Ríase, aunque sea de mí

Muñeca

muñecaSí, una preciosa muñeca que hace reflexionar a los que nos encantan las muñecas. Y no para jugar con ells, enorme pecado que te puede situar en ese otro lugar de las convenciones donde el hombre había de rehuir si no quería verse envuelto en aprobios, ofensas y el deshonor del blandengue con billete de vuelta para el insulto y la mofa. A mí, nunca me importó la cofradía de los cafres.

Esta muñeca, siempre convivió conmigo, con nosotros en la casa de mis padres. Mi abuelo se la regaló a su niña, mi querida madre, cuando era chica. Y esta, sabedora de mi admiración hacia la muñeca de los rizos, obsequiosa, la puso en manos de mi mujer cuando pedimos su mano en el seriote acto del compromiso. Nunca he perdido de vista a la muñeca de los rizos. Mucho he hablado con ella en su rincón. Tantas cosas me contó la vieja amiga de las musas que, sin ella, imposible la inspiración Siempre estuvo conmigo y con los míos: vivencias inducidas, movimientos ingrávidos y felices, gestos alegres y suficientes ; penas calladas en modo tristeza para no ofender a ese tiempo de la historia que nos mira. Mi hija mayor, ya se hizo con ella.


Amistades imposibles, señores Brey, Turrión, Pérez-Castejón y Díaz de C´s.

amistades imposibles Y no hablemos ya de Brey con Pérez-Castejón, o el entusiasmo entre Turrión y Díaz de C´s: La amistad es lo imposible. Se puede dar la confrontación, el golpe con el ensimismado acero, la adecuada palabra de paladín que le cuesta asimilar, la paja ajena en el tejado del ojo presto. Pero, la amistad, lo que se dice amistad, se aviene impracticable, inviable, irrealizable, inalcanzable, inasequible, una quimera, un absurdo, lo inútil, inverosímil, increíble, y por mas, absolutamente impensable. Es imposible, como imposible la aventura de esos adelantados que valen poco, tan poco que con sus huesos pueden, mas sí domeñar al pueblo con sus fueros, sus imposturas, sus tratos de favor, su incuria para los que no son de su cuerda. Todo, todo, un desastre en corralitos de signos dispares. Disparen!


Un país plurinacional y alucinante de puta pena.

uno Siempre y cuando sea considerado Estado con sus banderas y sus agüitas claras; los hombres libres en sus rincones donde se espera la extrema unción. Se abren los frentes en lo ancho, a lo largo de la SGAE para que el artista viva su sensación cuando le arranca sus ilusiones y la recaudación. La banca, con la bancada, dentro por el calor. Los políticos, deseosos de que amaine el temporal contando los días difíciles, añorando el aire de Meneses. Y la alegría que no llega por mucho que Guindos se esfuerce en fabricar esas flores de papel para hacernos un ramito a k uno para poner en la metopa del herido triunfador. Y los civiles denostados, aguantando las locuras del firmamento titilante cuando los remedios no convencen. Y todos quieren llegar a Moncloa sin tranvía, sin que nadie se lo curre, sin que la fuerza del tendido sea suficiente. Mas solo casual en una noche de suertes y abrazos tarareando la Internacional por los poderosos parias de la Tierra, para que se noten las promesas huecas y el disfraz sin sangre para vivir. Y otros ratitos de cabreo. Y esta coalición que nunca vendió una fe, una verdad, una promesa, quiere llegar a Moncloa por Princesa, decididamente antes de llegar a Quintana, el tutor, donde serpentea el Orinoco y se arrinconan lo cubos en equilibrio. No hay nada que acariciar, amiga Margarita.


"Dos años contigo". Ignacio Aguado.

img_20170607_111942 Poca gente lo conoce, estoy seguro, señor Aguado. Y menos, en el Metro. El afiche sí es grande y la gente despierta. Mas, en el Metro no se espera al político y menos su salmodias sino al cómodo convoy de a diario con destino o sin destino. Pero es gratificante ver a un representante público en el tubo. Jamás coincidí con un diputado en el suburbano, tal vez porque en persona pierden ustedes enteros y se confunden con la gente normal que va a su bola pendiente de la pantalla del chingarrillo . Y sí, me dice el cartel, que lleva con nosotros dos años, y yo sin enterarme. Y es que para darse a la gente, hay que hacer por la gente, atender a la gente, sonreir a la gente y echarle una mano a la gente. Hasta responder a la gente fuera de comicios y porque esta lo vale y se lo merece.


¡Que gozada de frescor cruzando el Puente del Rey-

img_20170619_104025 La fuente no escatima agua fresca sino que la derrama para apaciguar. Las ocho de la mañana no es hora habitual para recorrer la ciudad en busca de sosiego después de la nochecita, a no ser que los surtidores de las fuentes se apiaden de sus acalorados paisanos. Que alivio!. Estamos a punto de un chapuzón , si no fuera por las prohibiciones del consistorio. IMG_20170612_103323 El alcalde de Nueva York prohibe refrescos en las aguas de la laguna de Central Park, si no es en canoa. Carmena, toma decisiones similares con el Lemans de la Casa de Campo de Madrid. Uno se acomoda a la sombra bajo la fronda del vergel, mirando al skyline antes de derretirse, no ya por el excesivo calor sino la belleza que encierra mi pueblo cuando se hace rural y con charca.


