Ríase, aunque sea de mí

Lunes en el Thyssen (Una gozada free)

En el Thyssen
Pinacoteca No se si conocen el museo de Tita Cervera, mejor, la colección Thyssen en el Palacio de Villahermosa, donde se alojaran los Cien mil hijos de San Luis al completo, con sus respectivos y poco padres de la patria, en aquella década ominosa de tan nefastos recuerdos.

Sin entrar en materia convulsa y batallas históricas, mejor hablemos de pintura. Hoy mismo, siguiendo lo habitual de los lunes free, estuve en sus salas, por enésima vez, admirando las impresionantes pinturas que cuelgan de sus paredes salmón, tan entregado como siempre, haga frío o calor.

Impresionado, afectado y admirando al hombre como género,(raro en mí) asumo lo impresionante entrando en éxtasis con el síndrome de Stendhal, recordando las histerias de la señora de la casa dispuesta a encadenarse en el roble centenario del Paseo del Prado para defender todas aquellas joyas que visita el mundo, como la heroína Manolita Malasaña.

Transcurrido un tiempo, me repongo en cafetería del lugar a despachándome un soberbio bocado lo suficientemente interesante como para proseguir por aquellos pasillos que te llevan a la gloria. ¿Ustedes gustan?


Desde mi cheslong, miro a las palmeras

Estudio ovatiónUno de los lugares mas apreciados de mi casa, donde disfruto a tope como un mercancías, está ubicado en el cuchitril donde radican mis manías. Es un lugar pequeño, con una ventana adecuada a la proporción del pequeño habitáculo; un cajón de percusión para boleros,un piano, una guitarra, un violín, unos cuadros en la pared, y una puerta que me lleva a las palmeras por donde suelo triscar para disfrutar de sus dulces dátiles en racimo. A la guitarra, una preciosa ovation, interpreto lo que puedo, cuando puedo y el vecindario lo permite. No es que sea un artista cotizado pero me da por interpretar coanciones de Sinatra con pizcas de tristeza, para quedar muerto en la cheslong "A Day in The Life of a Fool".

También pinto y hago lo que puedo pegando estocadas como el pintor de batallas sin lienzo, que viene a ser un académico de la lengua que escribe, como novedad, lo que ya hizo don Miguel antes de refugiarse, para siempre, en el mausoleo del Monasterio Trinitario, para no ver mas osadías.


Tic-tac; tic-tac; tic-tac "Reloj, no marques las horas, porque voy a enloquecer".

31.01.15 | 16:29. Archivado en ES ARTE

muñekiko2


La revolución de los pinceles, para "pintar" algo, se impone.

pincelesSi tú no pintas nada, eres un desalentado y sin chimenea, además, no encuentras acomodo en los transportes públicos de la política, ponte a caminar aunque las calles ardan y tus suelas traten de agarrarse al engrudo del asfalto por la acción de la calor. No te pares, friend, aún así.

Todo en este tiempo se diluye y derrite en ofrecimientos; pura gilipollez de los cantos de sirena de golpean en tus oídos. Atate al palo mayor, por mucho que aprieten las sogas, y desconecta los tímpanos de la trola digital si no qieres sucumbir a la destreza de los mendas que manejan el cotarro con la loca y greñuda demagogia: la modernidad y el futuro de la superioridad brillante de esas mentes preocupantes.

No te arredres, no te creas lo que te cuentan; es mentira. Una mentira teñida, cargada de manipulación, sobrasada y pimientos de Padrón. Tomate los lienzos, los pinceles, los colores, las paredes bien compuestas para la arpillera, cuando aquellos frescos que te propones. O ponte a sombrear el cementerio de los hombres ilustres en el jardín de los cipreses y mármoles de carrara, tonos apagados, y un vigilante jurado de cancerbero que se aburre, pétreo, en el dintel.

Lo tuyo es crear, crear ese nuevo cuadro que nadie sabe; esa obra que supura, que murmura, que se viene a despejar en tus ideas imposibles.

"Estoy cansado". "Mejor, el lienzo en blanco". No, friend. ¡Nunca!. No te contradigas; es un absurdo: tu puedes ser tú sin que nadie te oriente por donde se llega al mundo. Tal vez su mundo no contiene continentes y colores de tu paleta: poco elocuentes en la distancia larga que los separa de tí, por mucho que se prolongue el tiempo.


Lotería: que Dios reparta fortuna.

DOS DE LA TARDE Hoy es un día especial para los que vivimos en estos territorios meridionales del mapa de la esperanza. Como todos los años, empieza la tensión: los bombos inician su movida después de que las bolas participantes con dorsal, hayan descargado sus onomatopéyas en los continente enormes de las esferas. En la sala del Teatro Real, comienza el murmullo y las toses nerviosas. Las formalidades de los funcionarios de Hacienda, fedatarios del buen juego, prestos; los niños, con sus nervios, siguiendo las instrucciones.

