Santiablog Delgado

La patria son los míos

10.12.14 | 10:52. Archivado en Partidos

La frase del título es el resumen de todos los males de España. Pero no de ahora, cuando todos los partidos viven bajo ese lema. O casi todos; desde luego los cuatro más grandes así lo hacen. Y no sólo eso. Dentro del partido, se piensa “La Patria es mi facción del partido”: La Patria es Susana, es Cospedal, es Cayo o Tania…
Antes, Franco dijo. “la Patria es el Ejército”. Y Azaña: “La Patria es mi Laicismo (España ha dejado de ser católica)”. Y, desde Isabel y Fernando, “La Patria es el Catolicismo y la Corona”. Y si quieren, bajamos hasta los visigodos: “La Patria es mi Rey, no el que está ahora”, y lo mataban.
Ya lo han entendido. Nunca la patria ha sido todos, con su diversidad completa. Los míos y los otros; todos. Siempre, a los unos les sobraban los otros, y viceversa. Todos excluyentes, todos. Y si la Patria no es de todos, incluidos los que se apropiaron del vocablo y los que fueron oprimidos por los que se apropiaron del vocablo, la Patria muere. O la matan. La Patria o tiene miras de universalidad o es algo nocivo. Pero si muere, morimos todos, diluidos en la Historia. No es reaccionario defender un concepto de Patria solidaria y próspera. Y no es suicida defender un concepto de patria, con minúscula inicial, que integre a todos los que quieran sentirse integrados.
Para eso hay que entender que hay intereses superiores a los de la facción, que son los del Estado. El “no pactaremos” de los falangistas… (¿era el punto 27 de sus principios?)… lo veo y lo oigo ahora, enarbolado por el principal partido de la oposición. Y me parece retrógrado, falangista, inaceptable, digno del hijo de Primo de Rivera. La ideología es un veneno adictivo. Los otros son el infierno. Nosotros, el Cielo. Únicamente la ignorancia o el interés, en todo caso la equivocación, puede llevar a la masa a votarlos: ése el pensamiento que intoxica a España entera.
Aquí, la oposición, como actitud previa desaprueba al gobierno. Luego, busca razones o sentimientos para sustentar su actitud. Colaborar es ayudar a la antiespaña, sea quien sea el gobierno y sea quien sea la oposición. Consensuar es convertirse en colaboracionista del poder ilegítimo, aunque legal, que detenta el poder. Detentar es usar o mantenerse en alguna situación preponderante sin tener derecho a ello. En España, toda oposición piensa que el partido en el poder detenta, no mantiene legítimamente, el poder. Todo lo más tolera, por imperativo democrático, que el otro esté en el poder.
Y eso, que España parece condenada a no ser jamás la casa de todos. Rencores históricos y preponderancias caducas van a seguir compitiendo con los conductores mirando eternamente por el retrovisor. Nunca hacia delante, como es lo propio que pide el progreso.
Ésta es la renovación que pide la sociedad: la superación de la visión supremacista de la propia ideología sobre las demás. Ser demócratas antes que partidarios, españoles antes que ideologizados. Entender de una vez por todas que la Ideología no es vestir con otros ropajes lo que antaño fue la Religión; sino que es otra cosa. Otros parámetros. No hay más dogma que el respeto, no sólo personal, sino también intelectual, a los otros. Convivencia en lugar de mera tolerancia. Quien sólo tolera, en el fondo está despreciando al tolerado: lo cree un menor, al que hay que consentir. Tolerar es consentir. Convivir es respetar y no estar saboteando en la calle o en los despachos financieros la tarea de quien gobierna.
Me temo que, en el fondo, es un problema de inmadurez democrática del colectivo español. Lo inmaduro es creer a la patria subordinada al partido. Creerse la única parte con derecho a hegemonía. Es el residuo del totalitarismo, que no se va de la Historia.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por David 11.02.15 | 13:04

    Great pleased stuff and fantastic blueprint. Your blog deserves each one of the positive criticism it has been getting.

  • Comentario por fernando 20.01.15 | 23:42

    Creo que tenemos en España un problema, y no pequeño de pus, que existe no sólo en España, que es lo que nos crea un futuro incierto debido a su corrupción que también viene de fuera.
    Un buen médico sabe que si no se cura una infeccion con pus saneando y limpiando con claridad y con la verdad un asunto complicado, esta infección se quitará la.máscara cuando crea que está suficientemente extendida.y será mucho más dificil atajar la enfermedad.
    Y como una carreta si los bueyes tiran cada uno hacia donde les conviene y no hacia su verdadero destino ,la carreta o no se mueve del sitio o se descoyunta.La unón hace la fuerza, y la verdad es lo que sanea las sombras y las sospechas.

Miércoles, 26 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930