Editado por

Ruth MartínRuth Martín

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Septiembre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS



Portada

Aprovechando el tiempo

Permalink 07.10.09 @ 00:52:35. Archivado en Algunas cosas de mi vida

Aquí estoy. Son más de las 00.30 horas de este martes-miercóles de octubre. Desde mi último post no he vuelto a escribir nada, y es que pensaba que estando en paro tendría tiempo para muuuuuuchas cosas, pero me doy cuenta cada día, que casi me faltan minutos y horas para poder hacer todo lo que quiero.

Después de mi paso como responsable de prensa en la productora de televisión en la que trabajaba -hasta hace un mes- he retomado mis contactos, mis presentaciones, mi vida anterior, algo que echaba mucho de menos. Era bueno trabajar en la productora, no sólo por la estabilidad y "seguridad" laboral que creía tener, también por la cantidad de cosas que he aprendido y puesto en práctica y la seguridad que he generado sobre mí misma; pero poder tener libertad de movimiento, poder entrar y salir, poder asistir a eventos, a ruedas de prensa, a presentaciones de producto, también me hace sentir que puedo hacer muchas cosas.

He comenzado a escribir en dos webs, me han seleccionado y hay que aprovechar todas las oportunidades que se presenten. Tenéis que echar un vistazo: www.ellasseuidan.com y www.suite101.net.

La semana pasada estuve en una presentación de las novedades de una conocida firma cosmética, el grupo Estee Lauder. Me sentí cómoda, encantada de reecontrarme con compañeras y de conocer a otras. Gracias Victoria por el trato que nos distéis y por las iniciativas online que creas. Durante mi turné cosmética, en un hotel precioso de Madrid, que pudimos ver, oler, probar todas las novedades de colorido y fragancias para los próximos meses.
Coincidí con Cristina, una periodista que también tiene un blog: www.milcaprichos.com. Me encanta, es genial ver cómo cada una expresamos de una manera las cosas de nuestra vida. Me ayudó entrar en él para ver el mundo de posibilidades que nos ofrece Intenet como soporte informativo.

Ahora me paso el día de un lado a otro, comiendo, bebiendo, disfrutando del sol que todavía luce en Madrid, de la compañía de compañeras, de mis clases de pilates y de la "buena vida". Ayer sin ir más lejos estuve con una de las mujeres que mejor cocina en este país, Carme Ruscalleda, pero eso os lo contaré otro día, que ya no son horas para estar despierta....

Buenas noches.

En el paro

Permalink 08.09.09 @ 09:37:21. Archivado en Algunas cosas de mi trabajo

Es martes 8 de septiembre de 2009, tengo 34 años y vuelvo a estar en el paro.
El viernes por la mañana los impresentables que dirigen la empresa en la que trabajaba decidieron, así por sorpresa y alevosía, despedirme a las 12.30 de la mañana. La versión oficial: recorte de personal por problemas económicos. Ja! Y voy yo y me lo creo, porque claro, el departamento en el que estaba ubicada va fatal de los fateles y como soy la que menos cobraba, lo más lógico es eso, despedirme a mí en lugar de a un jefe que cobra 10.000 euros mensuales. Sí, 10.000 euros mensuales, habéis oido bien. Pero lo dicho, lo más lógico en una empresa que se dedica a la comunicación es eso, despedir a la persona que ejercía de responsable de comunicación. ¿Se puede ser más idiota?

Tengo claro el por qué: alguien entrará que ocupará mi lugar. Ya sabemos que el mundo del trifásico, que por supuesto va más allá del enchufe, está a la orden del día en todos los campos. Lo que más rabia me da no es el hecho del despido en sí mismo, sino la formas. La educación brilla por su ausencia en una empresa en la que ciertos jefes pasan por tu lado y debe ser que eres transparente, porque eso de decir buenos día no se estila.

No me han dado la cara, no han sido capaces de salir a despedirme desde sus aposentos, aún cuando yo me he acercado a decir adiós. Debe ser que la vergüenza de su comportamiento no les deja. Y eso que estaban contentos con mi trabajo, "que muy mal lo tenía que hacer para que me despidieran" (palabras textuales)...pero lo debo haber hecho muy mal cuando el viernes, después de 4 horas de trabajo decidieron, así como quien no lo tiene pensado, que me daban los papeles para el paro y el cheque de indemnización. Ya no tenía que volver....