Comienzan los entrañables cantos y movimientos acompasados de aquellos niños de San Ildefonso, calle topónima de Alfonso VI con vuelta a la onomástica Suerte. Y toda la magia de la ceremonia comienza a irradiarse, filtrarse por los recovecos de la ciudad y su término municipal, hasta dar con la Antártida. O con el Ártico, según se mire, pasando por el Ecuador y otras tierras de labor.

Mientras tanto, el hombre del tierno anuncio de la Lotería en el Bar de Antonio, (el buen samaritano Julián Valcárcel), Manuel, entrevistado por Rafael J. Álvarez, maestro de letras, en El Mundo: "Si le miras, sus ojos te lloran" dice de Alfonso Delgado.

¡N-mil, N-cientos, N...! ¡N millones de euros!


El ser (periodista) y la nada.

El ser

Naturalmente, y con este título, me siento obligado a mencionar a Sartre, tan cerca de la estación Montparnasse-Bienvenüe donde se acaba mi línea, y rendirle homenaje al hombre que creyó en el hombre ético, capaz y responsable, en este instante escaso y falto de esperanza, y agradecer a los escribidores de periódicos, a los periodistas de marchamo que manejan esos principios de honradez, que a tanto obliga, por tocar la fibra presta y en carne viva no mas abrir la herida luminosa que le acucia al ciudadano, ahora que las opiniones danzan en función de la pasta, del interés del dinero, y otras obras alusivas a ese otro excelente pensador, Adam Smith, cuando la cosa se llama trampa y corrupción solapadas, aplicando el engranaje ingeniosos de esos otros intereses de parte, con firmas espurias tan viles como serviles.

No solo basta con una portada en el Time, una palmadita en la espalda, un reconocimiento cash, o, mismamente, estrenar un Pulitzer en Columbia. No. Solo basta con un buen reconocimiento a esos tantos que están al acecho con sus plumas, evitando que se creen mas termiteros que puedan destruir lo poco bueno que tiene esto de vivir a conciencia . Lo bien escrito bien se entiende.


¡Ahí lo tiene, señor Jose María Lassalle ! El artista murió por un golpe de color cuando se encontraba en zona gris.

08.10.14 | 06:36. Archivado en ES ARTE

animated gif maker

El artista quiso dejar constancia y demostrar, ante las autoridades académicas y responsables de Cultura, amén del público sensible y doliente, como quedar frío al comprobar la existencia de ese gris intenso que nos invade, envolvente y opresor, que ni siquiera a Modigliani se le ocurriera, a propósito del Juan español que lo acuñó.( Victoriano González)

Un disparate automático con efecto retardado, a unos centímetros de su obra póstuma en planta, situada sobre el caballete de trabajo donde a diario daba rienda suelta a la inspiración, acabó con el artista, sin olvidar la etiqueta de reconocimiento. Y sí que le vino intensa la emoción y a pie de obra, para desgracia de los que le queríamos.

El éxito que nunca tuvo, le acompañará toda la vida en el paraíso. Sus marchantes se marcharon muy enfrascados y cavilando sobre las cotizaciones de sus obras, con tan original marcha fúnebre. Descanse en paz en Benidorm.


En laa escalera, esperando a Jacob, bajo de "Sodoma y la tita Lola", la mejor banda de rock.

19.09.14 | 11:39. Archivado en ES ARTE

escalinata

Obedeciendo instrucciones del mundo del alucine, ahora que estoy jodio y desamparao, con la guitarra en la mano llena de vatios, la maleta del ampli y la batería del buga conexioná en el carrito de la compra, me piro pa la escalera del colega, Jacobo, el bajo enguitarrao (digo yo que será..), que luce guapo con las manos abiertas esperando que se yo.

Y cuando estoy a mis anchas en to la fila de los escaños, y una birra larga, a pegarle fuerte a la "nena" Lucila,la guitarra, como el moreno BB King el grande. Una sesión de rock del bueno pa los que quieran escuchar la música fuerte de un desesperao que tienen ganas de truenos; ansias de tocar buenos picaos, buenas scalas vibrantes y armónicas de decibelios pringosos, y la puta voz ronca y canalla, aguardentosa y acatarrá de servidor, Mokiki Kay, el mas chusmas de to el contorno de la Chinchibarra, con esas composiciones auténticas que dicen las verdades perras a tos los muñecos del mundo, ahora que el tiempo pasa y los pelos se quedan blanqués pa siempre de tantas calamitosas putadas en esto de las actuaciones sporádicas en la rua que me parió.

Una estética, una ironía, unas cadenas y mucha imaginación filosórdica a mis muchos años de saberes, ¿sabes?. Si me viera por fuera Rosendo, mama, pegando el trino, se iba a cagar. Y mi colega Jacob, pinchao, esperando en la escalera pa que suban y bajen los ángeles del infierno.

Un lujo pa mí y un aliento , una estrella fugaz que pilla ná del árbol de la ná. Unos nenes enmocaos sin nanas pa dormir , unos ninis sin futuro ni pasión, compasión; unos nanos sin papeles y blancanieves en el balcón enseñando los colores de sus bragas colorás aunque no sea caperucita.

