre lo del auto stop si está mal para cualquier chica todavía peor para las que se visten de monja. La verdad que estas chicas no quieren doblar el codo. Asi
    les viene el maná a la boca.Y además quien les paga las casas, los alquileres, el agua ...

  • Comentario por Andrea 14.10.10 | 21:48

    De chica estuve en un colegio apostólico de monjas, durante tres años y medio. Al fin salí porque me di cuenta de que no tenía vocación. Eran unas monjss normales y guardo muy buen recuerdo de ellas y fue una época tan buena que gran parte de mi formación en la fe lo debo a ellas. Pues bien, allí no había cosas raras ni en las hermanas ni en las compañeras. Lo que aquí leo me llama la atención mucho. No sé cuál será el índice de perseverancia de estas religiosas. Y espero que no ocurra entre ellas algo parecido a las sectas, que sería muy de lamentar.

  • Comentario por Lucía Cadarso 14.10.10 | 21:20

    Hace unos años murió asesdinada una joven que, vestida de novia, quería dar la vuelta al mundo haciendo autoestop. Y ahora resulta que unas monjas también lo hacen. Van de dos en dos, pero también es posible que les pase cualquier cosa. Hacer esto me parece tentar a la Providencia. Y la manera de vivir que aqui leemos, también.

  • Comentario por Monje 14.10.10 | 20:49

    Buena es la virginidad; bueno el amor a Dios y al prójimo; buena la oración y la entrega al Señor. Pero no puedo entender por qué se han de hacer estas filigranas de vivir a costa del prójimo, del almiento del prójimo, sin siquiera aceptar limosna en metálico; por qué no vivir de un trabajo remunerado.... hoy resulta excétrica esta forma de vida. Y me parece extraño cómo puede ser admitida y gozar del refrendo jerárquico directo o indirecto. Que el Señor nos dé a todos sentido común.

  • Comentario por Antonio Carrillo 14.10.10 | 20:28

    Me llega al alma esto de las Hermanitas del Cordero de las que nada sabía hasta haber leído este artículo. He oído también de otras congregaciones que llevan una vida muy austera; a mi juicio se pasan y también me extraña cómo han obtenido la aprobación eclesiástica.

Miércoles, 1 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Sindicación