¿Dónde ha quedado la elegancia? ¿Por qué hacer las cosas mal cuándo se tarda lo mismo en hacerlas bien? Cada uno decide lo que hace con su empresa y a quién tiene trabajando en ella o no. Eso ni yo ni nadie somos quienes para cuestionarlo, pero sí las maneras, la elegancia, la profesionalidad. Yo he sido profesional y lo mínimo que esperaba era eso, que lo fueran también conmigo.

¿De qué han servido todos mis esfuerzos y horas extras sin pagar, si luego te echan a la calle como un perro? Lo único que me llevo es lo que he aprendido, lo que me he demostrado a mí misma que soy capaz de hacer y encima hacerlo bien. Me voy con la cabeza bien alta porque sé que lo he hecho bien no sólo profesionalmente, también personalmente porque los compañeros, de todos los departamentos, me lo han demostrado en su despedida.

Dicen que será para bien. Eso espero porque siento de nuevo que la brújula que me guía ha perdido un poco el norte y hay que volver a ajustarla. Otra vez a esforzarte, otra vez a salir a un mercado en el que las cosas no funcionan bien, otra vez a organizar el tiempo, el dinero y las ilusiones, mientras patanes, ineptos y vagos se quedan haciendo que trabajan en una empresa que no tiene ni principios ni dignidad.

Hoy

Permalink 27.08.09 @ 17:10:30. Archivado en Algunas cosas de mi trabajo

Jueves 27 de agosto.
Parece que la semana está llegando a su fin. A estas horas de la tarde ya siento como si casi fuera fin de semana. Mañana será nuestro último viernes con jornada intensiva. Desgraciadamente nuestros jefes no están por la labor de dejarnos "libres" desde las 3 de la tarde, salvo los viernes de julio y agosto, vamos, cuando todo el mundo está de vacaciones.
Lo que iba diciendo, casi es fin de semana y el ambiente de trabajo es bastante relajado. Mi compañero de enfrente practica su curso de 3D, porque no tiene mayor trabajo que hacer. A su lado, una compañera no puede evitar que se note que está hablando con su amorcito por el messenger. Su sonrisa pícara lo delata. A mi lado, mi compañero pasa desde la página del Facebook a la de Youtube, mientras asoma la ventana del messenger.

Todo está tranquilo, los despachos de los jefes, a mi derecha, no echan humo precisamente. Cierran las puertas como si de una reunión seria se tratara, pero lo más probable -y no exagero- es que estén hablando de quién llegó más lejos en la última partida de golf o el último modelo de coche que se quieren comprar. También puede ser que estén jugando un ratito con el iPhone viendo qué programas y aplicaciones se han descargado últimamente. Y eso sólo a mi alrededor, prefiero no mirar más allá.

En fin, esperemos que llegue pronto septiembre y con ello la normalidad, es decir, el trabajo, el jaleo, el ir y venir, el salir y entrar a fumar, las restructuraciones o lo que tenga que venir, mejor eso que estar inventando qué hacer y cómo.

Mientras espero que pasen los días, voy a continuar leyendo la trilogía de Millenium. Sí, lo sé, he sucumbido a la literatura del pueblo, la que todo el mundo lee, pero me podía la curiosidad de saber por qué tanto éxito.

Vuelta al cole

Permalink 26.08.09 @ 11:49:34. Archivado en Algunas cosas de mi vida

Hoy es 26 de agosto. Casi estamos terminando el mes y el lunes me incorporé al trabajo después de 3 semanas de vacaciones...Imagino que los que estéis delante del ordenador leyendo este texto, tendréis la misma sensación que yo con la vuelta al cole....
Llevo sólo dos días trabajando y ya tengo dolor de espalda!!!!!! No puede ser.....

Este verano he desconectado como ninguno: he tenido apagado el teléfono móvil de la empresa, no he revisado el correo a pesar de llevar el módem en la maleta e incluso no he utilizado la palm!!!!Todo un logro viniendo de mi que soy una especie de adicta tecnológica-laboral.

Durante el mes de agosto he cumplido años, 34 para ser más exactos; he descansado con mi familia en Extremadura, mi tierra; he disfrutado de unos maravillosos días en Portugal con un hombre estupendo...¿qué más se puede pedir? Quizá no tener que volver al trabajo, a la ciudad, a la rutina, los atascos, a ver a tus compañeros y los cotilleos de siempre: que si han echado a no se quien, que si va a haber reestructuración, que si este dice, que el otro afirma, que si unos en el messenger, que si los otros viendo películas (productivo, ¿verdad?) ¡Qué pereza!