Presuntos implicados al pimentón, en la sala de ahumados y arengues en salazón

klño Es triste pero es así; ninguno de ellos se da por aludido. Es mas, el maestro armero es el señálado por estos prendas. El culpable de los males que ahora denuncia en las ondas, es cualquiera que pueda temblar al capricho de su serrucho, porque él es hombre de números (primos) que raramente se expone a la lógica exponencial y al intelecto de las tres en raya. Vive sin miedo por mucha picazón que le provoque el pimentón de la Vera . Eso sí, él sabe, como nadie, utilizar las llaves allen al revés para que, de una mesa hacer un tocador, aún sin solfear nota. Su soberbia, voila!, intacta para poner de chupa de dómine a los mindundis, a galope con un par de cáscaras de nuez y junto a la bullanga que lo anima en la Plaza de la Villa de París, frente al palacio de Justicia. Buena arenga portadora, don Pin.pôn!!!


Ivan Fandiño, torero, criatura querida.

torero muerto de manet Dejaste la vida en una plaza de toros, Iván. Romántico tú, querido Iván a pesar de detractores cuyo piel y corazón practican su desazón con algo subrenatural que no entiendo ni siquiera a ratitos. Mas, hablemos de ti, querido joven Fandiño que no viviste para esperar lo que tiene de bello este mundo, la manera, la existencia, lo brillante de la vida, el amor. No quiero saber de tu muerte porque no la acepto. La muerte de un joven es imperdonable, inentendible, impresentable. Y que se calle el que mienta, el arrastrado incapaz de comprender, alegando otras tormentas.


José Luis Abalos Meco, "Gladiator".

dfr Me suelo confundir con facilidad, como me viene a decir mi santa cuando cambio Primark por el Corte Ingés, a la hora de calzar unos buenos bluejeans slim. Pero me da igual. Me encanta actuar de profeta en esto de la política, uno que no tiene filias y sí simpatías sin necesidad de mirar carnets y la foto de chaval del portador veterano(me encantan las listas abiertas). Y sí me parece que don José Luis Ábalos puede dar chance al hemiciclo, teniendo en cuenta lo que hasta ahora hemos visto en las distintas zonas de moqueta, -sol y sombra Machaquito-, y las notas de sonrisas y lágrimas desde platea (rincón del impertinente). El señor Ábalos, le da un aire a Máximo Décimo, (Russell Crowe), el emperador amigo de los gladiadores de buena factura que intentaron proteger al imperio y sus fronteras, poniendo fin a las grandes guerras, a los sufrimientos, a las traiciones y la demagogia interna. En fin, como doctores tiene Iglesias, que no se fíe mucho de la virgen y que corra enfilando la Constitución: único camino para llegar al mundo conocido. Por la trocha, solo se consigue desorientación, fatiga y quebranto. Ya llegará el momento de conocer mejor la historia real para abrir cauces, sin olvidar, que el Estado somos todos, aún con sus distintos pueblos, territorios, credos, idiosincrasias y nacionalidades. Que no nos confunda Pedro.


Una noche mas sin pegar ojo. Y el calor que no ceja y atropella.

uno Calores y mas calores. Caras sofocadas mostrando el rojo que duele en las entrañas de la gente, en las enredaderas de los parques, en los andamios de los curros; abanicos que tiemblan al viento batiendo calores sin gusto, insoportable temperatura, tormentas que se equivocan, huracanes que no soplan, donde la curva de las isotermas se atreven con mas hasta que se rompa la cámara térmica de la televisión. Y no llueve!. La crueldad del Sol, seguro, se apostó algo para derretirnos con su brasero. No entiendo como el astro rey pretende mortificarnos de este modo ahora que busca uno el sosiego, la brisa de la mar en la terraza del barrio con un refresco con hielo pilé; disfrutar de ese fresquito que te envuelve y acaricia como si fuera verdad que, al despertar, ya estamos fuera de la intensa ola del desquicio en este puto junio sin piel disfrazado de Agosto. ¡Que se vaya!


Cuando se apaga la luz y se llega a la mar..

luz En el silencio de la oscuridad, es cuando mejor se medita, cuando mejor se reflexiona, conjugando los recuerdos del pasado con la actualidad que te mantiene a flote en este cascarón de nuez moscada. Hacer balance de lo vivido después de tanta tarea, es oficio del pensador que compara realidad con el influyente sueño de lo que fuimos y quisimos ser, esforzándonos para conseguir la meta, esa cosa llamada felicidad, que se reparte en dosis por tiempos en ausencia del dolor. Todo son etapas prestas para evaluar y sopesar. El sufrimiento y la felicidad comparten la misma plataforma y en el instante de comparar como nos fue en la vida, puede uno hacer balance y percatarse del resultado final, cuando se llega al final, y cuantificar periodos. Si me preguntaran, diría que, comparando el resultado de estos inventarios, no me fue del todo mal, tampoco excesivamente bien: Lo suficiente para ir tirando y llegar a este punto donde las satisfacciones se cuenta cuando se llega a la mar. ¿Habrá llegado mi hora o es el simple final de una etapa?