Y los enanos cabrones, altos como gigantes, jodiendo vivo al fracasao desesperao : ¡Que hijoputas! Y en este climax , con la canción de sus muertos, me pongo a pegarle al rockabilly, a las cuerdas, a las pastillas, al diapasón empinao hasta la trompa de Eustaquio del respetable que pasa por la avenida.

Y como se pone mi público cuando no hay nadie, mama..? Estrellao de gusto. Se endemonia, se encabrita, se transforma dando saltos y gritando: ¡y una mierda que te comas!

Esto me gusta, esto me priva cantidá, me pone a cien. Es de otro mundo la pasá acompasá, jooooderrr.

No me sueltes de la mano, mama, porfavó, que tengo vértigo de tanto esito tangao en "Sodoma ", la mejor banda de rock que toca de puta madre ahora en el otro mundo. Con el Jaco, con el Talco, con La momia. Sí, mama, yo también quiero subí parriba y podé tocá con ellos lo de "El péndulo que se mueve" del menda Foucault.


Luis Tosar y el niño crecidito.

29.08.14 | 14:00. Archivado en ES ARTE


Aburrido como estaba mirando a las estrellas de la pantalla chica, incluido el privilegiado Jordi González, bondadoso conductor de programas que habla de los buenos sentimientos, de la desesperación de la gente buena, las añoranzas de la gente afable, los padres entrañables, aún lejanos , los espejos venecianos, las grúas del Partenón y él con su magnífico traje de lino egipcio, decido colocar un cedé en el lector obediente de películas encriptadas. Elijo “Mientras duermes”, que visiono atento y sin pasar fotogramas alegremente, para que el tiempo no juegue en mi contra con la versión original subtitulada y su lenguaje de terror que actúa con toda su fuerza, en la cheslón y la luna llena de testigo.

Después de un rato bueno mirando a la pantalla, vengo a conciliarme y comprender el por qué de las cintas de Luis Tosar que me deja ralo, abstraído, acojonado, sin consuelo, sospechando que el desenlace fatal pueda ser causa del insomnio descarado que padezco, inmerso en el habitáculo oscuro del miedo, con solo el resplandor de los fuegos fatuos, por culpa de un malvado, y de lo que acontece en el film, donde la intimidad de las personas confiadas queda al descubierto, dando lugar a que te riles por las pencas como un poseso sin jarrón, envenenado por la neurastenia y obligado a reflexionar y no reír sobre el servicio doméstico que te asiste.
El empleado de la finca en cuestión, el malote Tosar, representado por el magnífico y canalla actor de las pelis de miedo, Luis Tosar, y su cara plástica de foto robot para meter miedo por todas las cañerías del terror, cumple a la perfección con los postulados del valor sicótico nacido para destrozar el componente hormonal de las personas con reparos, que los siquiatras recomiendan no tocar en este mundo idiota y envolvente de los presentimientos, si no quieres padecer un derrame sinovial bajo las tristes encinas del mal.
Mira que me lo dije en idioma comprensible para no columpiarme: ¿por qué no te pillas “El club de los poetas muertos” del querido difunto Robin Williams, más suave y emotiva, mas lírica, mas racional, mas humana, más funcional para tu mente ahora que andas con el bajón y excitado a causa de la duda..?

Pues no; como Luis Tosar está sincopado y un tanto perturbado con esto de promoción de su nueva peli “El niño” y sus niñerías jugando con planeadoras y chupa-chups, me incliné a ver la del puto portero revirado que hace de las suyas mirando de soslayo y convertido en neurótico y sibilino personaje dispuesto a cambiar las normas de la comunidad de propietarios, o estatutos, por una jaula de orates desesperados y sin identidad proletaria, dentro de la preciosa cancela del ascensor vintage.

Y así fue. Tendido sobre un lado de la tumbona, reflexiono en la terraza del ático con un scotch and ice, jurando, por lo más sagrado, que no veré mas una película semejante del buen actor, hasta que no cambien las circunstancias y el caché del propio artista encasillado. Muy bien podría hacer de bandido generoso en Alba de Tormes o de segundo galán en una película musical mirando a Getafe. Mas, como me lo ponen, sí que asistiré al estreno infantil de “El niño”, esperando sea de ver y lucimiento del actor haciendo de infante.
Interpretando su carácter de buenazo, me adelanto, se encontraría en su salsa: Tosar prefiere papeles mas corrientes, mas del Ruiseñor de las cumbres, de canciones de Nacho Cano a los teclados y balalaica, antes que estos otros cargados de violencia que vienen a tildarlo de reaccionario y maniqueo, sin tener en cuenta sus ojos mirones en “Te doy mis ojos” desde la trampilla de la Celda 211.

Mejor, poder abrir la tienda de sus ilusiones allí donde pueda encontrar la verdad de su espíritu de celuloide en este mundo difícil de la ficción, sin que para ello tenga que intervenir Hollywood.

Cada cual es muy libre de bajar las escaleras de Jacob en tramos, o en ascensor . Yo le recomendaría a Luis, actuar “En consecuencia”, uno de los guiones mas prometedores de nuestro cine, en mente de este modesto escribidor acostumbrado a Vollywood.


Sábado, 27 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031