Me pasé todo el fin de semana pasado mentalizándome de la vuelta, de estar en la oficina delante del ordenador, de compartir espacio y gran parte del día con gente que no te apetece, pero que al final es lo que te permite pagar la casa, el coche, la ropa y los caprichos....
Aunque he de decir que estoy animada, no se muy bien por qué, pero lo estoy, me siento contenta, tranquila, sin miedos como otros, una etapa nueva está llegando. El año pasado, cuando echo la vista atrás veo a otra persona y leo mis textos y lo demuestran.

Al final va a ser bueno esto de escribir porque vas dejando huella de por dónde vas, lo que haces, cómo te sientes y cómo es tu vida.

He vuelto, sigo siendo soltera -aunque no sin amor en mi vida- y de 30y.

El tiempo pasa.....

Permalink 02.06.09 @ 12:55:48. Archivado en Algunas cosas de mi vida

Pues sí, pasa, y aunque a veces pensamos que las agujas del reloj giran y giran muy despacio en el día a día, la realidad nos dice lo contrario. Acabo de darme cuenta que casi ha pasado un mes desde mi último escrito. ¡Un mes!, 31 días y 31 noches sin entrar en este espacio.
Un tiempo en el que ha pasado de todo: la serie Perdidos parece hacerse realidad con el suceso del avión desaparecido, se ha muerto la última superviviente del Titanic, la abuela bloguera, ha llegado el calor, las terrazas, las jornadas intensivas para aquellos "suertudos" que la tengan, parece que las alergías comienzan a pasar y dan paso a los abanicos...Han operado a mi hermana. Sí, parece ayer cuando nos dijeron que tenía que pasar casi un mes para poder ponerle el desfibrilador y ya está en casa...De momento la crisis no ha llegado a mi departamento y seguimos en la lucha...

La inspiración parece haber desaparecido...

La inspiración....parece que las musas han decidido alejarse de mi vida o quizá es que poco a poco la estabilidad está llegando. A veces, no sé si le pasará a más gente, pero en mi caso cuando las cosas andan revueltas tengo muchas cosas que contar. Cada letra es un desahogo, una reivindicación, un poco de aire cuando parece que falta...Y ahora, poco a poco, la presión, los nervios, dan paso a una calma, a una serenidad y a una forma diferente de ver las cosas.

No quiero que esto parezca un texto de autocompasión de lo que hago o dejo de hacer, no pretendo escribir una oda a la falta de inspiración, a la poca constancia o la dejadez, no quiero que se piense que esa es mi intención...NO, cada cosa tiene su momento,y todo tiene que llegar. A veces me digo: "ay, que tengo que escribir", es cierto, pero o no puedo porque tengo mucho trabajo o porque no tengo internet o porque simplemente no tengo ganas.

Una vez me prometí a mi misma que no haría cosas que no quisiera hacer, no haría nada que no me hiciera bien y poco a poco lo estoy cumpliendo. Cuesta, pero si no me apetece algo o alguien decir no es suficiente.

Eso es el tiempo y eso se consigue con tiempo.....

Una vida

Permalink 06.05.09 @ 11:03:11. Archivado en Algunas cosas de mi trabajo

Ayer quise escribir este post pero no tuve un hueco, y no quería que pasara más tiempo sin hacerlo. Quería hacerlo ayer porque fue cuando leía una pequeña columna, semblanza, retrato o como queramos llamarlo, en la contraportada del periódico El País. Se titulaba "Una vida" y lo escribía Rosa Montero.

El texto, de una exquisita armonía, resumen en una líneas una vida y una historia de amor. La vida de un compañero de profesión que destacó en una televisión que ya no se hace, con programas que ya no existen, escrita por la persona que compartía su vida en las últimas décadas. Es la historia del periodista Pablo Lizcano que murió hace pocos días, joven, sólo 58 años y una larga enfermedad. La escribe su amor, la escritora Rosa Montero, que compartía sus vida, sus historias y su final. Lo retrata de una manera tan sútil, diciendo de todo y hablando de nada, que merece la pena hacer mención.

No voy a decir que no me gustaría poder escribir así, bonito, directo, sincero, pero sobre todo me gustaría que, al final de mis días, mi amor también escribiera o me describiera -más bien- con palabras, frases y sentimientos tan profundos.

