Desde México: el blog de Ricardo Próspero

Abren "cápsula del tiempo" en Catedral Metropolitana de la Arquidiócesis de México

16.01.08 | 18:20. Archivado en Sobre el autor

Contenía medallas religiosas, monedas de uso corriente, un relicario, cruces de palma y grabados de distintos santos.

Notimex / La Jornada On Line México.

Una caja del tiempo que resguardó por más de 200 años diversos objetos que dan cuenta del año 1791, cuando concluyó la construcción de la Catedral Metropolitana, fue presentada este martes tras ser rescatada en octubre de 2007 de la torre oriente del referido inmueble ubicado en el centro de la ciudad.
Localizada dentro de la esfera que remata una de las dos cúpulas, el testimonio sobre la construcción de las obras en la Catedral incluye medallas religiosas, monedas de uso corriente de la época, un relicario, cruces de palma y grabados de distintos santos, entre otros objetos perfectamente acomodados en una caja de plomo de 15.5 por 8.2 centímetros.
En conferencia de prensa, Xavier Cortés Rocha, director general de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, señaló que la caja cuenta con la inscripción "mayo 14 de 1791", que corresponde a la fecha de terminación de las obras por parte del arquitecto José Damián Ortiz de Castro.
Este nombre aparece escrito con pigmento rojo en el interior de la parte superior de la esfera de remate, mientras que el nombre del cantero Tiburcio Cano aparece en la parte inferior.
El registro fue localizado como parte de los trabajos de restauración y consolidación que se realizan de manera paulatina desde la década de los 70 en la Catedral Metropolitana y que actualmente se realizan de manera conjunta por la dirección a cargo de Cortes Rocha, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y autoridades religiosas del templo.
En el interior de la caja metálica fueron encontradas 11 medallas de metal de plata, cinco monedas de plata, 23 medallas de metal dorado, un pergamino, una cera de agnus, un relicario, cinco grabados de diferentes santos (a los que se encomendó la estabilidad de las torres), un dibujo y cinco cruces de palma.
Las medallas encontradas, señaló Cortés, son de procedencias distintas, entre ellas, las ciudades de Guadalajara, Guanajuato, Zacatecas, Villahermosa, Campeche, Orizaba y Oaxaca, entre otras, lo que demuestra la relevancia de carácter nacional que tuvo la construcción de la Catedral Metropolitana.
De acuerdo con el especialista, la práctica de colocar "cajas del tiempo" en las construcciones que se concluían era "bastante común", pues en ellas se dejaba constancia de las personas y el momento en el que las obras se terminaban.
Además poseían un carácter simbólico relacionado con la espiritualidad del lugar al que se referían.
En la Catedral Metropolitana, agregó, fue localizado anteriormente otro hallazgo similar en la Capilla de Anima. Se sabe con certeza que la torre poniente del edificio cuenta con otra caja parecida, pues ésta se encuentra referida en el pergamino localizado en la urna del lado oriente.
La localización del arca se realizó cuando se desmontó la cruz y la esfera de remate con la finalidad de realizar la restauración integral del sistema de fijación de estos elementos.
Una vez desmontados evidenciaron la "caja del tiempo", con la que los especialistas procedieron a realizar estudios de FRX y Rayos X, para luego realizar la apertura.
En seguida se realizaron trabajos de consolidación del contenido que corrieron a cargo de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
Liliana Giorguli Chávez, directora de la institución, señaló que entre los grabados encontrados destaca uno dedicado a San Miguel, otro a la Virgen de Guadalupe y otro a Santa Bárbara (protectora contra rayos y centellas).
Lo mismo que un relicario que incluía un pedazo de la vestimenta de San Antonio de Padua y un fragmento de San Juan de Nepomuceno, además de un cuadernillo de oración, todos correspondientes al siglo XVIII.
Respecto a la exploración de la segunda caja, los responsables refirieron que será sacada, "cuando se llegue el momento de restaurar la otra torre, es decir, cuando la lógica de los trabajos lo permita", los cuales podrían iniciar este mismo año.
Hasta el momento no se ha determinado el lugar donde se conservarán los objetos localizados, sin embargo, la intención es que sean exhibidos al público en general, una vez que sean totalmente restaurados y que hayan sido motivo de un análisis interpretativo que será realizado en los próximos meses.
Asimismo se ignora aún si la caja será nuevamente restituida en el lugar con nuevos elementos de esta época y cuya determinación, señalaron los coordinadores de los trabajos, será determinada por las autoridades del Conaculta, el INAH y la Iglesia Católica, con una amplia reflexión que deberá incluir a la sociedad en general.
Hay vestigios arqueológicos tan bien conservados que se pueden considerar cápsulas del tiempo, como las ruinas de la ciudad romana de Pompeya. La expresión cápsula del tiempo se usa desde 1937, aunque la idea es tan antigua como los primeros asentamientos humanos en Mesopotamia (actual Iraq).
En la actualidad hay dos cápsulas temporales "enterradas" en el espacio. En las dos sondas Voyager se han enviado dos discos de oro. Una tercera cápsula del tiempo, el satélite KEO, será lanzada en 2008, llevando consigo mensajes de habitantes de la Tierra dirigidos a los terrícolas del año 52 mil, cuando KEO vuelva a la Tierra.


Comments are closed for this post.

Comments

No Comments for this post yet...

    Miércoles, 14 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930