Ríase, aunque sea de mí

Esto no lo arregla ni Evaristo, el de "La Polla Records"

Tampoco Los Porretas de Hortaleza que por mucho que le peguen al traste y a los riffs tremolados, no dicen ná de ná para que esto adquiera un detalle, unas formas, una llave con que abrir de par en par los caletres ensamblados por la cosa nacional del populismo de puro fuá. Y no puede ser que me digan, en clave de Sol o Fa, que esto no rula ni patrás con la Fender Telecaster y otras tablas de rasgar. No me jodas, Evaristo, que esto es mas duro y extremo que lo que hizo Adolfito, el del bigote severo, por aquellos andurriales de la Europa convencida de que no pasaba ná, pillando a todos los pavos en canaleta, sin news, y la guitarra enfundá en los gayumbos. Un puto riff que no se graba en la memoria interna por falta de corriente, que es alterna, ya verás; pregúntale al Evaristo.


De nuevo, no es la mili: " Status Quo"

. El quinto, desapareció. La mili, no existe. Ahora cunde mas el voluntariado profesional a tanto la guardia. No critico, simplemente aprecio lo que apreciaron los tantos que se libraron por su ascendencia, su estatus, su influencia. Los demás, ni reconocidos ni pagados, los pecheros sin librar obligados por aquella dignidad con banda de música camino de la salvación de la patria. Ahora, no. Ahora es el presupuesto el que nos salva de servir al rey entre decibelios y caras pintadas cuando los misilis y sus cabezas nucleares se encaminan a destruir al enemigo de ida y vuelta. Todo ha cambiado, friend: es la guerra financiada para sacar del stock lo que queda de material bélico. La mili, desapareció.


Sábado, 26 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031