Transcribo íntegro el texto, aunque este post sea larguísimo, porque creo que es un legado bonito para todo el mundo que pase por aquí y pueda leerlo:

"Un cabrilleo de agua y sol en el mar, o quizá en una piscina. El cuerpo caliente y esponjoso como pan recién hecho. Sombras en la noche, una pesadilla. Las manos de tu madre encendiendo el mundo, disolviendo los monstruos. Ordenando las cosas.
Carreras jadeantes, frenéticas risas, juegos de niñez en patios retumbantes. Melancolía aguda de lo aún no vivido. Intuición adolescente del resto de tu vida. Deliciosa tristeza.
La carne, un tesoro. El vertiginoso misterio de los cuerpos. El amor estallando como una supernova y dejándote ciego.
Y también el desamor: un agujero. Una noche de agosto en pleno campo, un alboroto de cigarras, una luna llena de color naranja que parece el decorado de un teatrillo japonés, el tiempo por una vez piadosamente detenido. La plenitud, que siempre es sencilla.
Mirar a un amigo, mirar a tu amante y ver en sus ojos el pasado común. Contemplarte en los otros como en un espejo.
La serenidad que llega tras las lágrimas. Y también todas las risas compartidas, los momentos de juego, las carcajadas dichosas.
Todos los libros leídos, las músicas gozadas, los besos recibidos. Y una conversación una tarde de invierno comiendo chocolate frente a la chimenea.
La alegría de vivir. Y la fugaz y espléndida belleza.
Una noche de angustia. Intuición de la muerte. Una mano en la tuya. La cama es una balsa en mitad del naufragio. Una novela leída al lado del lecho de un enfermo mientras llueve. Torbellinos de polvo en un rayo de sol, un universo ínfimo.
Un cabrilleo de agua. El último chispazo. Esta poca cosa, o esta enormidad, es una vida". (Rosa Montero, Madrid 5 de mayo de 2009)

Besos terapeúticos

Permalink 30.04.09 @ 09:18:41. Archivado en Algunas cosas de mi vida

Hoy leía en uno de los periódicos gratuitos que sobreviven estoicamente a la crisis: "Besarse mucho, una de las mejores recetas para ser felices".
Eso es lo que se dice en el libro titulado El planeta de los besos, un acto de vital importancia y al que no se ha prestado demasiada atención desde la ciencia, como apunta su autor.

En tiempo de crisis y pandemias como ahora, que parece que todo se vuelve negro y tremendista, algo tan simple como el contacto de unos labios con otros puede provocar felicidad, relajación, tranquilidad...Como dicen los expertos: los besos son antidepresivos, nos hacen más felices, evitan las infecciones bucales y además, con cada beso apasionado el ser humano quema 12 calorías.

Hay besos de amor, de amistad, de deseo, más o menos eróticos, más o menos apasionados, pero besos al fin y al cabo. Aunque el estudio dice que los españoles no somos los más apasionados dando besos, ¿a quién no le amarga un dulce que encima en lugar de engordar adelgaza?

¿Quién no quiere ser besado? Yo no, la verdad...¡aprovechad la primavera -que altera la sangre- y salid a la calle a encontrar el antídoto perfecto a la depresión y la tristeza! Los que no tengáis pareja, no pasa nada: hay amigos, familia, sobrinos, primos, perritos, nuevas conquistas, nuevos amores, nuevas alegrías...

Como el estudio dice: como mínimo un beso erótico al día. Si lo dicen los expertos, sus razones tendrán.

Felices días de fiesta!!

A veces nos preocupamos por lo absurdo

Permalink 23.04.09 @ 17:46:18. Archivado en Algunas cosas de mi vida

Pues sí, a veces o más bien la mayoría de las veces nos preocupamos por las cosas más absurdas del mundo, nos agobiamos, desesperamos, tiramos la toalla, gritamos, y todo un sin fin de sentimientos, pero la vida te enseña a valorar lo que tienes y a mentalizarte (aunque no te dure mucho) de que eres un afortunado.
Reconozco que soy una de esas que se agobia, se queja, se entristece, bla bla bla por cosas que para los demás son insignificantes y que para mí también deberían serlo. Es cierto que los problemas que cada uno tiene le afectan como lo que más, pero a veces un sentido práctico y sencillo de la vida no viene mal.
¿Y por qué esta reflexión a estas horas de la tarde? He estado todo el día pensando en qué escribir, pero no lo he hecho y de pronto, ahora, se me ha pasado esa frase por la cabeza.

