El blog de Rosa María Rodríguez Magda

Rania, el obstáculo.

02.03.11 | 22:42. Archivado en Autor, Sociedad, mujer

Leo con asombro lo que supongo no deja de ser un rumor infundado. El rey Abdalá II de Jordania estaría estudiando la posibilidad de separarse de su esposa Rania para mejorar la popularidad en su país, pues “la imagen demasiado moderna de Rania no es bien recibida por los jordanos”; a ello se unirían sus raíces palestinas. Me niego a pensar que un hombre enamorado transija en separarse de la madre de sus hijos, y no se le ocurran otras medidas para contentar a su pueblo si es que el rechazo es profundo. Pero bien, rumor o maledicencia, la noticia ha saltado a los tabloides, y lo que resulta interesante es analizar por qué tal circunstancia nos parece plausible.
Una interpretación sería la que responde al estereotipo de un mundo islámico que tolera mal el protagonismo de la mujer y las señas de una modernidad que odia como occidental. No obstante, que este estereotipo nos haga plausible el rumor no es óbice para que el estereotipo en sí sea cierto. Ahora va a resultar que el síndrome de Agripina pervive a ambos lados del Mediterráneo. Según dicho síndrome, que acabo de acuñar, un elemento decisivo en la maldad de los tiranos es la avaricia o liviandad de sus esposas, y si el autarca no es tan malo, acabar con ellas será un correctivo suficiente. Vaya por delante que Leila Trabelsi, esposa del depuesto Ben Alí, no goza de mis simpatías, así como Rania no me parece una adalid feminista. También nos enteramos de pasada que los jordanos odian a los palestinos. ¡Vaya con la umma! Pero a lo que íbamos, mal empezaría una reforma que ve como necesaria neutralizar los parcos avances en la igualdad de los sexos y la visibilidad femenina, pues si la chica gasta mucho, y eso solivianta a los desposeídos, seguro que no es la única que lo hace en la familia real, ¿o exiliada ella con su glamour a cuestas, Abdalá se sumirá en la precariedad de la chilaba única verano-invierno?, ¿de verdad que no hay más agujeros negros en la economía jordana que los modelitos y viajes de su reina? Por lo menos, Rania, mientras se pasea por el papel cuché de la prensa rosa, ha impulsado tímidos aires de apertura. Resumiendo, que, cuando hay tantas cosas que arreglar, a mí personalmente no me preocupan las mujeres de los mandatarios, sino la situación en general de las mujeres del pueblo, y el acceso del mismo a la democracia. No hagamos con nuestros rumores el caldo gordo a quienes siempre andan enredados con las faldas, los velos o las señoritas de compañía. ¡Uf, qué hartazgo!


Sábado, 25 de marzo

BUSCAR

Editado por

  • Rosa María Rodríguez Magda Rosa María Rodríguez Magda

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031