Pedro Sánchez, si quieres ganar, por la fuerza de los votos y en Despeñaperros, y no como una Barbi.

http://picasion.com/i/1UXHt/Me dejé la barba a lo "Padre Eterno": salvaje, asilvestrada, hipster sin empleo, desatendida con poca intención y guía, a la buenamiguel . Una forma de protesta como cualquier otra, contra los simulacros y los apaños de los grupos políticos en el congreso, que con cuatro abrazos, y puenteando al ciudadano que tuvo la ocurrencia de votarles, se pueden hacer con todo el poder mundial sin invertir en valores, importándoles un huevo la democracia y sus fórmulas si seguimos la tesis de lo que sea el invento de llevarnos bien sin imposiciones. Ah, amigo, pero en esto, como en muchas otras cosas, está el listo Evaristo, que interpreta el asunto así le venga la lívido, el interés y el dinero, como queda demostrado después de ver el fracaso de la última puesta en escena de los bromistas para desquiciar a san Bruno, aunque sea unas horas de emisión y unos ratos de telediario, por la bullanga incendiaria que, si uno no hubiera estudiado un ratito de la ciencia de la política, diría que esto son los fuegos fatuas donde todos se insultan y todos se rien intentando vendernos el peine de las 77 puas en el calor de la noche.

Los que hemos nacido en dictadura y no hemos corrido delante de los grises porque tu padre corría blandiendo la porra, las dos españas se mostraban tal cual, aun teniendo helado el corazón y los percebes en lugar esquivo. Siempre nos dijeron que había que presentarse como Dios manda, y no me percaté con las trazas. Ahora he visto mi oportunidad. ¡Voy como Dios! Y no es que el Padre Eterno desatienda lo que es de buen padre de familia, recogido en los anales del Derecho, sino que las cosas personales de poca importancia hay que tomarlas en consideración, lo justo; sin temor, sin miedos.

Uno puede ser bueno desde la tierna infancia, aun llamándote gilipollas. Mas tarde, te seguirán llamando otras cosas y apelativos menos fuertes pero tan hirientes como en aquellos tiempos: “Es un hombre gris” “No ha tenido suerte en la vida”. “Solo sirve para ser espectador” “No tiene estudios, aunque los ha pagado” “Podía haber sido Abogado del Estado como Mario Conde y otros tantos en excedencia”.

Confieso, señor Neruda, que he vivido con este sambenito, cargado de vulgaridad al reconocer que los demás me ven como lo que soy, muy poca cosa, a pesar de pagar mis impuestos, el billete del autobús, contribuir para el Domund, dejarme convencer por un vendedor preferentes, creer a pies juntillas en el señor que parecía bueno; en los presentadores de la tele, hasta el punto de mandarles unas rosquillas caseras a la admirada, para darse el piro poco mas tarde a otra cadena con otro formato y otros análisis nada coincidentes.

Por eso me dejé barba. No por cabreo y esas mandangas de argumentos pueriles tendentes a conseguir la presunción de inocencia por no haber hecho nada doloso, sino por parecerme, cuanto mas, a un bohemio, a un indigente sin suerte que recicla cartones en la primera fase del proceso de recogida selectiva.

Luego, todo quedaría en nada, como es habitual, excepto para Pedro Sánchez que si no llega a presidir el país en poco tiempo, una ínsula barataria puede serle concedida por el Toboso, con Pablo Iglesias de copríncipe.


A veces veo tricornios, señor Granados.

Gaspar David. El Hermitage

Es algo que lo tengo asumido. Hasta con las obras de Gaspar David Friedrich traídas al Prado desde el Hermitage, entro en éxtasis como la Santa Teresa de Bernini. Aquí, precisamente, contemplo a "la pareja" cubierta de desvelos viendo cómo sale la luna de su escondite horizontal, contrarrestando a esa otra visión crepuscular, corrupta y desagradable, obscenamente intimidatoria que lleva a cabo el vástago del gran mono del Empire Un amenazador sentido litigante sin cinturón de seguridad.No se preocupen, es una forma de referirme al mal del hombre enconado.
En fin, a un sin sentido. Prefiero seguir contemplando a “La salida de la luna” de Gaspar David Friedrich, y ver a esas firmes figuras sin desmayo que, con ese pequeño retoque de pincel, se transforman en la imagen benemérita que vine a recrear en la Sala de la gran pinacoteca de mi imaginación donde se exhiben los tesoros de la mente.

Mientras tanto, cuando la luna y su influjo llamen a gritos a los lobos de Hobbes, dirigidos por esas mentes diabólicas que propician el escarnio, estos recorrerán raudos las calles oscuras en sus artefactos demoníacos, preparados para infligir y descargar el mayor mal allí donde se topen con un ser humano. Mas, prestos y dispuestos estarán los beneméritos hombres que contemplan el amanecer sin echar mano de Pilar Urbano.


Martes, 25 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31