Cuando no tenemos trabajo, nos desesperamos por tenerlo; cuando lo tenemos estamos hartos de él; cuando no tenemos pareja nos quejamos de que somos unos desdichados, cuando la tenemos sólo vemos a nuestras amigas que no tienen y pensamos: "¡ay qué bien se vive sólo!"; cuando no tenemos dinero, andamos llorando por las esquinas pero cuando lo tenemos no nos acordamos de las épocas en que escaseaba y lo gastamos libremente hasta volver a no tener; todo es una constante queja pero muchas veces no nos damos cuenta que eso son pequeñas cosas con las que lidiar a lo largo de la vida, y que lo que realmente importa es tener vida.

Ayer estuve en el hospital porque le realizaron una prueba a mi hermana. Tiene un problema congénito, no detectado hasta ahora en el corazón y ha estado expuesta toda su vida a una muerte súbita. Ahora, de pronto, lo descubrimos y lo único que queremos es que pasen pronto los días hasta que le implanten un aparato que le estimule el corazón si se para. Tiene 35 años, es madre, ha cumplido parte de los sueños que tenía y de pronto, un día, tienes miedo de que se paren. Y los demás mientras tanto haciendo un mundo de todo....

Lo dicho, a veces nos preocupamos por lo absurdo.....

Mientras como....

Permalink 21.04.09 @ 15:04:39. Archivado en Algunas cosas de mi vida

Aquí estoy de nuevo.

Tranquilos que no he desaparecido, simplemente estába haciendo un impás en mi laboriosa tarea de escritora. Bueno, tampoco para tanto. Llevo semanas con mucho volumen de trabajo lo que provoca que mis niveles de estrés también se incrementen y ande como pollo sin cabeza por el mundo.
He recibido incluso mails de mis admiradores instándome a que no deje de escribir, recordándome que se echan de menos mis pequeñas aportaciones a la web, que no desfallezca.

Lo sé, pero a pesar de que he visto miles de posibles temas para este blog, parecía que las teclas de mi ordenador estaban a cientos de kilómetros de distancia de mis manos. ¿Paradójico verdad? Pues es así, aunque parezca tan sencillo no siempre teniendo al alcance los medios podemos hacer y desarrollar lo que queremos.

A mí me pasa mucho, tengo que estar bien mentalmente, anímicamente, creativamente para poder sentarme o dedicarle 10 minutos a algo tan sencillo como lo que hago en estos momentos. He parado para comer, y he aprovechado para retomar esta rutina que en ocasiones me cuesta tanto. Y no debería costarte lo que te gusta, pero la vida te sorprende con este tipo de sensaciones.

Una vez me recomendaron que no me fuera de casa sin la cama hecha, que eso era el reflejo de que tu vida estaba ordenada. Parece una tontería, algo tan simple no debe costar -pensé-, pero pasaba por delante de la habitación y me decía a mí mismas: "ahora lo haré", "si yo puedo", "qué tonterías". Y podía pasar el tiempo sin que yo tuviera más fuerza que la cama. Pero poco a poco, cuando el orden se asentaba en mi vida, la cama se iba haciendo. Probadlo y me contáis.

Yo hoy comparo la cama con este blog y con las rutinas que de pronto uno deja de lado porque tiene mucho trabajo, porque está triste, porque está demasiado contento, o porque simplemente su vida tiene nuevos cambios.

Cuesta, pero se consiguen tomar las riendas y volver a empezar.

Gracias por el apoyo.

