El blog de Rosa María Rodríguez Magda

Regeneración democrática

21.11.11 | 13:58. Archivado en política

Si Winston Churchill consiguió transmitir a los ingleses el mensaje de responsabilidad con su famosa frase “Sangre, sudor y lágrimas”, esperamos que los duros tiempos que se avecinan se salden sin ninguno de esos trágicos fluidos corporales, y que el gesto necesario de apretarse el cinturón se complemente con el refrendo de “ética, esfuerzo y buen gobierno”. Algunos interrogantes son perentorios: ¿cómo remontamos la crisis económica?, ¿qué futuro para Europa?, ¿qué margen de maniobra para los estados nacionales?... Si ya sabíamos que la política no es una ciencia, resulta más duro comprobar que la economía no lo es tampoco. Sustituir a políticos, que no parecen tener ni pajolera idea de economía, por tecnócratas, no solo en Italia, sino en los altos organismos comunitarios, únicamente puede tranquilizar a quienes ignoren que la tecnocracia es también ideológica y que responde a una visión de la realidad influida por posiciones valorativas e intereses determinados. La desregulación del mercado dando cobertura al latrocinio financiero de guante blanco, basado en la malversación y la extenuación de una riqueza especulativa, nos ha llevado a la penosa situación en la que nos encontramos, desde las subprime USA hasta los eufóricos despilfarros nacionales. Independientemente de variadas fórmulas económicas globales y ordenanzas teutonas, frente a las que los gobiernos nacionales tienen escasa autonomía, urge una decidida acción de regeneración democrática, si queremos contar con el apoyo de la ciudadanía, una ciudadanía llamada a realizar grandes sacrificios y que si no vuelve a creer y respetar sus instituciones, puede convertirse en masa antisistema. La clase política ha de escuchar a la calle. Las protestas, jaleadas por quienes no tienen el refrendo de las urnas, van a enrarecer el clima social. Asumir lo que de legítimo tiene ese malestar popular, unido a una exigente regeneración ética, resulta urgente. Es necesario depurar responsabilidades de aquellos gestores que han hecho alarde obscenamente de riqueza e ineficacia. Aplicar la misma penalización del riesgo a quienes concedieron hipotecas y que ahora solo sufren quienes las suscribieron. Abandonar el supuesto de que la única forma de revertir la situación es que los que más ganan ganen más a ver si así el resto puede sobrevivir con las migajas. El peso de la crisis no puede seguir cayendo en los sectores más débiles, mientras una acogotada clase media sigue subvencionando el bolsillo de quienes solo han evidenciado incompetencia.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por gil 12.08.12 | 15:27

    TO BE OR NOT TO BE


    CÓMO REGENERAR LOS QUE ES UTOPIA Y NUNCA HA EXISTIDO NI EXISTIRA.........

Miércoles, 29 de marzo

BUSCAR

Editado por

  • Rosa María Rodríguez Magda Rosa María Rodríguez Magda

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031