Nuestra profesión

Permalink 31.03.09 @ 14:10:53. Archivado en Algunas cosas de mi trabajo

Cada día cuando leo la prensa no sé si deprimirme, dejar de leerla, mirar a otro lado y hacer como que no pasa porque soy una de las privilegiadas del sector...Se te cae el alma a los pies, o por lo menos a mí, cuando veo el baile de cifras continuas de los compañeros de profesión que se están quedando sin trabajo. Dice la FAPE, la Federación de Asociaciones de Periodistas, que alrededor de 5.000 periodistas perderán su empleo durante este año 2009. Un empleo que ya de por sí es precario, mal pagado, mal reconocido...
Es horroroso ver cómo la falta de publicidad está afectando a los medios de comunicación, a lo que hay que añadir el aprovechamiento que hacen las empresas de la crisis. Es cierto que la economía mundial no funciona bien, y por lo tanto la nuestra a nivel nacional tampoco lo hace correctamente, pero muchos se aprovechan de esta situación para utilizar la política del miedo, de la presión ante la falta de trabajo o la posibilidad de quedarse sin él, así como generar y generar despidos que no son tan necesarios, porque los medios siguen saliendo mientras la mitad de la plantilla hace lo que hacían anteriormente el doble.
Las empresas tienen mucho morro, y los medios de comunicación son empresas también, y ellos tienen gran parte de la culpa de la psicosis generalizada en la sociedad respecto a la crisis. No quiero tirar piedras sobre mi propio tejado de la profesión, pero creo que a veces los informadores deberíamos darnos cuenta de la magnitud de las cosas que decimos.
Ahora, cada día estamos tomando de nuestra propia medicina: ERE en los grandes grupos mediáticos, en los principales diarios de información, despidos consecutivos en los grandes medios de comunicación y así día tras día...
¿Qué nos espera a los periodistas antes una situación así?¿Seguirán las empresas aprovechándose de la crisis para denigrar más esta profesión llena de no profesionales?
Y mientras los que trabajamos ¿qué hacemos?, ¿callar y asumir la posición que nos toca?; ¿aguantar la presión que ejercen las empresas sobre nosotros por el hecho de "hacernos el favor" de darnos trabajo? Se olvidan que el favor se lo hacemos nosotros por sacar adelante los proyectos que les ayudan a mantenerse donde están.
Yo, desde luego, me gano cada uno de los euros que mi nómica acredita al final de cada mes. ¿A cambio de qué? De no tener vida, de pasarte horas dentro de un habitáculo en el que no entra el sol, de aguantar tonterías de compañeros y jefes, de escuchar de manera sútil que tienes que estar agradecido a la empresa el hecho de que sigas formando parte de la plantilla...Ja!

Yo no sé qué va a ser de esta profesión tan bonita y reconocida en otros tiempos.....

Volviendo

Permalink 30.03.09 @ 15:58:47. Archivado en Algunas cosas de mi trabajo

Hoy por fin tengo un pequeño hueco para retomar esta labor de escribir...Hubo un momento en el que pretendí hacerlo a diario y lo conseguí, pero ahora, y más en las últimas semanas no he tenido tiempo para nada más que no sea el trabajo. Por una parte -y viendo como está el panorama- casí parece un privilegio tener tanto trabajo, pero por otra no tener tiempo para el relax, para desconectar de las tareas diarias, para tener vida personal es más bien una tortura, como la que he sufrido estos últimos días.

Soy una persona excesivamente responsable, excesivamente exigente conmigo misma también en el trabajo y eso lo que conlleva es demasiada responsabilidad que no debería ser así. Primero porque nadie, en una empresa, te agradece nada: ni las horas que te quedas para terminar, ni los días que no has salido a comer, ni los esfuerzos que uno hace para que todo salga correcto. Nada. Segundo porque uno tiene que darse cuenta de que el trabajo es sólo una faceta de la vida, que no es lo único que hace que gire todo, que es sólo trabajo y trabajo para otros.

Estas semanas han sido difíciles con mucho trabajo y muchas decepciones, demasiados momentos de agobios pensando que las cosas no van a salir como deben, que los tiempos no se van a cumplir, que quien debería hacer ciertas cosas no las hace...¿y al final? Las haces tu sin ganas, sin energía, sabiendo que no puedes esperar nada a cambio.
Hay quien dice que la vida es así también. Yo no lo sé, porque trato de no ser como todo el mundo: me implico, me entrego, me preocupo...al final para nada.

Leía en el periódico, en boca de Eva Levy -Responsable de captación de mujeres para Consejos de Administración- que los vientos en la empresa soplan a favor de las mujeres, que las mujeres tienen muchos recursos para salir adelante y que compensa tenerlas en las empresas, no sólo para elevar las estadísticas, sino porque aportan nuevos y complementarios enfoques. Termina diciendo: "ellas ya han cambiado, ahora es a la empresa a la que le toca adaptarse para alcanzar el éxito".
Puede que este pequeño texto aparente ser un "Y que'", pero no, es una sútil forma de decir que, quizá esta premisa, debería aplicársela mi empresa y quienes la dirigen, para que no sólo seamos las ejecutantes de proyecto sino las promotoras...

Una respuesta

Permalink 25.02.09 @ 09:05:31. Archivado en Algunas cosas de mi vida

Emilio:
¿Y qué si escribo los lunes?, ¿y qué si estoy desanimada?, ¿y qué si hay colapso informático?, ¿y qué si mis escritos no encajan en la idea de lo que para ti es la escritura?...

Cada uno escribe lo que quiere, como quiere, cuando quiere o cuando el tiempo y las ganas le dejan. Sí, estoy desanimada, sí, escribo los lunes últimamente, sí, 13 días; sí,
Internet es libre y cada cual puede utilizar sus blogs para escribir lo que quiera, para publicar su vida íntima, sus sentimientos, sus pensamientos, sus reflexiones, como si quiere escribir una historia inventada de quién es. ¿Quieres que te cuente mi vida para que la juzgues como te encanta hacer? Tú no sabes nada de mí, y desde luego no necesito "seguratas" que me guarden las espaldas ni respalden mis blogs. Santiago, la persona que ha escrito su comentario hacía ti, es libre de expresarse como quiera igual que hacemos todos en la vida; igual que Ana lo hace con sus confesiones más íntimas desde Argentina o Rafael expone su vida y sus sentimientos desde Zaragoza... ¿o es que acaso tu no lo haces?

Sinceramente, siento que no te guste lo que escribo y cómo lo escribo, pero ¿sabes? para mí hacerlo es algo bueno, quizá nunca gane el Premio Pulitzer con esto, ¿y qué?, pero me permite aislarme por unos momentos dentro de esta oficina en la que trabajo, que me asfixia, que me deja sin aire, que me agota y me consume, en la que las víboras acechan a cada minuto, donde hay que pensarse hasta cómo sonreír para que no te juzguen a todas horas.
No necesito que me juzguen a mí y a mis ideas también aquí, la vida ya lo hace cada día. Prefiero escribir de mí, como lo hago, porque no tengo nada que ocultar: a veces con desánimo, a veces con entusiasmo, a veces peleona como hoy, a veces feminista como dices, a veces de mis sentimientos y otras de mi trabajo porque todo eso soy yo. Alegría, tristeza, desánimo, entusiasmo, fuerza, lucha, debilidad, amor, pasión, lágrimas y risas...Esa es la Ruth en todos los ámbitos de su vida.

:: siguientes >>

Blogs
El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Dom 21 9 14. El mismo salario, suficiente para todos

Xabier Pikaza Ibarrondo

Corrupción global

Corrupción global

1347 Los principales valores y sistemas que condicionan la existencia de una verdadera Democracia: libertad, igualdad, solidaridad, educación, salud, empleo y competitividad.

Luis Llopis Herbas

Atrévete a orar

Atrévete a orar

Preces de los Fieles (D XXV TO 21.09. 2014)

Rufo González Pérez

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

La valentía de las monjas ...

Doctor Shelanu

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Cacheo de niños, la perversión de la seguridad

Guillermo Gazanini Espinoza

Punto de vista

Punto de vista

La zafiedad del IEC

Vicente Torres

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El príncipe del pueblo.

Vicente A. C. M.

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

No a Escocia en la UE

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

El recientemente abierto Ataclub presenta su menú ejecutivo

Juan Luis Recio

Rumores de Ángeles

Rumores de Ángeles

5 + 2 los cardenales rebeldes

José Manuel Vidal

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Padres Camilos, ¡mil gracias!

Ángel Sáez García

El barón rampante

El barón rampante

Los fantasmas atacan al jefe

Jesús Bastante

Opinión

Opinión

Antonio Casado - Mirando a Escocia.

Opinión

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

Su mundo es un submundo.

Asoc. Humanismo sin Credos

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Carta sangrante de un recién secularizado

Josemari Lorenzo Amelibia

La Iglesia se hace diálogo

La Iglesia se hace diálogo

Hacia una economía solidaria

Jesús Espeja

Religión Digital

Religión Digital

Sangre solidaria

Religión Digital

La Marea de Pérez Henares

La Marea de Pérez Henares

Mirando para Escocia

Antonio Pérez Henares

Bokabulario de Fernández Barbadillo

Bokabulario de Fernández Barbadillo

En Escocia ganará el NO, pero vencerá Salmond

Pedro Fernández Barbadillo

Miradas cristianas

Miradas cristianas

Tras la Diada

José Ignacio González Faus

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital